Ficha de partido: 03.12.1933: Valencia CF 1 - 0 Real Oviedo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 0
Real Oviedo
Real Oviedo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
José Vilanova
56'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Oviedo

Records vs Real Oviedo

Máximo goleador: Waldo Machado (14 goles)
Goleador rival: Lángara (12 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (25.10.1942)
Mayor derrota: 0 - 7 (22.02.1934)
Más repetido: 1-1 (10 veces)

Crónica

Pese a lo desapacible del dia, que amenazaba lluvia, en el campo valencianista se hes registrado una soberbia entrada. El terreno se encontraba en muy malas condicionas a causa de la lluvia caida desde la víspera, cubriendo las charcas más de la mitad del terreno.

Los primeros momentos son favorables al Oviedo, que hace peligrosos avances contra la puerta valenciana, prodigando los remates la tripleta central, aun cuando sin resultado. La delantera ovetense hace muy bellas jugadas, tirando Lángara varias veces a goal, logrando tres saques de esquina, todos sin consecuencias. Y durante un rato ejercen una mayor presión los norteños. Lángara vuelve a evidenciar su clase de chutador disparando soberbio remate que sale junto a los maderos.

En los últimos momentos de la primera parte, Torregaray se resiente de una lesión en el muslo, resultando lastimado Gallart al recibir una patada en un tobillo, siendo retirado del campo. Sale Gallart en el segundo tiempo, siendo ovacionado.

En los primeros minutos se lanzan dos saques de rincón contre el Oviedo y uno sobre la puerta valenciana. Lo que demuestra lo variabla del juego. Llevábanse 11 minutos, cuando el Valencia marcó el único goal de la tarde que le valió la victoria. Fué a consecuencia de una galta cometida por Mugarra contra Villará, en represalia de otra anterior del bilbaíno a Sirio. Pasarín ejecutó el golpe franco bombeando la pelota sobre la puerta de Oscar. La zaga ovetense estuvo un poco premiosa en acudir al despeje, de que se aprovechó Vilanova para adelantarse, y ganándole la acción a Oscar metió la pelota en la red.

Para conservar la ventaja llenando el hueco de Torregaray, que sigue en inferioridad, ocupa su puesto Villagrá y el de éste Menchaca, pasando Torregaray a la extrema izquierda y Trabanco al interior. Los últimos 20 minutos se juegan sin apenas luz, siendo en general de acose ovetense, por concentrar el Valencia sus esfuerzos en mantener incólume su puerta. Pero pese a los continuos remates de Lángara, el estado del terreno y la buena actuación de Cano hacen que se llegue al final con 1-0 favorable al Valencia. Se han tirado en total 6 corners por el Oviedo y 7 a favor del Valencia.

Se ha hecho juego bastante aceptable, siendo de superior calidad el efectuado por el Oviedo. El resultado pudo muy bien haberse inclinado en favor de cualesquiera de los dos bandos, dada la marcha del partido. Pero Vilanova estuvo oportuno en la ocasión del goal y ello valió al Valencia la victoria. El Valencia se ha visto beneficiado por el estado del campo, no sólamente por integrar su conjunto una buena proporción de jugadores norteños, sino también al no ponerse tan de manifiesto su característica lentitud.

Contrastando con la del Oviedo, la delantera valencianista ha sido lo más flojo del equipo no pudiéndose destacar a ninguno entre ellos. De los medios, Iturraspe ha sido el mejor, haciendo un juego muy positivo y eficaz, incluso con los numerosos recursos que pone de manifiesto. Villagrá ha seguido en méritos. En la zaga ha tenido que esforzarse Pasarín para suplir el handicap de Torregaray. Pero ha tenido el mejor colaborador en Cano, el más destacado jugador del Valencia a quien débese en buena parte el resultado.

Escartín puso de manifiesto una vez más su clase. Solamente puede objetársele un saque de rincón, concedido por refencia de un juez de línea que al darlo se encontraba a medio campo, aparte de dos offsides en los que mostró un exceso de vista. Pero esto no empaña en lo más mínimo su magnífico arbitraje.