Ficha de partido: 22.03.1942: Valencia CF 2 - 1 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Lelé Santiago
16'
Guillermo Gorostiza
43'
Descanso
45'
Chas
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Martínez (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

Rotundamente, la jornada de ayer nos eliminó la incógnita del futuro campeón. ¡Campeón habemus! Nuevo, flamante, con méritos indiscutibles para ostentar legítima y orgullosamente el codiciado título, porque supo colocarse en el momento oportuno y mantener a raya gallardamente a los que intentaron darle alcance, primero, y apearle después de la cima de la clasificación. Ya podrán suponer nuestros lectores que nos estamos refiriendo al Valencia, el actual Campeón de Copa, que ratifica su primer título grande con este otro de idéntica gloria.

Hemos visto al Valencia jugar un partido más. Desde luego, no un partido grande, pero sí uno de esos encuentros que dejan un buen sabor de boca acerca de la clase de un once. No hemos hablado de la forma del equipo, sino de la clase. Puede un "team" de fútbol ser bueno y no estar bien. Esta tarde, el Valencia nos ha probado hasta la saciedad que es un buen equipo. Es posible que otros onces en España estén más en juego que el Valencia; de lo que estamos seguros, es que ninguno de ellos tiene su clase.

En el Valencia hay verdadero espítiru de fútbol. En el Valencia, hay un portero magnífico, aunque algunas veces comete equivocaciones; dos defensa francamente buenos que le dan al balón cuando las cosas se presentan de cara y que lo fallan cuando pintan bastos; en el Valencia hay un centro medio incapaz de crear el dominio, pero ampliamente capacitado para aprovecharse de él; en el Valencia hay dos medios alas, que es muy posible que no lleguen nunca al internacionalismo (uno de ellos fue internacional, no obstante), pero que saben su obligación como jugadores de club.

Además, en el Valencia hay tres internacionales en la delantera: uno de ellos, internacional por derecho propio, porque está en el ánimo de todos que en su puesto no tiene rival; otro que sin ser precisamente un gran "as" ha probado su eficacia, y un tercero que desplazado momentáneamente del puesto, a nadie podría sorprender que lo recuperara, por cuanto no en vano sigue en primera posición entre los más destacados goleadores y nadie puede dudar del oportunismo de su juego ni de su temple de jugador formidable. Además, en la delantera del Valencia, se encuentra un hombre que, en estos momentos, no es internacional (el seleccionador lo ha dicho) porque las circunstancias lo impidieron. Y un quinto jugador (vamos a nombrarlo) Amadeo, que es uno de los hombres que tiene el concepto más claro de cuantos practican el balompié en España. Esto es el Valencia. El once que en los momentos que escribimos estas líneas, ha logrado virtualmente el título de campeón de Liga, faltando todavía dos fechas por jugar.

Desde el comienzo se advierte que el Español viene a Valencia dispuesto a ganar, a intentarlo al menos. Rovira, sobre todo, se emplea con un coraje digno de su fama, empujando a su equipo hacia adelante, formidablemente secundado por Llimós, y está al borde de marcar en un golpe franco ejecutado por el medio centro españolista, con tanta intención, que Eizaguirre hubo de blocar la pelota en el mismo ángulo.

El Valencia responde a la rapidez del Español con rapidez y al juego de éste, exhibiendo también su clase. Provoca un peligro y saca el primer corner de la tarde, pero el Español no se arredra y en un avance magnífico de Bosch pierde la gran ocasión de marcar por tirar Chas a las manos de Eizaguirre, cuando se encontraba completamente solo ante él. Hay un gol anulado para el Valencia, justamente anulado, porque el centro de Gorostiza, rematado por Mundo, fue lanzado desde "kick".

A los 16 minutos marca el Valencia por primera vez. Lelé fue el autor, en una jugada aislada. Un remate desde lejos, que pilló completamente tapado a Martorell, que no vio la pelota hasta que ésta estuvo dentro del marco. Se juega bien por ambos equipos, destacando la línea media españolista, en la que Llimós hace jugadas magníficas, lo mismo cortando con gran inteligencia, que sirviendo las pelotas a medida para que su delantera las desperdicie.

Se saca un corner por bando y, en seguida, otro y otro más del Valencia, que se muestra más peligroso en sus intentos de marcar, sobre todo por el lado de Epi, que hace jugadas magníficas. También Bosch se luce en sus avances y servicios, proporcionando a Cardús la ocasión de obterner tanto de no haber lanzado la pelota alta. Cuando faltan dos minutos para el descanso hay un instante de confusión entre la defensa españolista que aprovecha Gorostiza para fusilar el segundo gol del Valencia, imparable, por haber ido colocada la pelota por el mismo ángulo contrario.

La segunda parte dejó bastante que desear, toda ella la jugó el Español con diez elementos, por haberse retirado Teruel, resentido de un esguince. Arasa ocupó su puesto y Cardús bajó a la media. Pese al "handicap" numérico, el Español hizo una labor más positiva de defensa que en la primera parte, evitando que le marcaran nuevos tantos, contodo y haber estado dominando durante bastante tiempo.

El Valencia intenta aumentar el tanteo, pero la tripleta defensiva blanquiazul, muy bien secundada por los medios, no permite ligar jugadas, ni menos que se pueda disparar a gol en condiciones. Todo lo más, el Valencia fuerza otros tres saques de esquina por uno en su contra, cedido por Eizaguirre en un buen remate de Macala.

La lucha ha decaido por completo. Chas apenas da señales de vida. Pero cuando ya se creía firme el tanteo, Chas mete la cabeza a una pelota en los últimos instantes del partido y logra el único tanto españolista del encuentro. Y en seguida suena el silbato, marcando el término de la contienda. El Valencia se había proclamado nuevo campeón de Liga por primera vez en su historia.