Ficha de partido: 26.10.1941: FC Barcelona 2 - 4 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
2 - 4
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Vicente Asensi
7'
Guillermo Gorostiza
15'
Raich
28'
Guillermo Gorostiza
42'
Descanso
45'
Amadeo Ibáñez
58'
Gracia
75'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Les Corts
Aforo: 60.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 20/05/1922 (Demolido en 1966)

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

Hay muchas juaneras de perder: con honor, por desgracia, «bien» y «mal». Ya, se ve cual es la peor. Pues esta es la que le correspondió al Barcelona el domingo. Salvo imponderables y milagros deportivos de la moral, el modesto equipo azulgrana había de sucumbir ante el aplomado Valencia. Pero podía haber perdido «bien». Perdió «mal» porque como muy bien se ha dicho y escrito, el Club se ha quedado, de jugadores, en cuadro. No creemos, sin embargo. que, aun contando con todos ellos, hubiera, realizado una gran temporada, porque para un equipo bastan doce o quince jugadores y entre los veinticinco o treinta que figuraban en la plantilla azul-grana (algunos eran un lastre de otras temporadas) sólo seis o siete nos parecían aptos para un conjunto digno de Les Corts.

No ha habido suerte en la elección de esos jugadores (suerte u «ojo técnico») como la han tenido otros clubs, y el Barcelona se ve ahora obligado a pechar con lo hecho, soportando el duro oleaje de la Liga sin más esperanzas que las de que amaine un poco e1 temporal, aprovechando los momentos oportunos para salvarse de la segunda división. Mientras tanto, no hay más remedio que aguantar con resignada deportividad estes derrotas en el mismo campo propio en las que, sin que el adversario hubiera llegado al máximo de su rendimiento, el Barcelona jugara, no solo sin conjunto, que esto ya se sabía, sino mí siquiera con alardes individuales que corrieran con espirito batallador lunares de técnica. De los once no encontramos ninguno (ni Raich) que sobresaliera realizando un partido completo. La actividad de Gracia durante la segunda parte (creadora del gol) y nada más.

El Valencai es un gran equipo. Lo es hasta cuando juega poco y hasta cuando juega mal. Es un conjunto tan acorde y equilibrado en las características de sus jugadores, que siempre hay un tercero que enmienda o contiene el error o fallo que hayan cometido un primero y un segundo jugador. En otros equipos el fallo se corre fatalmente hasta su desenlace, fallando aquel ataque, yendo a «out» aquella combinación o terminando en tanto aquel ataque torpemente defendido. Además, en el Valencia cualquiera de sus elementos resulta decisivo en la acción en un momento determinado, cuando la jugada no se trenza bien o se complica. Así vimos cómo ganaba la primera parte «de calle» jugando tan poco, tan poco que parecía que jugaba, mal.

Mientras el Barcelona era un verdadero ovillo enredado de jugadas nerviosas e imprecisas, el Valencia, con una actuación rígida y agarrotada en las combinaciones, pero suelta y ágil en los desplazamientos individuales, «goleaba» fácil y suavemente en listas intervenciones (tan bien comprendido como aprovechado el momento oportuno), de Asensi, que marcó el primer tanto, y de Gorostiza, que consiguió el segundo y el tercero. Después del segundo tanto, un «foul» sin gravedad de Sierra a Sospedra en el área, de defensas fue fallado «penalty», y Raich logró el primer tanto azul-grana.

Siempre estuvo bien el Valencia de medios para atrás, con una actuación soberbia de la pareja de defensas, no desentonando el excelente portero. Pero en donde llegó a la altura de equipo campeón fue en la exhibición realizada por la línea media (sobresaliendo Sierra) hasta los treinta minutos de la segunda parte, en una labor notable de defensiva y ataque, creando con Epi (entonces interior) y con Asensi, un juego central perfecto, que nos resultó lo más técnico y espectacular del partido y que no tuvo eficacia atacante por la pesadez y tardía concepción de juego de Mundo en la tarde más torpona que le hemos visto en Barcelona.

En estos momentos jugó el once blanco por los tres tantos que consiguió en la primera parte. Pero ante los fracasos constantes de Mundo, tuvo que ser por un centro de Gorostiza (maestro de futbol durante todo el encuentro), rematado por Amadeo en el extremo, como consiguiera el Valencia el cuarto gol. Después los campeones ya no quisieron hacer más que conservar el resultado, y siendo el equipo del Barcelona más joven y trotón, más rápido y menos pesado, pudo llegar a conseguir el segundo gol, tras una actuación general que mejoró algo la del primer tiempo. Una salida de Pío obstaculizada por Martín dio lugar a que Gracia, oportuno, marcara el tanto, terminando sin más variaciones el partido. El arbitraje nos paracáó perfecto, salvo en el penalty, en jugada no decisiva, y en «foul» leve, por trompicación más que por intención. Arbitró el señor Iturralde con sus compañeros del Colegio Vizcaíno, señores Mazagatos y Lecue.