Ficha de partido: 21.04.1990: Real Sociedad 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Real Sociedad
Real Sociedad
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Aldridge
1'
Alaba
10'
Tomás González
38'
Descanso
45'
LasaMenchaca
68'
Fuentes
70'
Paco Ferrando
71'
Emilio FenollCarlos Zurdi
72'
Emilio Fenoll
81'
Francisco CotinoTomás González
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Atocha
Aforo: 26.700 espectadores
Ubicación: San Sebastián / España 
Inauguración: 04/09/1913

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

Noche fresca, con 10 grados de temperatura. Casi lleno en el estadio de Atocha. Terreno pesado. No llovió en toda la tarde-noche. Presenció el partido el ministro de interior, Enrique Mújica. Dirigió el encuentro el colegiado castellano Soriano Aladrén, que estuvo bien en en líneas generales. Mostró tarjetas amarillas a Tomás, por una entrada a Goicoechea, y a Fuentes, por hacer falta a Zurdi.

Goles: 1-0, 45 segundos. Centro de Goicoechea desde la banda izquierda que Alaba desvía de cabeza hacia atrás para que Larrañaga empalme un duro tiro cruzado y cruzado y Aldridge, en la boca de gol, desvía al fondo de la red. 2-0, minuto 10. Menchaca saca una falta cometida sobre él mismo sobre el lateral izquierdo del área para que Alaba, libre de todo marcaje, conecte un testarazo imparable, enviando el esférico al fondo de las mallas. 2-1, minuto 75. Centro de Toni por la banda izquierda y Fernando, de tiro raso y cruzado, marca el primer gol del equipo valencianista. 2-2, minuto 81. Parece que la pelota va a salir de banda, pero Eloy la alcanza y centra a Fenoll para que éste consiga el tanto del empate.

Un punto arrancó el equipo valenciano de Atocha, cuando nadie esperaba la reacción de un once que fue en buena parte de los 90 minutos un juguete en manos de los blanquiazules. Sin lugar a dudas, el partido disputado por la Real Sociedad y el Valencia tuvo dos partes bien diferenciadas. La primera estuvo marcada por el arranque trepidante de los hombres que dirige Marco Antonio Boronat y las bajas que sufría el once que entrena Víctor Espárrago (Nando y Arroyo por sanción, y Quique, Arias y Penev se quedaron en la capital del Turia por lesión). El conjunto che se vio incapaz de reaccionar ante el gol en frío conseguido por el británico Aldridge, a los 45 segundos de dar comienzo el choque, y fue maniatado en sus intentos de contragolpe por la defensa donostiarra que, muy adelantada, provocaba una y otra vez el fuera de juego.

El 2-0, marcado en el minuto 10, parecía sentenciar el encuentro y, sobre todo, cuando a los pocos minutos pudo llegar el tercero, como anticipo a lo que hacía presagiar una goleada realista. La Real no se conformaba con los dos goles y una y otra vez ponía en jaque a la defensa che y a prueba al cancerbero valencianista, mientras, los hombres de Víctor Espárrago resistían como podían. Con el 2-0, ambos equipos llegaron al descanso y en el ambiente flotaba cierto optimismo, incluso había quienes pensaban en la posibilidad de una goleada blanquiazul o una escandalosa derrota blanca.

Pero tras el descanso, ese optimismo se fue convirtiendo poco a poco en inquietud, y al final se llegó a temer lo peor. En la segunda parte, los hombres que dirige Marco Antonio Boronat salieron con ganas de hacerlo bonito y aumentar el marcador. Y la verdad es que pudieron hacerlo. Menchaca tuvo una primera oportunidad a los pocos minutos, y una segunda en la que consiguió marcar, pero el tanto fue anulado ya que el linier había levantado la bandera con anterioridad.

Muy pronto se pasó de la superioridad donostiarra al dominio valencianista. Los pupilos de Espárrago se fueron haciendo poco a poco dueños del terreno de juego. Y llegó el primer gol che, obra de Fernando. El posible empate hacía que los locales pusieran más empeño en su juego e intentaran hacer subir la tercera diana en el marcador. Pero de nada les sirvió. La clave estuvo en la entrada de Fenoll en el campo, en sustitución de Zurdi, lo que dio una mayor mordiente en el ataque. En uno de los contragolpes que propiciaron los levantinos fue, precisamente, Fenoll el que puso el empate en el marcador. Pocas fueron las oportunidades creadas por los blancos, pero, sin duda, bien aprovechadas. Con el 2-2, la Real volvió a atacar, aunque ya no era aquel equipo batallador de la primera parte. Un empate y una nueva decepción.