Ficha de partido: 18.09.1977: Racing de Santander 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Rac. Santander
Rac. Santander
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Enrique SauraEufemio Cabral
45'
Arteche
47'
Mario Kempes
50'
Eloy AnguloJuan Carlos Álvarez
63'
Jiménez
65'
Mario Kempes
72'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: El Sardinero
Aforo: 30.000 espectadores
Ubicación: Santander (Cantabria) / España 
Inauguración: 20/08/1988

Rival: Rac. Santander

Records vs Rac. Santander

Máximo goleador: José Vilanova (7 goles)
Goleador rival: Cisco (9 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (03.10.1954)
Mayor derrota: 0 - 5 (31.03.1935)
Más repetido: 1-2 (13 veces)

Crónica

Está visto que no hay forma. Cuando no e por una causa es por otra pero el Valencia está condenado a no perder en El Sardinero. Hoy, por ejemplo, renunció desde el primer momento a la victoria y cedió tanto campo al Santander que parecía imposible que pudiera sacar fruto alguno de este decepcionante modo de jugar. Sin ambición de victoria, jugando al contraataque, pero sin acercarse peligrosamente a los dominios de Damas, el Valencia pareció mas bien un equipo vulgar en el que ni uno solo de sus ases, Kempes centrocampista, Diarte deambulando sin una misión fija y un largo etcétera referido a todos sus jugadores, pusiera en peligro la meta santanderina. Sólo en una ocasión, Valdez lánzó un disparo que rechazó el poste, disparo que le facilitó la defensa santanderina que se detuvo pensando que el árbitro sancionaría con fuera de juego la situación del extremo valencianista en la recogida del balón. Una increíble indecisión santanderina que pudo haberle costado caro pero que no pasó del susto.

En la segunda mitad y a los dos minutos, Arteche adelantó al Santander en el marcador, y este gol permitió que el Valencia se distendiera, adelantase líneas y a los cinco minutos Kempes, hábil, aprovechara una distracción del sistema defensivo local para internarse en el área y con la izquierda empatar. El Valencia, a partir de este gol, atacó más, pero sin provecho en el marcador. Fue el Santander, en cambio, quien volvió a adelantarse con un buen gol de Jiménez y cuando el resultado parecía que estaba sentenciado con el dos a uno, surgió la jugada polémica del penalty. Madariaga declaró, juró y rejuró luego que el balón le había dado en el pecho y no en el brazo.

Y Guruceta quiso hacer valer su autoridad sancionando la falta máxima ante la natural indignación de los espectadores que le abroncaron justificadamente. Y de esta manera el Valencia se anotó el empate, se llevó el punto, que en modo alguno mereció porque si se miran los méritos y oportunidades de gol, estos fueron más, muchos más, del Santander que del Valencia. Más los de un Santander que luchó a tope y con buen juego, que los de un Valencia acobardado y decepcionante.

Pero, el futbol es así. El Valencia se encontró con un punto gracias no a sus merecimientos, sino a la increíble contribución de Guruceta.