Ficha de partido: 06.12.1970: Celta de Vigo 1 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Celta de Vigo
Celta de Vigo
1 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Jiménez
30'
Descanso
45'
Enrique Claramunt IIJosé Vicente Forment
62'
VillarDoblas
71'
Fernando AnsolaÓscar Rubén Valdez
72'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Balaídos
Aforo: 32.000 espectadores
Ubicación: Vigo (Pontevedra) / España 
Inauguración: 1928

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Difícil compromiso, muy difícil, para el Celta esta visita del Valencia a Balaídos. Porque mientras el equipo que dirige Di Stéfano acudía a la cita con todos sus elementos y en plenitud de juego y pujanza, como lo atestiguaban sus nueve partidos sin conocer la derrota, y con un Abelardo que en ocho encuentros no había encajado ni un solo gol, el Celta se ha visto obligado a afrontar la pelea de hoy falto de algunos hombres que hasta ahora eran básicos. Le siones y otras circunstancias han apartado de la formación celeste a elementos como Rivas, Juan y, últimamente, a Isabelo y Almagro, estos dos últimos lesionados el domingo anterior en el estadio Bernabeu, donde asimismo resultaron contusionados Canario y Lezcano. Menos mal que Juanito Arza ha podido disponer de los dos últimos, y también pudo Contar con Hidalgo repuesto de su afección gripal. Pedrito y Doblas cubrieron las bajas de Isabelo y Almagro, y la verdad es que los dos lo hicieron a plena satisfacción. Especialmente Doblas que se ha movido con un gran sentido de la eficacia, rapidez y profundidad, y facilitó la movilidad de Rodilla con el que se las vieron y desearon los zagueros valencianistaS para contenerle y no siempre pudieron hacerloen forma académica.

Era un compromiso difícil. Pero el Celta lo ha salvado con éxito, anotándose un triunfo que hay que considerar merecido y hasta brillante. Porque, especialmente en el primer período, los célticos ofrecieron al público, que llenaba los graderíos del estadio vigués, un fútbol alegre, vistoso y penetrante, desarrollado siempre a un gran ritmo ante el cual los jugadores valencianistas tuvieron que emplearse a fondo batiéndose a la defensiva para impedir que su mata fuese vulnerada. Dominio insistente de los célticos y sólo contragolpes aislados del adversario —aunque también peligrosos— que eran contenidos por medios y defensas locales y, en última instancia, por Gost, que hoy se ha mostrado seguro y crecido en sus intervenciones, y supo salvar cuantas situaciones de apuro se le han plan teado.

El único gol del encuentro que acababa con la imbatibilidad del Valencia y con la invulnerabilidad de Abelardo, lo consiguió Jiménez en un estupendo remate de cabeza a centro de Pedrito, situado de extremo derecha cuando iban treinta minutos de la primera parte. En este segundo tiempo, a los ocho minutos, Claramunt sustituyó a Forment, y a los veinte Di Stéfano agotaba el cupo de las sustituciones dando entrada a Ansola en el puesto del extremo izquierdo Valdez.

Los últimos minutos del encuentro fueron de una gran emoción, porque el Valencia, acreditando su condición de gran equipo -sin duda el mejor que ha pasado hasta ahora por Balaídos-, presionaba con insistencia buscando una igualada que no ha podido conseguir, porque el Celta supo replicar con nervio y seguridad en todas sus líneas en un verdadero alarde de facultades y afán de superación de sus hombres.