Ficha de partido: 10.12.1933: FC Barcelona 5 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
5 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Arnau
10'
Vantorla
25'
Descanso
45'
Salvador Cervera
49'
Vantorla
56'
Salvador Cervera
62'
Morera
82'
Arnau
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Les Corts
Aforo: 60.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 20/05/1922 (Demolido en 1966)

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (34 veces)

Crónica

Caído en la cola como en arenas movedizas, el Barcelona, tras su espléndida victoria ante el Español, ha querido sacar el pecho en vano pues cuanto más se esforzaba más se hundía. Las manos no encontraban nada sólido para apoyarse (un medio centro, un delantero centro) y la angustia ha durado cinco jornadas. Por fin en Las Corts ante el Valencia, ha podido empezar a despegar para salir de aquella situación (dos puntos, ahora cuatro) que tan poco honor hacía, a un club de tanto prestigio. El equipo, dentro de lo que puede jugar jugó bien, no como contra el Español, porque aquello fue cosa extraordinaria, pero por lo menos con la misma moral que aquella tarde. Sin embargo, esta vez ha empezado a apuntar un defecto, que esperábamos, en la delantera: Arnau se cansa. Este excelente jugador actúa muy bien de interior cuando lleva algunas jornadas sin agotarse. Pero el puesto de interior brega, lucha continua, bajando a los medios, ayudando a éstos y subiendo a impulsar la delantera y, además, estar a punto para los remates que le correspondan. Es mucho puesto, creemos, para su, resistencia.

Arnau es, lo repetimos ahora, un notable medio ala que de interior jugará en un momento dado mejor que nadie, pero regularmente no podrá, no puede. El cariño que siente por el club es tan grande que se sacrificará cuantas veces sea preciso, pero no puede aceptarse que un jugador que rinde un magnífico papel en otro puesto se agote y se estropee. Ahora bien, es difícil reintegrarle a los medios porque Salas y Santos cumplen en sus puestos de ala mientras Guzmán puede ocupar el centro, y parece que puede, pues el del domingo fue un match de mucho movimiento y lo resistió con sólo un día de descanso después del excelente partido que jugó el viernes.

En este caso y como que nos parece que no se debe arrinconar ya a Padrón (que si entra en disciplina y se entrena convenientemente todavía es jugador utilizable) puede Arnau alternar el puesto con este interior. Puntos flacos del equipo azulgrana el domingo fueron el ala izquierda de la delantera en la segunda parte; Arnau, resintiéndose además de un golpe que recibió al marcar el primer goal, se cansó, y Pedrol, por un golpe empezó a cojear, mas la defensa, en cuya línea. Zabalo sin jugar mal, no realizaba uno de sus mejores partidos y Alcoriza aparecía bastante impreciso, desentrenado (a jugar partidos) inseguro y bastante fallón. Pero Nqgués estuvo muy bien, bien también como linea los medios, salvo en los primeros momentos de la segunda parte en que la delantera valenciana hizo un esfuerzo y se impuso, y sobresaliente como siempre Vantolrá, extremo derecha del equipo nacional si el seleccionador se decide a ser justo, que creemos que lo será como Vantolrá continúe así. No hay Timimis, ni Lafuentes, ni Prats que valgan ahora a su lado. Goiburu tampoco jugó mal y a poco que afine acabará por formar con Vantolrá un ala excelente. En cuanto a Morera no hemos variado de criterio, pero nos parece justo ponderar su entusiasmo magnifico que unido a la variedad, a la vivacidad de su juego, personalmente muy fino y elegante, le hacen elemento muy peligroso siempre ante el goal. A falta de un delantero centro «normal» en las filas azulgrana, pues la adquisición de Quico parece otro fracaso, bien está el costarriqueño, cuya voluntad y fondo, por lo menos, no claudican jamás.

