Ficha de partido: 24.10.1976: Valencia CF 4 - 2 Racing de Santander

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 2
Rac. Santander
Rac. Santander

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Lobo Diarte
5'
Juan Carlos ÁlvarezMiguel Ángel Adorno
30'
Mario Kempes
37'
Descanso
45'
JiménezPérez
45'
Lobo Diarte
49'
Geñupi
62'
Lobo Diarte
73'
Aitor Aguirre
79'
Juan Daniel CorderoÁngel Castellanos
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Rac. Santander

Records vs Rac. Santander

Máximo goleador: José Vilanova (7 goles)
Goleador rival: Cisco (9 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (03.10.1954)
Mayor derrota: 0 - 5 (31.03.1935)
Más repetido: 1-2 (13 veces)

Crónica

Una vez más ha sido la capacidad goleadora de Lobo Diarte la que le ha sacado las castañas del fuego al Valencia, resolviéndole el partido de turno y acentuada su fama goleadora. Con tres goles personales de los cuatro que ha conseguido el equipo, Diarte, además robustecer su posición en la tabla de realizadores, destacándose más en ella, ha acreditado su entusiasmo y su eficacia. En este encuentro, que sin los goles no hubiera pasado de un partido da trámite, con bastantes lunares, el Lobo hizo lo mejor y lo más eficaz.

El partido, en la primea mitad, ofreció una tranquila superioridad del Valencia, que sin esforzarse mucho logró una ventaja de dos tantos sobre un Santander correoso y entusiasta pero con fallos garrafales en su puerta y en su defensa, que no neutralizó las constantes incursiones de Lobo Diarte y de Kempes. A los 5 minutos, un córner sacado en corto por Saura con entrega a Carrete lo remató éste directo a puerta, escapándosele la pelota al portero, y Diarte, desde muy cerca, fusiló el primer gol. A los 37, Kempes recibió un balón adelantado desde atrás, enviado por Adorno, una gran carrera del argentino, a pesar de ir perseguido por un defensa, consiguió quebrarle y cogió al meta a mitad de su salida, cruzando el balón por bajo y marcando el segundo tanto. Esta primera mitad casi se había limitado a eso, a los dos goles marcados por el Valencia, de los cuales el de Diarte fue de un raro oportunismo y el de Kempes producto de esas jugadas características del argentino.

En la segunda parte cambió bastante el decorado. En cierto modo, porque el Santander, al relevar a Juan Carlos, sustituido por Jiménez, con cambio total en su estrategia (que venía actuando como extremo derecha) como armador del equipo se movió mucho mejor, se mostró mucho más peligroso, hizo mejor fútbol y, en definitiva, casi se le subió a las barbas al Valencia. Sin embargo, a los 4 minutos se produjo el 3-0, al chutar a puerta Tirapu, rechazar el portero de mala manera y cabecear Diarte muy bien a la red.

Se niveló un poco el partido, porque aumentó su ritmo el Santander, que hizo algunas jugadas peligrosas. Y una de ellas, a los 17 minutos, la remató Geñupi espléndidamente, pasando por encima de la defensa y del propio portero valencianista para marcar el tanto que supuso el tres a uno.

Pocoo después, Saura marcaba un gran gol, de un trallazo impresionante desde fuera del área. Pero el árbitro no lo concedió por haber señalado con anterioridad una falta al portero montañés. A los 23 minutos, con ocasión de un ataque valencianista, se produjo una situación peligrosa para el marco visitante a cargo de Kempes, pero la cosa no pasó de ahí y a los 28 llegó el cuarto tanto merengue, en una jugada de Saura que le pasó largo a Díarte quien escapó cara el gol, la pelota se le fue un poco y el portero al intentar atraparla, le derribó. El pennalty lo transformó el propio Dierte con un disparo alto.

A los 33 minutos, al sacar Díaz un golpe franco contra la puerta del Valencia, Aitor Aguirre empalmó un gran cabezazo que batió limpiamente a Balaguer, estableciendo el definitivo tanteo. Hubo también jugada de Aitor Aguirre que se le escapó a Balaguer en la misma raya de gol, reclamándolo los montañeses.

Quizá resulte un poco engañoso, visto el tanto, la actuación del Valencia. Pero ésta no ha sido muy brillante, pero sí eficaz. Nos centramos en Diarte y algo de Kempes. El equipo mostró fallos en su defensa y mucha imprecisión en la línea, media, pero todos los defectos se escondieron en el gran momento de Diarte, convertido en un hombre gol irresistible, que hoy consiguió su undécima diana en esta Liga.

El Santander se ha portado como un equipo combativo y peleador. Un adversario incómodo y dificil, donde únicamente los fallos de su portero y también las indecisiones de su defensa han provocado ese tanteo.