Ficha de partido: 28.11.1954: Valencia CF 6 - 1 Deportivo Alavés

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
6 - 1
Dep. Alavés
Dep. Alavés

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Manuel Badenes
26'
Antonio Fuertes
36'
Descanso
45'
Manuel Badenes
50'
Enrique Buqué
57'
Manuel Badenes
77'
Wilson
82'
Enrique Buqué
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Dep. Alavés

Records vs Dep. Alavés

Máximo goleador: Juan Costa (6 goles)
Goleador rival: Olivares (7 goles)
Mayor victoria: 6 - 1 (28.11.1954)
Mayor derrota: 0 - 7 (20.03.1955)
Más repetido: 3-0 (4 veces)

Crónica

De nuevo el Valencia ha ganado, y por goleada, sin que su juego llegara a convencer a los seguidores, y de nuevo ha sido Badenes el artífica de esta victoria marcando la mitad de los seis goles conseguidos, que le sitúan con un promedio de 2,33 por partido, a la cabeza de que que podíamos llamar clasificación real de los goleadores. Faltando Wilkes en la delantera del Valencia, puede decirse que ésta se movió descohesionada, hasta el punto de escucharse algunas protestas cuando, en los primeros minutos de juego, el Alavés se daba el lujo de batir de igual a igual con los campeones de España, protestas dirigidas especialmente a los interiores, que no daban una en el clavo y permitían que el Alavés lograse algunos avances vistosos raseando la pelota como mejor medio de superar el ventarrón que tanto perturbó el desarrollo del juego.

Pero menos mal que Badenes hizo pronto acto de presencia y tras unos ensayos fallidos, inició la cuenta a los veinticinco minutos, pudiéndose llegar al descanso con ventaja de dos goles que ya habían quebrado la moral del Alavés, al cual se le esfumaron muy pronto las ilusiones de repetir aquí su hazaña de Sevilla. Así entramos en la segunda parte, durante la cual el Valencia fue a más, creciéndose con la goleada y en la misma proporción que el Alavés cedía en su resistencia, que puede decirse fue poco menos que nula en los dos últimos tantos.

Y menos mal que su mejor elemento, el extremo Wilson, pudo salvar el honor de su equipo borrando el cero de su casilla en el marcador, porque de no haber sido la pligrosidad del ataque alavesista, hubiera quedado mucho peor parado aún de lo que en realidad fue. Digamos que el Alavés ha sido, sin duda, el equipo más flojo de cuantos han visitado Mestalla esta temporada. Su delantera se mostró completamente nula. Su extremo derecho, Wilson, fue su mejor delantero y posiblemente el hombre más destacado del equipo. Remacha intentó algunas incursiones, pero no pudo completar ninguna, sobresalió la buena voluntad del resto del equipo, pudiéndose sañalar el tesón de medios y zagueros, entre los cuales tal vez pueda distinguirse al batallador Kaiku y al central Erezuma. Berasaluce detuvo balones difíciles, pero pasándole dos que podía haber detenido de haber estado mejor colocado.

Por el Valencia, la línea más floja fue el ataque, como ya dijimos, descohesionado y sin dirección. Mañó fue la gran figura del mismo en la actuación mejor que se le recuerda en mucho tiempo. Burló con gran facilidad a sus adversarios y entró muy hábil y con temple, provocando cuatro de los seis goles que se marcaron. Bien Badenes, el cual pudo conseguir algunos tantos más de haberle acompañado la suerte. Completamente oscurecido Seguí, desiguales los interiores con mejor enmienda por parte de Buqué. Muy buenos los volantes, sobre todo Pasieguito, que se muestra ahora pletórico de facultades, además de muy inteligente y preciso en las entregas. Puchades, batallador como siempre y hay que hacer mención destacadísima de Sócrates, que fue el mejor hombre de la zaga. El debut de Timor no fue malo, pero se le dio muy poco trabajo para que se le pueda juzgar adecuadamente. Nos gustó el arbitraje de Azón, en un partido que no pudo ser más fácil. Pasó por alto dos penaltys clarísimos, uno en cada banco y abusó de su suficiencia marchando siempre de las orientaciones de sus jueces de línea.

A los veinticinco, Badenes marca el primer gol al aprovechar un centro de Mañó. A los treinta y cinco, Buqué remata desde lejos y Fuertes, que estaba junto a la línea de gol, asegura el tanto. A los cuatro minutos de la segunda mitad, Fuentes entrega a Badenes, que a la media vuelta consgue el tercero. A los trece, en un córner sacado por Mañó, Buqué, consigue el cuarto de cabeza. A los veintiuno, Badenes, desde fuera del área, empalma un pase de Puchades y consigue el quinto. A los veintiséis minutos, el Alavés obtiene su gol en una buena internada de Wilson y faltando dos minutos para terminar centra Manó, y Buqué, con gran facilidad, logra el sexto y último tanto.