Ficha de partido: 31.10.1954: Valencia CF 2 - 1 Real Valladolid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
Real Valladolid
Real Valladolid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Carlos
46'
Loscos
59'
Daniel Mañó
75'
Bernardo Pasieguito
78'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Valladolid

Records vs Real Valladolid

Máximo goleador: Fernando Gómez (9 goles)
Goleador rival: Benjamín (4 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (22.03.1964)
Mayor derrota: 0 - 4 (30.09.1956)
Más repetido: 1-1 (12 veces)

Crónica

El Valencia ha estado muy cerca de sufrir, ante sus simpatizantes, el primer tropiezo de la temporada. El Valladolid, que en el año anterior supo arrancarle un punto, ha estado hoy al borde de llevarse los dos y no lo ha hecho porque en los minutos finales el Valencia tuvo una reacción muy estimable y jugando con un hombre de ventaja supo igualar, primero el partido, por obra de su mejor delantero, Mañó, para después obtener la victoria en otra jugada producto más bien de la codicia que de la técnica.

Pero fue un mérito extraordinario el que tuvo el Valladolid, y particularmente su entrenador, Luis Miró, al saber imponer su juego a todo un campeón de España. Porque la fama como se desenvolvieron los vallisoletanos a base de movilidad y codicia llevó de cabeza a los componentes valencianos, ejerciendo una gran presión sobre sus famosos volantes y por Buqué, los que siempre fueron clave de sus éxitos y sobre el punto de apoyo indispensable para que el Valencia practicara un buen fútbol, acertando a mandar sobre el terreno, cosa que esta tarde no ha ocurrido.

Y tiene mucho más mérito por el hecho de que Miró no adoptara ninguna táctica defensiva, con el fin de neutralizar a Wilkes ni a otros destacados jugadores del Valencia. Sus armas fueron la velocidad y la inteligencia en multiplicar el esfuerzo de sus hombres, que hicieron un alarde de voluntad y buena preparación física defendiendo constantemente su meta no menos de ocho jugadores, mientras que con igual facilidad y casi sin tiempo para avanzar posiciones eran cinco los que caían sobre la puerta de Quique, el cual pasó por grandes apuros, al igual que su defensa, en la que tan sólo Sócrates estuvo a la altura de las circunstancias.

Así transcurrió todo el primer tiempo, durante el cual, la ventaja del Valencia no fue muy acusada, llegando al gol de la sorpresa a los pocos segundos de iniciarse la segunda parte. Gol que tuvo la virtud de espolear el ánimo de los campeones de España, tan fríos hasta entonces, volcándose materialmente sobre la puerta de Saso, quien, con Lesmes, tuvo una actuación destacadísima.

Pero he aquí que a los catorce minutos, se produjo una jugada que en realidad pudo torcer el rumbo del partido, fue la expulsión de Loscos por haber alejado el balón del punto donde acababa de cometer unas manos señaladas entonces por el juez de línea. Una expulsión absurda, que fue muy protestada por los del Valladolid, que luego había de serlo en mayor grado al ver cómo faltas mucho mayores no merecían la sanción de Díaz Argote.

El Valencia intensificó a partir de aquí su esfuerzo, pero hasta pasada la media hora no pudo conseguir el gol del empate, al que dos minutos después siguió el de la victoria, que ya el Valladolid no pudo neutralizar.

Digamos que el Valencia ha tenido un mal día, y que tan sólo se salvaron Mañó y Sócrates, formidables los dos, y un poco Mónzó y Seguí. El Valladolid hizo un partido vistoSo si se quiere, pero capaz por su juego de conseguir la victoria y más que por sus propias bondades, por haber sabido anular a sus destacados adversarios. Y que conste hay elementos en su excelente conjunto que realizaron un juego de alta calidad, cual fueron Saso, Lesmes y Matito, con mención también destacada para Loscos, Lolo, Carlos y los interiores.