Ganó el Barcelona de modo claro e indiscutible, pero qué susto durante los primeros veinticinco minutos del segundo tiempo. El respeto al Barcelona en Las Corts pasó a la historia y ningún equipo ahora le teme. Pero al saberse llenos de injertos de reservistas en la formación, los titulares valencianistas no tenían confianza en los suplentes y éstos no se atrevían a exponer iniciativas por miedo al fracaso. Así el once blanco, sin conjunto, anduvo a merced del azulgrana durante el primer tiempo, dominado casi siempre y no batido ya con rotundidad porque la suerte algunas veces quiso proteger a los valencianos.

Marcó dos goals el Barcelona a los diez y a los treinta y un minutos, entrados por Arnau y por Vantolrá. Y el Valencia en los vestuaxios reflexionó. El Barcelona les había desbordado en algunas ocasiones, les había marcado dos tantos, estuvo a punto de marcar otros, y, sin embargo, no había motivos trascendentales para abatirse y abandonarse al Barcelona. Se podía perfectamente reaccionar y darle la batalla sin azorumiento ni temores a una superioridad histórica fantasmal. Con conjunto ya en el propósito reapareció el Valencia y tan firme, recio, brusco, sin dejar de ser noble, fue el esfuerzo de todos sus elementos que la formación de hombres técnicamente dispersos pero unidos en aquellos momentos por la voluntad, el entusiasmo y la fe, estuvo en un tris de darle un cambio radical al match, poniéndose encima los que estaban debajo por obra y gracia de una presa de moral en la que se debatís, impotente el Barcelona, que se sentía prisionero y con escaso fondo para mantener la ventaja adquirida en el tiempo anterior.

En cuanto se reanudó el juego salió la delantera valenciana impulsada por Torredeflot y Cervera (muchacho reservista que sobresalió bastante) a demostrar que el Barcelona no tenia línea de medios y defensas para ellos y en breve peloteo un centro de Torredeflot provocó un barullo que resolvió Cervera con un buen tiro marcando goal. Al poco, otro centro de Torredeflot lo remata Cervera con la cabeza consiguiendo el empate a dos tantos. Pero el arbitro vio offside y lo anuló. El juego entonces era muy interesante e igualado, resaltando el fondo admirable de los muchachos del Valencia que mantenían el resultado indeciso pues el Barcelona se había desorganizado. Esto no obstante, en el once local se podía observar mejor técnica, juego mejor hecho y algunos hombres que también demostraban resistencia como Salas, Santos. Vantolrá, Goiburu, Zabalo y Morera. Este animó a la delantera (pues Arnau se había desfondado y Pedrol cojeaba) y el Barcelona a los quince minutos empezó a levantar cabeza otra vez. Primero fue una jugada de Morera con tiro raso que fue tanto, pero ei arbitro lo anuló por offside que éi apreció en Arnau (que no entraba en juego).

Una jugada muy rápida de Vantolrá produjo un barullo y acabó en tanto válido, entrado por el citado exterior. Pero un minuto después el Valencia que seguía firme en su idea de no dejarse desbordar realizó otra jugada por el lado de Torredeflot con centro excelente de éste que fué rematado por Cervera, consiguiendo el segundo tanto legal para el Valencia. El once valenciano continuaba amenazador y fue preciso que el Barcelona se resolviera a hacer un nuevo y decisivo esfuerzo si no quería verse empatado un partido que estaba ganando. En este esfuerzo volvió a colaborar Guzmán como en la primera parte, y con medio centro nada hay que falle o poco falla en fútbol: el Barcelona volvió a dominar y el conjunto valenciano, acusando de nuevo los defectos de su formación improvisada, dejó de ser peligroso en el ataque mientras los azulgrana marcaban dos nuevos tantos, entrados por Morera y por Arnau, el primero muy limpio y bonito y el segundo en un barullo.

El arbitraje del señor Medina propicio a escándalos y desórdenes tuvo la fortuna de desarrollarse en Las Corts y entre dos equipos que actuaron con admirable deportividad. Entre las muchas y graves faltas del arbitro hubo los dos goals anulados por offside que él solo vio. Cano, a instantes, y Melenchón, Abdón, Torredeflot y Cervera fueron los que más nos gustaron del Valencia.