Ficha de partido: 06.01.2008: Valencia CF 0 - 0 Levante UD

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 0
Levante UD
Levante UD

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Berson
37'
Rubén Baraja
38'
Juanma
42'
Descanso
45'
Edu GasparStephen Sunday
45'
EttienJuanma
62'
Miguel ÁngelPedro León
62'
Nikola ZigicVicente Rodríguez
64'
Tommasi
69'
Juan MataDavid Villa
76'
SaúlCourtois
78'
Nikola Zigic
84'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Levante UD

Records vs Levante UD

Máximo goleador: Arturo Montes (25 goles)
Goleador rival: - (14 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (22.05.1921)
Mayor derrota: 1 - 6 (24.07.1932)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

Valencia y Levante cumplieron con la lógica en función de la temporada que están haciendo y empataron a cero goles en Mestalla. Con este resultado, los azulgrana suman su primer punto fuera de casa mientras que los blanquinegros, en cambio, fueron despedidos con una pañolada. Los seguidores, hartos de la situación, aguardaron la salida de consejeros y técnicos para mostrarles su indignación.

Pues no. Ayer no hubo fútbol en Mestalla, respuesta a la pregunta que muchos se planteaban con ironía durante la semana, porque en los últimos días todo el protagonismo lo habían acaparado cuestiones ajenas al derbi. Los futbolistas apartados por Koeman, las denuncias, los levantinistas que tardaban en regresar de vacaciones, las correrías nocturnas de Fernandes, su detención, las visitas a los juzgados... Desde que 2008 empezó a dar sus primeros pasos se había hablado de todo menos del derbi Valencia-Levante del día de Reyes. Y sí. Partido sí que hubo, pero fútbol no. Ni fútbol ni siquiera goles para animar la tarde. Melchor, Gaspar y Baltasar tienen poderes mágicos y consiguen mantener la ilusión hasta el último momento, pero también son muy ecuánimes y cumplen a rajatabla con la tradición. Por eso, al pasar por Mestalla no les quedó otro remedio que dejar unos sacos de carbón para que se lo repartieran entre todos. Valencia y Levante han sido dos niños malos y su carta a los de Oriente no permitía otra respuesta.

El carbón fue un duro revés, como penitencia representan los pañuelos que, quienes había acudido al recinto de Artes Gráficas, dirigieron al palco de autoridades al acabar el lance. Una nueva señal de disconformidad. La paciencia dicen que tiene un límite. Quien mejor parado salió del derbi fue el Levante porque, como visitante, todo lo que sea puntuar es buenos. Aunque el equipo está sumergido en la clasificación, más cerca del piso de abajo que otra cosa, ayer hizo historia. Por partida doble. Logró el primer punto de la temporada en campo ajeno, resultado que además supune que por primera vez sale vivo de su visita a casa del vecino.

¿Pero hoy hay fútbol? No se vivió el ambiente de derbi, hasta el extremo de que media hora antes del inicio las gradas ofrecían un aspecto desolador. Luego, no es que se llenara el recinto, pero hubo demasiados huecos. Muchas sillas vacías que reflejan la desidia que los problemas extradeportivos de unos y otros han provocado entre los aficionados. El partido, en sí, sin que el Valencia demostrara una superioridad total, se puede resumir como un monólogo de dominio territorial blanquinegro, pero con repetidas y peligrosas réplicas de los azulgranas.

Los de Ronald Koeman empezaron muy entonados. Acelerados. Dispuestos a resolver la situación cuanto antes, desde el primer momento dieron la sensación de que no iban a tener rival enfrente. Joaquín por la derecha y Vicente por la izquierda ofrecían repetidas pinceladas de su calidad, con acciones que servían para poner a prueba el sistema defensivo del rival. El Levante cedió terreno. Dejó la iniciativa al Valencia, pero en cuanto pudo enfiló directo hacia el marco contrario aunque, eso sí, sin capacidad para resolver. Por eso muchos pensaban que, tanto estaba yendo el cántaro a la fuente, que el gol de los valencianistas no se haría esperar.

Craso error. El mismo once levantinista que cuatro días antes había humillado al Almería en la Copa, poco a poco le sacó los colores a los Mestalla. Decisivo fue el espléndido trabajo de Tommasi y Berson, que en el medio campo pusieron en evidencia al trío Baraja-Sunny-Silva. En el suspiro final del primer tiempo Álvaro, eficaz como defensa, accedió a rematar en una acción de estrategia, pero no tuvo la suerte de Almería, aunque puso el corazón de los valencianistas en un ¡ay!, e hizo maldecir a los azulgrana. ¡Menudo paradón de Hildebrand!

El portero alemán evitó el desastre. En el segundo tiempo el desarrollo del juego fue similar, aunque los azulgranas tuvieron dos oportunidades pintiparadas en botas de Geijo y de Ettien. Cuando el portero de un equipo se convierte en el mejor futbolista, algo querrá decir... En el intermedio Koeman dio entrada a Edu, pero como la cosa seguía igual, momentos después decidió prescindir de Vicente para colocar a Zigic delante de Kujovic. De esa forma Silva se convirtió en extremo zurdo, aunque al rato volvió a la media punta. En cuanto Mata reemplazó al lesionado Villa.

Con el gigantón serbio delante, el equipo blanquinegro creó el mayor peligro, aunquea cinco minutos del final, Zigic vio la tarjeta roja, por una dura entrada sobre Serrano, y se acabó la historia. En el Levante De Biasi también llevó a cabo varias permutas, pero mantuvo el mismo dibujo conservador, que se acentuó cuando Miguel Ángel reemplazó a Pedro López, al fortalecer más la parcela central.

Y punto final. Bueno, uno para cada equipo. Los dos contrincantes acabaron mirando con frustración hacia la lejanía, hacia la estrella que guiaba a los Magos en su camino de vuelta a Oriente. Y es que Valencia y Levante echan de menos una luz que les ilumine. Este año tendrán que portarse mejor...