Ficha de partido: 26.08.1978: River Plate 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

River Plate
River Plate
2 - 2
Penalties (5-4)
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Luque
17'
Fillol
28'
Pasarella
40'
ComissoGonzález
45'
Daniel SolsonaRicardo Arias
45'
Descanso
45'
Mario Kempes
57'
Luque
75'
Pablo RodríguezEufemio Cabral
77'
Lobo Diarte
87'
Inicio prórroga
90'
Penalties (5-4)
120'
Final del partido
120'

Estadio



Nombre: Ramón de Carranza
Aforo: 15.500 espectadores
Ubicación: Cádiz / España 
Inauguración: 03/09/1955

Rival: River Plate

Records vs River Plate

Máximo goleador: Lobo Diarte (1 goles)
Goleador rival: Alfaro (1 goles)
Mayor victoria: 2 - 1 (15.08.1984)
Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 2-1 (1 veces)

Crónica

Por el procedimiento de penalties (3-2), el River Plate eliminó al Valencia en el partido inaugural del Trofeo Carranza. Al final del tiempo reglamentario se llegó con empate a dos goles. Lleno absoluto en el Ramón de Carranza. Tarde calurosa aunque con ligero viento fresco de poniente. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del jugador argentino Moreno, ocurrido hoy en Buenos Aires. Dirigió el partido el colegiado cántabro señor Sánchez Arminio, que tuvo muchos errores a pesar de ser un encuentro muy fácil de arbitrar. Enseñó tarjetas amarillas a Fillol, por protestar una decisión, y a Luque, por juego peligroso.

Goles: 0-1. Minuto 17. Gran jugada de Ortiz que llega hasta la raya de puerta, retrasa el balón sobre Luque que los incrusta en las mallas. 0-2. Minuto 40. Nueva internada de Ortiz hacia la meta valencianista que Cabral corta zancadilleándolo dentro del área. El penalty lo lanza Pasarella engañando al meta español. 1-2. Minuto 57. Empujón de Merlo a Bonhof dentro del área chica, que se castiga con penalty, que lanzado por Kempes vale gol. 2-2. Minuto 87. Corte de Bonhof en el centro del campo pasa sobre Kempes, éste rápido adelanta a Diarte y el ariete tira raso y cruzado consiguiendo el empate.

Ha sido algo aburrida la primera parte porque toda ella se ha jugado con excesiva lentitud, lentitud impuesta por el River desde que comenzó el encuentro y en cuya trampa cayó ingenuamente el Valencia. Todos esperábamos que los españoles impusieran su ritmo más vivo en su acciones pero no ha sido así porque en su centro del campo había desconcierto, con un Bonhof torpe y lento y demasiado individualismo en el resto de sus compañeros.

De esta forma, los argentinos tenían que ser superiores e impusieron su mejor clase individual. Pasarella realizó un perfecto marcaje a Kempes y como los compañeros del argentino estuvieron demasiado condicionados a su capitán, todo ello resultó positivo para el River. También las acciones atacantes argentinas llevaron más peligro porque en ellas contaron con hombres como Luque y Ortiz de una gran calidad y un Alonso en el centro del campo que creó todo el juego que quiso y mucho más.

El dominio ha sido alterno aunque como ya decimos siempre con superioridad argentina. En cuanto a las acciones con peligro para ambos metas, fueron escasas. Por parte española, dos jugadas por el centro de Diarte al final y al comienzo de este tiempo que una vez deshizo Fillol, y otra, un defensa cuando existían muchas posibilidades de gol; también una jugada individual de Carrete que llegó hasta el área chica y su remate lo paró muy bien Fillol. Sin embargo, esta jugada de Carrete originó la posterior escapada de Ortiz que se convirtió en el penalty que valió el segundo gol argentino. En la segunda parte salió Solsona por Arias y la entrada del catalán dio una mayor velocidad y mando al centro del campo valencianista. Kempes adelantó su posición y el dominio fue ahora del equipo español que en los primeros diez minutos había forzado ya cinco comners.

Llegó después la embarullada jugada del penalty que acortó distancias y animó al Valencia durante el resto del partido. Entonces los argentinos retrasaron ostensiblemente a sus hombres para conservar la ventaja y las jugadas en su área se sucedieron con frecuencia, pero con enorme dificultad para los blancos que no encontraban el hueco del gol. Los argentinos se dedicaron al contragolpe, a cargo de Luque y Ortiz, deshaciendo Botubot una jugada de enorme peligro. Pasado el minuto 20, el Valencia volvió a caer en las redes argentinas, imponiendo de nuevo el River su serenidad y contundencia. Sin embargo, en los minutos
finales se produjo el empate que incluso pudo ser victoria valencianista cuando faltando un sólo minuto, en una colada en solitario de Diarte, ya dentro del área resbaló y cayó al suelo cuando en las gradas se cantaba el gol.

Hubo de recurrirse a la serie de penalties, en la que ambos equipos se mostraron bastante desacertados, imponiéndose el River Plate por 3-2. Por los argentinos, Perfumo, Marcheti y Luque marcaron sus respectivos penalties, el tiro de Alonso dio en el larguero al igual que el de Pasarella. Por el Valencia, Bonhof y Kempes marcaron sus tiros, Carrete la echó fuera y Diarte y Solsona estrellaron el balón contra el travesaño. El Valencia no gustó, tampoco el River Plate, pero hay que reconocer que los argentinos supieron imponer su rítmo y por ello se hicieron acreedores a estar en la final.