Ficha de partido: 20.03.2016: Valencia CF 0 - 2 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 2
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
José Luis GayáGuilherme Siqueira
51'
DiopBeauvue
71'
Sofiane FeghouliRodrigo Moreno
71'
Paco Alcácer
74'
Álvaro NegredoPaco Alcácer
79'
Guidetti
80'
PlanasGuidetti
83'
Hugo Mallo
84'
BongondaNolito
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Mestalla no aguanta más. Una nueva derrota, esta vez ante el Celta de Vigo en Mestalla, que deja al equipo a seis puntos del descenso, provocó el desánimo y las iras de los aficionados de Mestalla, que tras la rueda de prensa de Gary Neville se tornó en impotencia. Impotencia ante un equipo sin alma, sin patrón de juego e incapaz de sobreponerse a las adversidades. El Celta, que llegaba a Mestalla con la enfermería llena, se llevó los tres puntos con muy poco, limitándose a esperar la llegada del fatídico minuto 70, como vienen haciendo todos los rivales, para apretar al equipo che y destrozar su endeble defensa.

Sólo algunos chispazos guardó de los restos de las Fallas el Valencia para el arranque ante el Celta. Pero la sensación era de esa pólvora que al contacto con el fuego, seguramente por mojada o pasada, sólo hace saltar algunas virutas sin fuerza. Expuesto más en lo futbolístico, pues el habitual desorden y fragilidad del sistema defensivo, un medio campo sin capacidad de orquestación de prácticamente nada aprovechable, y las carreras, en ocasiones sin necesidad por dejar a demasiados compañeros por detrás de la acción, de Rodrigo o Santi Mina. Entretanto, Alcácer, buscando balones demasiado lejos de la portería de Sergio, desesperándose porque no le llegaba nada en condiciones.

Y el equipo de Berizzo, bien trabajado y cuajado en cuanto a un modelo más de manejo y posesión y con electricidad mantenida, sin embargo comenzó con cierto contagio del rival. Unos minutos. Pocos. Progresivamente fue imponiendo su fútbol el conjunto gallego. Con Wass y Marcelo Díaz disponiendo en la zona ancha una protección para la zaga y para liberar a los Nolito, Orellana, Beauveu y Guidetti. Con todo, en una contra, llegó a coger el Valencia a los celtiñas. El remate de Alcácer acabó en el interior de la red, pero el árbitro ya había visto posición antireglamentaria.

Acumuló en el primer acto tres buenos intentos el Celta. El más claro en el ecuador del periodo. Hugo Mallo profundizó por la derecha, centró, pero Guidetti no logró cazar el balón, que se fue a la espalda de Mustafi y de ahí al palo. Se iba dentro, pero Ryan, en la misma línea de gol, despejó el peligro. El portero australiano, sensacional el pasado jueves en Liga de Europa ante el Athletic, sacó más tarde dos buenas manos para rechazar los lanzamientos duros de Wass y Orellana. Arreó algo el Valencia en los últimos instantes previos al descanso, ante el hartazgo del parroquiano, y respondió con una asoaciación entre Rodrigo y Mina, cuyo chut fue al lateral de la red.

Y el negociado se reanudó con un punto de intensidad del Valencia. De nuevo, un espejismo de querencia. Otro poco de esa pólvora pasada. Lo peor para los vigueses, que acostumbran a otra cosa, es que fueron cayendo en lo plomizo e impreciso del juego. Por momentos, evolucionó roto el duelo. Con momentos de idas y venidas, pero de escaso peligro real sobre las porterías de Ryan y Sergio Álvarez. Camino de la hora de partido, el Valencia se procuraba más protagonista en el sector del campo visitante, mientras el Celta se veía cada vez más cerca de su portería. Rodrigo soltó un latigazo duro y cruzado con la izquierda.

Los quilates de fútbol para el Valencia los puso Paco Alcácer. Buenos controles, desmarques y opciones para sus compañeros arrastrando jugadores rivales. La cuestión es que esto lo aprovechasen los suyos, que progresivamente se mostraban superiores a un Celta desconocido y angustiado. El cuarteto ofensivo vigués andaba desaparecido. Y para darle un empujón se incorporó a estos el lateral Jonny con una arrancada veoz y voraz, que acabó con un chut que se estampó potente con el palo izquierdo de Ryan. Y Neville encendió al personal retirando a Alcácer, su mejor jugador, para dar entrada a Negredo.

Mezcló esto con el tanto del Celta. El tridente mágico de Berizzo. Nolito mandó un balón a la espalda de la defensa valencianista, Orellana apareció para hacer una dejada de tacón para Guidetti, quien batió a Ryan para el 0-1 y la explosión local. Diez minutos restaban y el rugido apareció en Mestalla: «Gary, vete ya». A seis minutos del final, Hugo Mallo encendió el terremoto pirotécnico final con un ingreso potente en el área del Valencia, sonrojando a Abdennour y Javi Fuego y marcando con un chut durísimo. Ryan evitó el tercero ante Wass poco después Y Orellana desaprovechó hasta dos coasiones luego. Se quedó en 0-2, pero la goleada podía haber sido notable.