Ficha de partido: 28.03.1954: Sporting de Gijón 5 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Sporting Gijón
Sporting Gijón
5 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Ortiz
17'
Bernardo Pasieguito
31'
Descanso
45'
Ortiz
56'
Medina
59'
Ortiz
77'
Medina II
85'
Vicente Seguí
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: El Molinón
Aforo: 30.000 espectadores
Ubicación: Gijón (Asturias) / España 
Inauguración: 1908

Rival: Sporting Gijón

Records vs Sporting Gijón

Máximo goleador: Vicente Seguí (7 goles)
Goleador rival: Quini (13 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (29.11.1953)
Mayor derrota: 1 - 6 (08.04.1923)
Más repetido: 1-1 (15 veces)

Crónica

Con la clasificación decidida para los dos equipos, este encuentro entre valencianos y gijoneses de esta tarde en el Molinón, sólo encerraba interés por conocer el momento en que se encontraban los hombres del equipo blanco como también para ir conociendo las posibilidades de los jóvenes valores que se alinearon en las filas locales, y este interés hizo posible que, al comenzar el encuentro, hubiera muchos aficionados en las gradas y registrándose una buena entrada.

Con la suerte decidida ya y con un pie en la Segunda División, los hombres del Gijón nos sorprendieron con una actuación que nos dejó plenamente satisfechos. Es cierto que se acusaron algunos baches, pero no lo es menos que los rojiblancos superaron netamente al Valencia, y se anotaron esta victoria de 5 a 2, que es el justo premio a su entusiasmo y a su tesón, y a su fútbol profundo. Y es que el Sporting, practicando quizás un juego menos afiligranado, jugó siempre en vertical, con la que poco podían hacer los defensas forasteros, que fueron desbordados repetidas veces. Con este juego más práctico, el marcador se inclinó a favor de los hombres que van camino de la Segunda División, y cuya acertadísima actuación, de haberla ofrecido unas jornadas antes, no hay duda de que hubiera sido posible evitar este descenso automático.

Pero ciñéndonos al partido, habremos de decir que el Valencia, uno de los grandes del fútbol español, no tiene suerte en el feudo gijonés, recordamos que ya el Valencia de temporadas pasadas, cuando alcanzó los mayores triunfos, no fue capaz de ganar en el Molinón, hoy tampoco, pero en aquellas ocasiones nos dieron mayor impresión de equipo. Hoy, por el contrario, fue un flojo conjunto, con una delantera ineficaz, que se pasa bien la pelota, pero con una gran falta de decisión en los momentos de tirar a puerta. A poco de empezar, Quincoces hizo pasar a Pasieguito al ataque, retrasando a Buqué. Este cambio no dio resultado práctico. Los de Mestalla se perdían en mil regates y entregas cuando la situación aconsejaba el avance profundo, con jugadas individuales con disparo a puerta. No lo hizo así y su equivocación la pagó clara.

El Sporting, con menos filigranas, jugó más de verdad, su delantera chutó a gol con decisión y el premio de esta labor eficaz está en esos cinco goles, que aun pudieron ser más, pero bien está el resultado. Además, el Gijón jugó con una moral distinta. Jugó poniendo en la lucha codicia y sus jugadores no rehusaron el choque al contrario de los valencianos, que quisieron imponerse con su mayor técnica, pero mejor técnica no es pasarse mejor la pelota, sino llevarla con sentido a la zona de peligro. Y eso lo hizo con más claridad y poniendo más calor en el juego del once local.

Durante la primera tanda se marcaron dos goles, uno por equipo. El primero para el Gijón, a los trece minutos, al rematar de cabeza Ortí un centro de Méndez. Empató el Valencia a los veintiocho al ejecutar un penalty Pasieguito. Máximo castigo sancionado severamente por el señor Blanco Pérez, que a lo largo del partido no siguió el mismo criterio cuando faltas similares se produjeron en el área defensiva valencianista.

Después del descasnso se impuso claramente el equipo local, y a los once minutos, y desde fuera del área, Ortiz lanzó un disparo durísimo que se coló a las mallas. Dos minutos más tarde, un barullo ante la meta valenciana, lo resolvió Medina, logrando el tercer gol del Gijón. A la media hora, un pase profundo de Prendes, situó a Ortiz ante el portero valenciano, que salió a la desesperada, pero el interior rojiblanco, con gran habilidad, le batió por cuarta vez. A los cuarenta y dos minutos, un centro de Vázquez, es rematado por Medina II, situado de extremo derecha por lesión, y es el quinto gol. En el postrer minuto, Seguí, muy oportuno, batió a Sion, estableciendo el resultado definitivo de 5 a 2.

El partido fue de dominio local, especialmente durante la segunda parte, en la que se impuso claramente el Gijón. Ortiz, Medina, Prendes, Sánchez, Altisench y Sion, fueron los mejores del bando local, cumpliendo bien Medina II y Antonín. Como conjunto, el Gijón realizó el mejor encuentro de esta temporada. Del Valencia, nadie, ésta es la realidad, por dura que parezca. Apáticos, desganados e indiferentes, actuaron los jugadores blancos, especialmente por lo que a su delantera se refiere, aunque tampoco las demás líneas se distinguieron, si bien jugaron con un poco más de entusiasmo. El árbitro, señor Blanco Pérez, mal. Pitó un penalty con demasiada rigurosidad, escamoteando muchas faltas claras que se cometieron en la defensa valenciana.