Ficha de partido: 07.12.1974: UD Las Palmas 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

UD Las Palmas
UD Las Palmas
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Óscar Rubén Valdez
54'
Sergio LloretRafael Barrero
73'
Pepe Juan
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Insular
Aforo: 22.000 espectadores
Ubicación: Las Palmas de Gran Canaria / España 
Inauguración: 25/12/1949

Rival: UD Las Palmas

Records vs UD Las Palmas

Máximo goleador: Manuel Badenes (7 goles)
Goleador rival: Germán (8 goles)
Mayor victoria: 5 - 1 (25.01.1959)
Mayor derrota: 0 - 3 (28.02.1982)
Más repetido: 0-1 (7 veces)

Crónica

La UD Las Palmas y el Valencia empataron esta noche a un gol en el Estadio Insular, en un partido de Liga. Hubo lleno completo. Arbitró el encuentro Balsa Ron, del Colegio Oesta. Hemos de empezar por el árbitro, porque esta noche en el Estadio Insular, Balsa Ron ha sido el principal protagonista ya que originó un escandalazo fenomenal en la segunda parte a los 5 minutos, al anularle un gol a Las Palmas e, inmediatamente después, tres minutos más tarde, conceder un gol al Valencia en clarísimo fuera de juego de Valdez. Ahí estuvo toda la salsa del partido, y ahí, además, se decidió casi la suerte del Las Palmas, porque con un equipo de circunstancias hubo de pelear después denodadamente para buscar el empate, que le llegó a los doce minutos del final.

Balsa Ron tuvo en el Estadio Insular una actuación calamitosa, ayudado por dos jueces de línea que le confundieron constantemente con los fueras de juego y que luego, tras el gol de Valdez, y para compensar, se dedicaron a señalar fueras de juego totalmente absurdos y el mismo Balsa cayó en el grave pecado de señalar faltas insignificantes cuando había ignorado lo más grave.

El encuentro entre el Las Palmas y el Valencia ha sido, sin embargo, movido. Fue un partido en que se jugó de poder a poder, aunque el equipo valencianista montó, como es lógico, un dispositivo defensivo más fuerte que el Las Palmas, puesto que tuvo en la defensa cuatro hombres que fueron Cerveró, Sol, Martínez y Antón, en el centro del campo formó una barrera de jugadores con Claramunt, Barrero y Tirapu. Éste, Tirapu, ejerció un marcaje férreo sobre Wolff, realizando una magnífica labor a lo largo del encuentro y anulando al hombre que hoy podía haber organizado todo el juego de Las Palmas al estar ausente Germán. La falta de Germán se ha notado mucho en el equipo canario, puesto que es el organizador de juego del equipo amarillo. Trona, su sustituto, no cumplió en la debida dimensión porque le faltó fondo físico.

En la primera parte el partido fue de movilidad constante y mayor dominio del Las Palmas, pero con pocas ocasiones de gol. La más clara, en el minuto 20, a cargo de Miguel Ángel, que se quedó solo ante Balaguer, pero le tiró inocentemente a las manos y el Valencia tuvo, sin embargo, dos ocasiones de batir la meta de Carnevalli, la primera de ellas en el minuto 17, en una extraordinaria jugada de Keita, que no llegó a culminar luego el propio Keita a pase de Quino, por lo que se le fue la pelota. Más tarde, en el minuto 24, en otra jugada de Keita por la derecha, en la que dejó prácticamente solo a Barrero delante de Carnevalli, pero éste falló en los metros finales.

En realidad Keita ha sido el delantero más peligroso que ha tenido el Valencia, porque tanto Quino como Valdez han sido dos nulidades completas a lo largo de todo el encuentro. El Valencia, con Tirapu, Claramunt y Barrero, apoyados muchas veces por Keita, que se venía hacia atrás, creaba más ocasiones de peligro para el marco canario aunque luego en los metros finales no los materializaran, en cambio, Las Palmas, con un mayor dominio, no encontraba delante rematadores y sólo de cuando en cuando se metía Wolff para disparar.

En la segunda parte vinieron los goles y fue también la parte más emocionante del encuentro. A los 5 minutos, en pleno dominio de Las Palmas, se produjo una jugada por la banda derecha a cargo de León, perdió éste la pelota, la recogió Martínez que, tranquilamente, y solo casi en el banderín de corner, envió el balón a su portero. Salió Balaguer, recogió la pelota y se le escapó de las manos, entonces se adelantó Félix llevándose el balón y marcando gol. El señor Balsa Ron lo anuló inexplicablemente y ahí se originó el escándalo. Inmediatamente después, en el minuto 8, un contraataque del Valencia por la derecha culminó con un centro de Keita largo, hacia la izquierda, con Valdez claramente en fuera de juego por detrás de Castellanos. Valdez recogió la pelota, se la preparó y tiró raso. Falló Carnevalli en su estirada y el balón se fue a la red.

Se recrudeció el escándalo y ya no iba a parar hasta el final del encuentro cuando Las Palmas conseguía el empate. A partir de ahí, a Balsa Ron se le puso todo difícil y se le fue el partido de las manos. Las Palmas tuvo un bajón de juego pero poco a poco pasó a dominar nuevamente. El Valencia, con un gol a su favor, se echó un poco hacia atrás y ya sus intentos de ataque fueron muy pocos, sólo Keita de cuando en cuando ponía la nota de peligro, porque la delantera valencianista continuaba en su ineficacia, al menos sus hombres en punta. Y Las Palmas, al que le iban dejando terreno libre en la zona central, pasó a dominar con insistencia. Trona, evidentemente, era un fallo claro en el centro del campo, y su relevo le vino ya tarde, casi en el minuto 31 en que entró Pepe Juan; este cambio, en parte, fue decisivo, ya que con este hombre de refresco los últimos minutos de partido fueron un constante agobio para el marco valenciano. Y precisamente en el minuto 39 llegó el empate canario en una falta al borde del área sacada por León que remató impecablemen por bajo Pepé Juan a la red. Tras el 1-1, constante dominio y presión de Las Palmas pero sin que ya se modificara el resultado.