Ficha de partido: 10.03.1963: Valencia CF 0 - 3 FC Barcelona

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 3
FC Barcelona
FC Barcelona

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pereda
32'
Descanso
45'
Zaldua
65'
Pereda
78'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

Los «hinchas» blancos tendrán sin duda razones para sentirse agobiados por la derrota sufrida por el Valencia ante el Barcelona, cuando la historia de los últimos recientes encuentros con el equipo catalán abrían halagüeñas esperanzas. Pero hasta esos mismos no dejarán de reconocer que las huestes de Gonzalvo desarrollaron el domingo sobre el esplendoroso césped, a la hora propicia para estos actos, lo que en términos académicos se llama una conferencia magistral. A la convocatoria, fijada para las siete y media de la tarde, acudieron tantos miles de espectadores, que dudamos que la taquilla se resintiera por la televisión.

La lección se desarrolló en dos partes, y en forma tan exquisita, que el público valenciano, mal que pese a los tres tantos que su equipo encajara, aplaudió a los muchachos azulgraria calurosamente, al finalizar el encuentro y aún en alguna otra ocasión al iniciarse el partido. Aunque técnicamente emplearon el cerrojo los azulgrana éste fue de artesanía y con lujo de filigranas. Hicieron los once jugadores formulaciones de lección viva, porque en su juego fino y alegre hubo además espectacularidad y anécdota para que aun los más profanos encontraran satisfacción en el desarrollo del partido.

La verdadera táctica del Barcelona, como decía ayer un buen humorado espectador, era la de cuatro por tres, incluyendo en ese doce de la multiplicación el entrenador del Barcelona, que vio complacido, como autor de la obra, la interpretación matemática que a sus papeles dieron todos y cada uno de los hombres.

En ningún momento perdieron los jugadores azulgrana su maravillosa serenidad. Ni aun en la segunda parte, durante el acoso valencianista a la puerta de Pesudo, que estuvo imponente, dieron la impresión de iue iba a romperse aquella maravillosa guitarra de cuerdas bien templadas, eso era lo difícil, y hasta en ello fue magistral el funcionamiento del dispositivo. Nunca dormía la pelota a los pies de los jugadores barcelonistas, que parecían incluso despreciar el éxito personal ante la obra de conjunto.

Aprovechando el saque Inicial, el Barcelona mantuvo el ataque permanente casi hasta conseguir el primer tanto, que vino a los treinta minutos, recogiendo Zaldúa una pelota de Re, que Pereda metió en la puerta de Zamora. Esto serenó a los visitantes y picó a los de casa; pero no hubo más peligro que un tiro de Waldo a puerta, que tropezó con Chicao y que recogió Guillot, lanzándolo sobre la puerta, pero con la inquietud que le provocó la zaga barcelonista pasó sobre el larguero. La insistencia valencianista, el embotellamiento incluso, se frustró ante la eficacísima y ágil defensa azulgrana.

En la segunda parte, sigue la presión del Valencia, pero con pasmosa facilidad la delantera azulgrana cuando quiere realiza incursiones, pasando el balón y poniendo alma en las piernas. Así llegó el segundo gol para el Barcelona, limpio y bien trabajado, a los veinte minutos. Pereda entrega a Re, que tira a puerta, rechazando Zamora, pero lo desvía en corto hacia Zaldúa, que con serenidad e inteligencia coloca la pelota en la red.

El Valencia quiere hacer algo, pero no liga su juego y hasta parece que le desconcierta esa prodigiosa serenidad de sus contrincantes. Acosa fuertemente, y Pesudo tiene que intervenir tres veces, con gran acierto. Los azulgrana han tenido también que ceder la pelota a córner cinco veces en esta segunda parte. Con todo, llega el minuto treinta y dos y el tercer tanto para el Barcelona, que marca también Pereda. Ha sido producto de un centro de Re, que provoca la salida de Zamora, y entonces Pereda consigue fácilmente su propósito. Se cierra el marcador con el tres a cero a favor del Barcelona.

Todos los jugadores del Barcelona gustaron y parecieron magníficos ayer, pero Re, sobre todo, causó sensación por la maravillosa facilidad con que se desmarcaba. El arbitro, señor Plaza, no tuvo dificultades. Todo el encuentro fue correcto, sobre la cancha y en los graderíos. Del Valencia, podemos decir que en vez de un encuentro de fallas, jugó un partido de fallos.