Ficha de partido: 26.04.1964: Valencia CF 4 - 0 Real Zaragoza

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 0
Real Zaragoza
Real Zaragoza

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
José `Ficha´
4'
Waldo Machado
5'
Enderiz
22'
José `Ficha´
34'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Zaragoza

Records vs Real Zaragoza

Máximo goleador: Manuel Badenes (9 goles)
Goleador rival: Arrúa (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (14.02.1943)
Mayor derrota: 1 - 6 (19.04.1959)
Más repetido: 1-0 (13 veces)

Crónica

El Zaragoza ha sido batido ampliamente por el Valencia por cuatro goles, lo cual constituye una clara réplica al 5—1 conseguido por los maños en La Romareda. Al Zaragoza se le temía en su visita, si bien se dudaba, por otra parte, que hoy pusiera de manifiesto todas sus posibilidades, teniendo en cuenta la nula importancia del resultado del partido y la gran trascendencia que puede tener el doble choque final de la Copa Ferias si, como se espera, consiguen los dos clasificarse para dicha final.

El Zaragoza, esta tarde, ha presentado una alineación un poco rara. Como se verá, actuaba un delantero, Endériz, en la zaga, y otro delantero, Duca, en la línea media. No sabemos si con esto Ramallets pretendía hacer un ensayo de nueva alineación o desorientar al Valencia, por si acaso dentro de una semana ha de verse frente a frente en partido final de la Copa de Ferias. El Valencia, por su parte, formó con dos elementos más idóneos por el momento. Hubo aplausos para el Valencia al presentarse en el campo y se registró una magnífica entrada, no obstante, estar celebrándose al mismo tiempo una gran corrida de toros.

Apenas iniciado el partido y tras unos intentos infructuosos del Zaragoza, el Valencia marcaba su primer gol en un avance rápido y bien llevado, que terminó con remate sereno y bien colocado de Ficha. Y dos minutos más tarde, como consecuencia de un golpe franco desde gran distancia, Waldo metía el pie con gran fuerza, batiendo por segunda vez a Cardoso. Eran dos goles en cinco minutos, que influyeron enormemente en la moral del Zaragoza. Pero la cosa no terminó aquí, porque la zaga aragonesa, que estaba mostrando un evidente desconcierto, fue causa de un tercer gol, marcado por Endériz, en su propia puerta, al intentar entregar el balón a su portero a tiempo que éste salía del marco. Con tres a cero, el Valencia jugó a placer, entusiasmó a sus seguidores con avances muy bien llevados, algunos de ellos de gran brillantez, que daban romo resultado un cuarto gol en el minuto 34, conseguido nuevamente por Ficha.

Con cuatro a cero podía decirse que el partido estaba completemente resuelto y excepto algunos intentos sin profundidad del Zaragoza, el Valencia mandó hasta el descanso, si bien hay que señalar una jugada desgraciada de Canario en el minuto 43: tras un avance muy hábil, tiró sobre puarta vacía, estrellándose el balón en un poste.

En la segunda parte ya no hubieron goles. Sin embargo, se matuvo el interés del partido, porque el Valencia, poseído ya de superioridad y tranquilo por el margen de tantos alcanzados, siguió realizando jugadas muy buenas, si bien después el Zaragoza tomó el mando del juego para forzar varios córners, aunque sin consecuencias. Hubo otro trallazo imponent de Waldo que rebotó en el travesaño, como jugada más notable. El partido terminó sin pena ni gloria, pero con una victoria del Valencia, que había superado netamente al Zaragoza en todos los terrenos.

El Valencia ha jugado posiblemente el mejor, o uno de los mejores partidos de la Liga, destacando en la zaga Videgany, que ha tenido intervenciones muy brillantes; los medios, cumplieron, y en el ataque, Núñez fue, sobre todo en el primer tiempo, un delantero muy peligroso, Waldo, tambien por su potente remate, con aciertos de Ficha.

En el Zaragoza, Cardoso no ha tenido ocasión de lucirse, encajando cuatro tantos. La zaga ha estado toda ella muy floja, el más pasable, Isasi. Bien la línea media, y del ataque, sólo algunos destellos de Canario, con la voluntad de Marcelino; la fabulosa ala Sigi-Lapetra, apenas ha dado señales de existencia. Un arbitraje excelente y enérgico del castellano Carmelo.