Ficha de partido: 05.01.1975: Granada CF 2 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Granada CF
Granada CF
2 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Quiles
23'
Salif Keita
37'
Descanso
45'
Rafael BarreroAntón Martínez
59'
Kurt Jara
63'
Toni Ferrer DíazQuino Sierra
72'
ChirriMontero
74'
PortaQuiles
74'
Porta
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Los Cármenes
Aforo: 15.000 espectadores
Ubicación: Granada / España 
Inauguración: 23/12/1934 (Demolido en 1995)

Rival: Granada CF

Records vs Granada CF

Máximo goleador: Mundo Suárez (15 goles)
Goleador rival: Lorenzo (3 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (10.05.1975)
Mayor derrota: 0 - 3 (12.01.1969)
Más repetido: 1-0 (9 veces)

Crónica

El Granada ha derrotado al Valencia en Los Cármenes por 2-1, en un partido vibrante y disputado que se resolvió a tres minutos del final, momento que se produjo la victoria del cuadro rojiblanco. Buena entrada en tarde soleada, luciendo el Granada brazaletes negros por la muerte de su ex jugador Luis Sueta, ocurrida en la mañana de hoy, motivo por el cual se guardó un minuto de silencio antes de comenzar el partido.

El cuadro local ha sido justo vencedor, aunque estos dos nuevos puntos sólo hayan podido conseguirse en los minutos postreros. Los dos equipos plantearon el partido con marcaje al hombre, y asi el Valencia, renunciando a un ataque arriesgado, retrasó casi de principio a sus delanteros Jara y Tirapu, encargandose el teórico centro delantero del marcaje del austríaco Parits. Por delante, sólo Valdez, muy batallador y peligroso toda la tarde, junto con Keita, y entre esta línea de pares y la anterior, se intercalaba Quino, que estuvo muy apático. Desde el primer momento dominó el Granada con facilidad, si bien la primera ocasión del partido la tuvo Keita, salvando su disparo Izcoa con los pies, cuando ya se cantaba el gol. El dominio del Granada se fue haciendo más continuado hasta, llegar casi al agobio para el Valencia, cuya línea defensiva hacía aguas por todas partes. Fallaban estrepitosamente y sus hombres se estorbaban continuamente, dando en más de una ocasión el balón al contrario. Sólo Sol se mantenía defensiVamente bien, y a su nivel, Claramunt, en su intento de poner orden en el equipo.

El interior Jara, retrasado casi toda la tarde, solamente se dedicó a hacer cambios largos de juego, y Tirapu a un marcaje constante del interior rojiblanco Parits. Y comenzaron a llegar las oportunidades para el Granada y con ellas el acierto rematador del extremo Quílez, que en el minuto 15 falló dos claras ocasiones de gol. Los granadinos llegaban con facilidad al área valencianista, pero los titubeos de la defensa no los aprovechaban. Por fin, en el minuto 23, y abundando en lo que hemos dicho anteriorinente, Quilez recibió un gran pase sobre la raya frontal, donde avanzó y chutó suave, pero muy cruzado, haciendo inútil la estirada de Balaguer. Con este gol, el Valencía quiso acercarse a los dominios de Izcoa, pero el Granada continuó ejerciendo su dominio. Sin embargo, a 9 minutos del descanso, un centro de Antón a la cabeza de Keita, permitió establecer el empate a uno, con el que finalizaría el primer tiempo. Este gol cayó como un jarro de agua fría, tanto en el equipo granadino como en los aficionados, y entonces el partido entró en su fase baja del juego, pero antes de que se pitara el descanso, hubo una gran jugada de Parits que quebró a Sol, a Barrachína, y a su secante Tirapu, para chutar fuerte, pero el balón fue devuelto por el poste derecho.

La segunda parte la jugó el Granada ya de modo más pausado, aunque algo nervioso, lo que hizo que el cuadro visitante pasara a dominar a intervalos, ya con su defensa más serena. El juego se equilibró y el partido comenzó a ponerse muy difícil para los granadinos que no veían la forma de poder romper la defensa contraria, cerrada muy bien ahora por Barrachina y por Sol, en la parte central, y con un Jara prácticamente convertido en lateral izquierdo. Los minutos pasaban y la impaciencia cundía en el campo. Ciric, el entrenador valenciano, relevó a Antón por Barrero, y minutos después, quitaba de la delantera a Quino y le sustituía por Ferrer Diaz. Ya a la media hora de juego, cuando el Granada, un minuto antes, había realizado también, de forma simultánea, los dos cambios, saliendo Chirri por Montero Castillo y Porta por Quilez, Keita solo ante Izcoa, ya batido, tiró el balón fuera. Un gol que, de haber llegado a las redes, hubiese traido su polémica por cuanto Valdez había centrado desde fuera del campo. Nada se vislumbraba para que el Granada pudiese conseguir el gol de la victoria, y el Valencia se dedicaba a congelar el balón y a jugar de forma lente hasta que, a tres minutos del final, y en el lanzamiento del quinto saque de esquina por parte de Parits, el balón a media altura fue a la esquina del área en donde Porte, sin parar, remató de cabeza por alto y el esférico entró entre la cabeza de Jara y el larguero. Júbilo en los graderíos y gritos de ¡Porta, Porta! que ya no cesarían hasta el final del encuentro, porque hoy que hacer constar que ha sido el primer partido del ex-pichichi en la presente temporada.

En suma, victoria justa del Granada, aunque la lograra con muchos apuros. Un Granada que hoy ha tenido una línea defensiva mucho mejor que en ocasiones anteriores por la reaprición de Fernández tras la sanción federativa; junto al paraguayo hay que destacar a Parits, Dueñas, Grande y el oportunismo de Porte en el remate de la victoria. Por el Valencia, la ingrata labor desplegada por su delantero Tirapu, y junto a él, Keita, Valdez, Sol y Balaguer. Dirigió el encuentro el colegiado castellano, Lamo Castillo, que estuvo sólo regular, sacando únicamente una vez la tarjeta blanca al interior Jara, por entrada violenta a Dueñas, cuando había motivos más que sobrados pare que a lo largo del partido las tarjetas hubieran hecho su aparición en más ocasiones.