Ficha de partido: 17.02.1974: Racing de Santander 0 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Rac. Santander
Rac. Santander
0 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
SebasJoaquín
41'
Descanso
45'
Pedro AmadoArrieta
76'
Antón Martínez
82'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: El Sardinero
Aforo: 30.000 espectadores
Ubicación: Santander (Cantabria) / España 
Inauguración: 20/08/1988

Rival: Rac. Santander

Records vs Rac. Santander

Máximo goleador: José Vilanova (7 goles)
Goleador rival: Cisco (9 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (03.10.1954)
Mayor derrota: 0 - 5 (31.03.1935)
Más repetido: 1-2 (13 veces)

Crónica

El Valencia se ha anotado los dos puntos de este encuentro y la verdad es que sus méritos, en comparación con los del Racing, no han sido tantos como para merecer la victoria. Si se contabilizan las acciones meritorias de uno y otro equipo, las oportunidades habidas, las veces que el balón ha merodeado en una y otra área, éste ha estado más veces en la del Valencia que sobre la del Racing de Santander, y claro, ciertamente con más peligro, hasta el punto de que la persistencia en no llegar el gol se consideraba como un auténtico infortunio.

El Valencia jugó desde el principio en una zona retrasada, buscando en el contraataque la oportunidad de marcar, pero sus delanteros eran bien contenidos por la defensa local y el gol no se veía llegar. En contra, el Racing con un mayor dominio en el centro del campo y con una mayor profundidad obligó a la defensa valencianista a emplearse a fondo, a veces recurriendo al fuera de juego para neutralizar los ataques y siempre actuando con decisión para impedir que marcase el Racing. Era un continuado ataque racinguista sin fortuna, a veces por la mala suerte.

Así fue transcurriendo todo el primer tiempo. El Valencia no acababa de hacerse dueño del juego y sus hombres más prestigiosos, Claramunt, Quino, Jesús Martínez, etc... no estaban haciendo nada del otro mundo, nada que pudiera llamar la atención. Únicamente Barrachina, en un acertado como implacable marcaje de Aitor Aguirre, y Sol, la sombra perpetua de Grande, estaban haciendose notar, pero sin que este último pudiera impedir que el racinguista se convirtiera en el mejor ordenador del juego local. Adelante, únicamente Keita, lograba algunas internadas comprometidas, pero sin demasiada efectividad a la hora de la verdad en el remate.

No era un partido que se viera claro para el Valencia y si para el Racing, al que lo peor que le podía ocurrir era que terminase el empate. Se esperaba que en el segundo tiempo el Racing cediera algo y en consecuencia el Valencia apretase más. No fue así, aún habiendo el Valencia acelerado algo el rítmo de su juego. La tónica fue la misma: gran presión racinguista con buen juego y contraataques muy peligrosos del Valencia. El partido iba para empate a cero, y he aquí que en el minuto 37 de este segundo tiempo y que cogió desprevenido a Santamaría y se convirtió en el único tanto del encuentro y en la victoria, no merecida, como decimos, como decimos, de los valencianistas.

La jugada fue así: se sacó un fuera de banda por parte de Antón que entregó el balón a Quino, éste lo devolvió al propio Antón que se internó ligramente por la izquierda, envió el balón a centro hacia la portería del Racing y el centro se convirtió en un tiro con final en la red.

Sólo faltaban ocho minutos para terminar el partido y el Valencia, a partir de aquí, de cara ya a la victoria, jugó con más temple, con el triunfo asegurado mientras que el Racing que se encontró con este desgraciado gol en contra, se lanzó a la desesperada al ataque, mejor dicho, incrementó éste en busca en busca del que hubiera resultado normal, y menos mal, conforme a los méritos de uno y otro, el empate. No fue posible porque el Valencia, ya sobre aviso y con los puntos en la mano, no se descuidó.