Ficha de partido: 13.05.1928: Valencia CF 3 - 2 Real Sociedad

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 2
Real Sociedad
Real Sociedad

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
José Pérez
17'
José Ródenas
20'
Descanso
45'
José Ródenas
56'
Kiriki
79'
Kiriki
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

En Mestalla se registró un lleno absoluto para presenciar el partido semifinal. Al salir los equipos al campo, fueron largamente ovacionados, repitiéndose los aplausos al aparecer el arbitro, Pelayo Serrano, al que secundan sus compañeros vascos Arzuaga y Pino.

Desde el principio se advierte que los jugadores donostiarras no quieren emplearse a fondo, convencidos de que no pueden perder por diferencia tan grande, que les prive del derecho a jugar la final en el campo de Santander. Sin embargo, sus medios juegan mejor que los del Valencia, aunque, como los delanteros no muestran entusiasmo alguno, el ataque no lleva peligro frente a la puerta de Pedret.

Por el bando local tampoco se producen las jugadas decisivas que el público espera, cada equipo logra un córner, que es lanzado sin consecuencias. En un avance del Valencia, Pérez, envía un buen centro, que intercepta Zaldúa con la mano, castigando el arbitro con penalty. El mismo Pérez lanza el tiro, pero con tan escaso acierto, que Izaguirre lo detiene fácilmente.

Más animados los locales, juegan con entusiasmo, efectuando buenos avances, coronados con remates certeros, que para admirablemente el portero donostiarra. A los diez y siete minutos se produce un lío ante la meta de la Real Sociedad, y Pérez, con gran oportunidad, logra de un cabezazo el primer goal para el Valencia, y, apenas transcurridos tres minutos, un buen centro de Pérez es rematado con la cabeza a toda velocidad por Ródenas, mandando la pelota a la red, sin que el guardameta pueda impedirlo. El público hace una gran ovación a los valencianos.

Los donostiarras, que juegan muy nerviosos, se emplean a fondo ante el temor de nuevos tantos, y logran nivelar el juego. El medio centro, Marculeta sirve magníficamente a sus delanteros, pero éstos disparan siempre torpemente, y los shots van fuera.

Amorós y Reyes se lastiman, viéndose obligados a cambiar de puestos, pasando aquél a extremo izquierda, y Arcadio, a la defensa. En un buen avance de los locales, centra bien Sánchez, y Marculeta detiene la pelota con las manos, castigando el arbitro con el segundo penalty de la tarde. Lo tira Pérez, e Izaguirre hace una monumental parada, por la que recibe gran ovación. Poco después termina el primer tiempo, haciéndose muchos comentarios sobre el juego que desarrollan los valencianos, de los que se espera mayor esfuerzo.

Efectivamente, apenas comenzada la segunda parte, el Valencia se impone netamente, dominando de un modo absoluto, y poniendo cerco, a la meta denostiarra durante veinte minutos, disparando numerosos tiros que rebotan en los palos o salen fuera a escasa distancia del marco. Por fin, Ródenas consigue el tercer tanto, aprovechando un rechace débil del guardameta. Los donostiarras en lo sucesivo ceden pelotas a corner y se defienden bien, míentras que los valencianos atacan y tiran a goal sin cesar, codiciosamente.

Se tiene que retirar Picolín, y decae el juego del Valencia. Los donostiarras se aprovechan y avanzan. Marculeta hace un buen pase a Kiriki, que remata con la cabeza el primer goal para la Real. Luego, aprovechando un instante de indecisión en la defensa local, los donostiarras consiguen su segundo tanto, y sin nuevas variaciones en el marcador concluye el match con la victoria del Valencia por tres tantos a dos.

La victoria del Valencia fue merecida porque jugó con mayores bríos y entusiasmos, distinguiéndose Roca, Pédret, Amórós y los dos extremos. De los donostiarras, los mejores Záldúa, Marculeta, y sobre todos Trino y Yurrita. El arbitro, Pelayo Serrano, estuvo bastante desacertado. El público se mostró correcto, aunque en los momentos de emoción gritó, sobre todo, al árbitro.