Ficha de partido: 04.06.1953: Stade Reims 2 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Stade Reims
Stade Reims
2 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Quiliano GagoAsist: Vicente Seguí
27'
Descanso
45'
Meano
46'
Kopa
61'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Das Antas
Aforo: 50.000 espectadores
Ubicación: Lisboa (Lisboa) 
Inauguración: 28/05/1952

Rival: Stade Reims

Records vs Stade Reims

Máximo goleador: Quiliano Gago (1 goles)
Goleador rival: Kopa (3 goles)
Mayor victoria: 2 - 1 (17.03.1959)
Mayor derrota: 0 - 3 (10.08.1960)
Más repetido: 0-3 (1 veces)

Crónica

El Reims, campen de la Liga francesa, ha vencido al Valencia, subcampeópn del torneo liguero español, por dos a uno, en partido correspondiente a la Copa Latina. Arbitró el italiano Bernardi, ayudado por jueces de línea portugueses. A la hora de comenzar el partido había en el campo alrededor de unos 10.000 espectadores. Su capacidad es para 40.000.

Los jugadores del Valencia se mostraban, antes del encuentro, muy animados. Fueron visitados en la cabina media hora antes de comenzar el encuentro por el presidente de la Federación Española de Fútbol, don Sancho Dávila, y por el secretario general de la misma, don Ricardo Cabot, quienes les dirigieron palabras de ánimo. También entró en la cabina española el entrenador del Reims, quien tras saludar a todos los jugadores, solicitó una insignia del Valencia que le fue facilitada por un periodista valenciano, el cual obtuvo a cambio una muy curiosa del Reims, consistente en una botella de champán enquistada en un balón de fútbol.

El encuentro se desarrolló con sol magnífico y viento fuerte y frío. Los jugadores del Valencia se quejaban del durísimo viaje desde la capital levantina. Efectuado en autocar con etapas superiores a doscientos kilómetros y tres días en total de recorrido hasta Povos de Varzim. El Reims, en cambio, hiszo el recorrido París-Lisboa-Oporto en avión, y mañana temprano saldrán también para Lisboa, mientras que el Valencia proseguirá su ruta a la capital portuguesa en autobús.

Las banderas de España y Francia ondeaban en los mástiles del estadio, ladeando esta formación las banderas nacional portuguesa y la del Oporto FC, propietario del campo. Los directivos portugueses dieron grandes facilidades a la prensa española, que fue colocada en sitios de preferencia en el estadio y provista de pase de libre tránsito. A las cinco y cinco minutos de la tarde se inició el partido, eligiendo el Valencia a favor del viento.

A los veinte minutos se produce el primer saque de esquina de la tarde contra el Reims, dalta que Seguí lanza sin consecuencias. Pocos momentos después, el guardameta español López tiene que arrojarse a los pies de Kopa, salvando así un gol seguro. El segundo saque de esquina contra el campeón francés se produce a los veinticuatro minutos, y es también lanzado por Seguí sin resultado práctico. Siete minutos más tarde el Valencia realiza un gran avance por el centro.

Pasieguito entrega a Fuertes, éste a Seguí sin parar y el magnífico centro del extremo izquierda levantino encuentra después de un fallo de Sócrates, muy marcado, el rapidísimo remate de Gago, que iba lanzado y que, de botepronto, coloca el balón en la parte superior del marco francés, obteniendo así el tanto valenciano.

A los treinta y cinco minutos, un tiro rapidísimo de Buqué iba camino de la red, ya batido el guardameta francés, pero el defensa Marche saca la pelota en la misma línea de gol, cuando todos los espectadores cantaban el tanto. A los cuarenta y tres minutos, en una entrada violenta de Appela a Díaz, resulta éste lesionado y se retira del terreno de juego, cubriendo su puesto Seguí. Sin otros pormenores dignos de mención termina la primera parte, con el resultado de uno a cero a favor del Valencia.

En la segunda mitad, Díaz reaparece con el muslo izquierdo vendado y pasa a ocupar el puesto de Seguí, que le sustituye en la defensa. Al medio minuto de juego, una mano de Puchades determina un golpe franco, ante cuya falta el Valencia forma la consiguiente barrera. Sin emabrgo, el tiro directo y raso de Meano bate a López, quien, no obstante, llegó a tocar la pelota con la punta de los dedos, penetrando en la portería por su ángulo derecho. El público tributa una gran ovación al jugador francés, en tanto que sus compañeros le abrazon entusiasmados.

A los tres minutos se registra el tercer saque de esquina contra el Reims, tirado también sin consecuencias, y un minuto después se señala el primer corner contra el Valencia. El Reims, en actuación más rápido, apoyado por el público, avanza con frecuencia y a los doce minutos, Seguí salva un gol cuando el balón había rebasado al guardameta español en su salida, e iba lentamente haca el marco del Valencia. El conjunto español parece ahora no existir, denotando un desconcierto visible. Los jugadores franceses, mal marcados, gozan de absoluta libertad. Por otra parte, se registra mayor codicia en los jugadores franceses, que desaprovechan varias ocasiones por fallos en el capítulo de los remates.

Díaz, que apenas sí podía moverse ya, recibe un golpe en la cabeza al disputar por alto una pelota a Appel y abandona de nuevo el campo, volviendo a quedar el Valencia con diez jugadores. Esto se registra a los quince minutos. El segundo gol del Reims, que habría de ser el de la victoria, es marcado a los dieciséis minutos, al aprovechar Kopa una indecisión de la defensa valenciana y ganar la acción al guardameta español en su salida.

Los últimos minutos del encuentro son de dominio total del equipo francés, cuya delantera trazó infinidad de jugadas. A los cuarenta y cuatro minutos, sendos contraataques valencianos provocan corners contra el Reims, que se tiran sin consecuencia. El partido termina poco después con la victoria del grupo francés por dos goles a uno.