Ficha de partido: 19.01.2008: Villarreal CF 3 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Villarreal CF
Villarreal CF
3 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pires
6'
Rubén Baraja
28'
Descanso
45'
MavoubaMarcos Senna
46'
Nikola ZigicDavid Villa
58'
Marco Caneira
60'
Capdevila
63'
Éver BanegaRubén Baraja
63'
Nihat
70'
CazorlaNihat
72'
Rossi
73'
Juan MataDavid Silva
77'
GonzaloPires
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: El Madrigal
Aforo: 25.000 espectadores
Ubicación: Villarreal (Castellón) / España 
Inauguración: 17/06/1923

Rival: Villarreal CF

Records vs Villarreal CF

Máximo goleador: Juan Sánchez (7 goles)
Goleador rival: Rossi (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (09.09.1954)
Mayor derrota: 0 - 3 (19.01.2008)
Más repetido: 1-0 (9 veces)

Crónica

El Valencia continúa naufragando ante equipos grandes y rivales cada vez menos directos y más lejanos. Madrid, Barcelona, Atlético, Villarreal anoche...

Contrincantes ante los que necesita imperiosamente una victoria que dé señales de madurez, de crecimiento, al acelerado proyecto de Ronald Koeman, sostenido con breves pinceladas de buen juego, ráfagas de orgullo en las segundas partes y alegrías balsámicas ante equipos del trazo decrépito del Betis. Los triunfos que no llegan engancharían también a la afición. Entre resignados y escépticos Mestalla se ha despoblado como nunca lo hizo en las dos últimas décadas. Una metamorfosis extraña, la de pasar de las victorias de digestión crispada, con un estadio a rebosar clamando contra Quique, a la sucesión de derrotas con mínimo regusto optimista y gradas con mucho cemento... Un paisaje desolador, el de la paz del derrotado.

Anoche, para desgracia blanquinegra, no hubo siquiera los emocionantes minutos postreros en busca de remontadas. El Villarreal, un proyecto coherente y asentado, pasó por encima del Valencia, marcó tres goles y estrelló otros tres en el poste. El equipo de Ronald Koeman suma ocho partidos sin ganar, y la clasificación dice que el descenso está más cerca que el horizonte europeo. Así de crudo.

El partido arrancó con ritmo trepidante, sin los tradicionales miramientos con los que los equipos suelen obsequiarse durante el primer cuarto de hora. El Villarreal-Valencia se ha convertido en todo un clásico en la última década, la rivalidad crece y ya no se malgasta ningún minuto. Pirès, con pasado gunner, se siente muy a gusto con partidos de perfil tan inglés y sólo tardaría cinco minutos en abrir el marcador. El fino jugador francés se deshizo de Arizmendi -en pleno proceso de reciclaje defensivo- con un caño, combinó con Nihat, que le devolvió la pelota tras un regate de cola de vaca. Pirès culminó la eléctrica combinación atacante amarilla con un remate de rosca que se coló por la escuadra, haciendo inútil la estirada de Hildebrand.

El Villarreal engrandeció su superioridad tras el gol, con Marco Senna, imperial, marcando el ritmo del encuentro. El conjunto de Pellegrini circulaba la pelota muy rápido, al primer toque, llegando el Valencia tarde a las disputas y cometiendo excesivas entradas a destiempo. Una de esas faltas acabó con un trallazo al poste de Nihat. Sin la pelota, Vicente, Joaquín y Villa eran meros espectadores. Marchena y Baraja se desquiciaban con patadas y reproches. El Pipo, como todo capitán con el orgullo herido, se cargó al Valencia a sus espaldas y soltó un rabioso zapatazo furtivo desde 30 metros que despejaron a medias Diego López y el travesaño. La ocasión contagió a los valencianistas, igual de activos pero con más balón. Las delanteras continuaron siendo infinítamente superiores a las defensas y Nihat se topó de nuevo con el poste en una contra que podría haber sentenciado el partido.

El submarino no cerró el partido y se arriesgaba a la valiente versión del Valencia en las segundas partes, en las que se crece y el minutero se le queda escaso. Los de Koeman, sin Senna enfrente, tuvieron por instantes más iniciativa y se encomendaron de nueve a los 202 centímetros de Zigic como revulsivo. El manido recurso serbio quedó neutralizado esta vez con el segundo gol del Villarreal, que el Valencia regaló en una pésima defensa de un córner. Con el partido roto vino el ensañamiento amarillo. Una combinación de Rossi y Nihat, con vaselina final, colocó el 3-0 en un Madrigal que se despellejó las manos aplaudiendo y se quedó afónico gritando olés. El Valencia, mero sparring, asistió silencioso.