Ficha de partido: 16.10.1977: Sevilla FC 1 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Sevilla FC
Sevilla FC
1 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Rubio
21'
Óscar Rubén ValdezJuan Carlos Álvarez
40'
Juanito
41'
Descanso
45'
José PalmerDarío Felman
50'
Hita
73'
PulidoRibas
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sánchez Pizjuán
Aforo: 45.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 07/09/1958

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

El Sevilla salvó momentáneamente la crisis. No cayó en el socavón, como temían sus seguidores, ante la visita del Valencia y se salvó porqué, en verdad esta tarde no tuvo enfrente un rival de categoría, ni un equipo capacitado, ya que el cuadro de Marcel Domingo fue un débil conjunto, atrofiado, falto de ideas y con evidentes huecos en su defensa. El Sevilla no llegó a aprovecharse de ellos, bastándole la jugada de carambola, en el minuto 21, par sentenciar un partido de paupérrima calidad técnica, en el que nos aburrimos especialmente en la segunda mitad, en la que ni siquiera la cortedad del marcador llevó el interés a un fútbol de despropósitos.

El Sevilla venció y lo hizo justamente, es verdad, porque al menos sus jugadores se entregaron sin reservas, lucharon, acosaron a un enemigo del que se esperaba muchísimo más. El caro Valencia fue esta tarde un equipo barato, su marcaje por zonas estuvo falto de seriedad y de rigidez, en la defensa, si exceptuamos a Carrete y algunas intervenciones de Cordero. Lo demás fue grisaceo, fútbol rudimentario, casi de colegial. En medio campo no hubi ni orden ni concierto, ni ordenador ní concertista. En aquella zona Saura anduvo siempre despistado, sin ver a su presunto par, Rubio, que jugó a sus anchas. Cabral desapareció por completo, Juan Carlos, se movió con más sentido el tiempo que estuvo en el terreno de juego y después, Palmer fue la nulidad personificada. En el ataque, Diarte y Kempes quisieron y no pudieron, mientras que Felman y Valdés después, el tiempo que actuaron, fueron otras nuevas figuras de mala decoración.

Frenó a este Valencia, el Sevilla que anda con un nivel de juego bajísimo, sólo exhibió calidad en acciones individuales de Rubio, en algunas jugadas de Sánchez Barrios, o en la seguridad de Gallego y Rivas y en la fortaleza y tesón de Blanco. El balón rodó de un lado para otro, pero sin peligrosidad para los respectivos porteros, hasta el punto de que Manzanedo pasó desapercibido y Gustavo Fernández, el sustituto de Paco, apenas si tuvo trabajo.

En la primera mitad se produjeron las escasas ocasiones de gol que vimos a lo largo de todo el encuentro. Hubo susto para el Valencia en la primera jugada del partido, ya que nada más sacarse de centro por parte sevillista, un tiro de Rubio salió rozando el portal visitante. Dos minutos después se produjo un buen paae a Rivas al hueco y Jaén remató alto. Y con el 1-O conseguido en el minuto 21, el Valencia parece que se espoleó, aunque sólo durante un periodo cortísimo de juego. Fue durante este tiempo, y concretamente en el minuto 26 cuando realizó su primer tiro a puerta protagonizado por Juan Carlos, y dos minutos después Gustavo Fernández hubo de lanzarse a los pies de Saura. Finalizando ya la primera parte se produjo la conflictiva jugada de Diarte, que cayó empujado dentro del área sevillista, jugada que pudo haber sido señalada con la máxima pena.

Después, en la segunda mitad cuando se esperaba que el Valencia buscara con más ahinco la iguala y tras los relevos introducidos por Marcel Domingo, que nulo resultado dieron, el equipo visitante siguió sin levantar cabeza, dando una imagen penosa. Los sevillistas se limitaron a dejar pasar el tiempo y estuvieron a punto de aumentar su ventaja en el penúltimo minuto del partido, fallando entonces Rubio por querer regatear en demasía. En resumen, partido de escasa calidad técnica, con justa victoria de un discreto Sevilla ante un Valencia de pena.