Ficha de partido: 24.05.1964: Real Betis 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Real Betis
Real Betis
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Areta
25'
José `Ficha´
29'
Vicente Guillot
43'
Descanso
45'
Ansola
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Benito Villamarín
Aforo: 56.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 1929

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

El Betis, después de salvar milagrosamente la eliminatoria de los octavos de final, por milagro pontevedrés, ya que se autoeliminó, alcanzó lo cuartos de final de la Copas donde le esperaba un equipo de la talla del Valencia, tremendmente copero, totalmente recuperado y que por lo que acabamos de presenciar esta noche en el Estadio Villamarín, se presenta como uno de los más serios aspirantes, quizás el que con mejores fundamentos opte, para obtener el titulo de campeón de España.

Frente a un Betis entusiasta, decidido, con empuje y tesón, el Valencia ha dejado constancia del gran momento por el que atraviesa y si la victoria no se inclinó a su favor, fue porque concurrieron dos circunstancias, la una porque en el segundo tiempo, aun prevaleciendo con la iniciativa, no se esforzó y dedicó sus afanes a mantener al batallador adversario y luego la verdad, porque la suerte acompañó a los béticos en aquel entonces.

Los valencianos, mandando siempre en la zona ancha, donde Sánchez como interior retrasado y Paquito, como medio de ataque, ordenaban, orientaban y creaban, para desde allí lanzar una y otra vez a la delantera levantina contra el área andaluza. Una delantera, la valenciana, que pese a la ausencia de un «crack» como Waldo, ha dejado constancia de su clase. Ficha, sustituyéndole, mantuvo un emocionante codo a codo con un Ríos, tremendamente duro, habiendo hueco en el sistema defensivo verde, con Montaner incrustado en el trío zaguero mientras que los dos extremos levantinos alcanzaban rápidamente el sector local, haciendo flaquear ostensiblemente a Areta y a Paquito, que acompañaban a Ríos y a Montaner, en la defensa de la portería.

Como Montaner jugaba retrasado y López Hidalgo, no enderezaba entuertos, el sector ancho quedaba a disposición de los visitantes y asi la delantera andaluza, pachucha y tal, en donde únicamente Ansola no se dejaba doblegar fluctuaba sin ton ni son, alocadamente, poniendo mucho corazón en el empeño pero sin grandes aciertos. Y la diferencia entre ambos adversarios se apreciaba a ojos vista. En realidad los béticos no podían hacer más de lo que estaban haciendo,

ya que las ausencias de Colo, Martínez y Luis, se echan de menos cada día más, y todo lo que resta cara al futuro es eso que estaba luchando frente al Valencia, bajo los focos de Heliópolis. Un conjunto amorfo, sin cualidades ni virtudes, que se fundamenta todo él en el coraje y el espiritu de lucha y en pretensiones de no desmerecer. Pero que queda en evidencia, tan pronto como enfrente existe un enemigo con armazón y técnica. El Betis ha quedado reducido (y bien demostrado ha quedado hoy) a la seguridad y a la personalidad de Pepin, en el marco a la firmeza de Ríos, en la defensa y a la entereza, a la combatividad y al entusiasmo de Ansola, en un ataque desasistido totalmente de hombres medianamente prácticos.

Mal cariz y peor compostura, tiene el Betis para el inmediato porvenir. Y esto fue en realidad, lo que más destacó de este encuentro que acaba de disputarse en el Estadio Villamarin. Dirigió el encuentro el colegiado bilbaíno González Echevarría.

A los 25 minutos Areta saca una falta directa, Ansola trata de penetrar entre la defensa enemiga, Zamora y sus defensas se distraen con el delantero centro y el balón llega a la red. Zamora y los jugadores valencianos tratan de lograr la invalidación del gol, alegando que el colegiado habia señalado falta indirecta. De todos modos, el gol llegó al marcador. A los 29 minutos, Ficha se interna por la banda derecha, Pepín abandona el portal pretendiendo despejar con el pie en el borde del área, pero el delantero centro valenciano, le dribla y ya en solitario avanza sobre el marco que bate con facilidad.

A los 43 minutos, Suco, se interna por la izquierda, centra largo y Guillot en la misma boca de gol, no tiene más que empujar el balón a las mallas béticas y por último a los 85 minutos, Rogelio saca falta desde fuera del área, cerrada sobre el marco de Zamora, el cual rebota sobre la cruceta derecha y Ansola, de cabeza, marca el empate a dos y el resultado definitivo. El encuentro empezó con luz diurna, pero a los pocos minutos se encendió la eléctrica. Media entrada en otro partido fuera de abono.