Ficha de partido: 04.02.1962: Valencia CF 2 - 1 Atlético de Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
At. Madrid
At. Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Adelardo
24'
José Paredes
37'
Descanso
45'
José Paredes
50'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Gárate (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

En partido nivelado e indeciso hasta su minuto final, el Valencia venció, por dos goles a uno al Atlético madrileño. Desde el principio, los dos equipos adoptaron tácticas idénticas, reforzando Chuzo la retaguardia átlética y Piquer la local, en donde Mestre, desplazado de su puesto, fue el encargado de sujetar a Collar. Se jugó con precauciones por ambos bandos, siendo el valencia el primero que creó peligro en ocasión de un avance por el lado derecho, con centro en corto de Núñez y remate fulminante de Paredes, que Medinabeytia rechaza magníficamente a córner, con el que se abría la cuenta de saques de esquina.

En general, y en el constante tejer y más tejer, se jugaba casi siempre en terreno no comprometido, batiéndose de firme de uno y otro lado. El Valencia insistía más en su labor atacante. Sin embargo, los rojiblancos profundizaban, más en la suya. Y así fue cómo llegó el gol madrileño, merced a un Adelardo impetuoso y su internada. Contraatacando a ráfagas, Jones y Collar daban buenos sustos en el área levantina. El Valencia consiguió, al fin, el tanto del empaté, dominando la situación hasta el descanso, poco antes del cual Medinabeytia enviaba a córner, con apuros, una pelota lanzada por Waldo, que se colaba a ras del suelo.

El desempate por el Valencia, a poco de empezar la segunda parte, puso el juego al rojo vivo. Entonces jugó mucho y bien el Atlético de Madrid, con todas sus líneas perfectamente sincronizadas, raseando y controlando el balón. Pero seguía siendo el Valencia, en sus momentos de ventaja, quién ponía en jaque a la retaguardia rojiblanca, a la que en más de una ocasión favoreció la suerte. A medida que transcurría el tiempo se combatía con dureza, porque ni el Valencia se limitaba a defender el resultado ni tampoco el adversarios se resignaba con el tanteo adverso. Los minutos finales fueron de angustia por lo indeciso del resultado.

Al minuto de comenzar el encuentro hay una buena combinación entre Adelardo y Jones, que desbordan a la defensa local, y el fuerte disparo del último hace tocar al esférico en la parte de fuera de la red, por el lado izquierdo de Goyo. El Valencia, por mediación de Paredes, a punto estuvo de hacer el primer gol, pero Medinabeytia lo impidió al despejar a córner. Peiró, a los catorce minutos de juego, remató de cabeza muy bien la pelota, y ésta salió juntó a un poste. A los veintiuno, la defensa local tuvo que ceder apuradamente dos corners seguidos, sin consecuencias para su portería. El juego se niveló y a los veinticuatro minutos, Adelardo, en jugada personal, y luego de sortear a varios jugadores adversarios, largó un fuerte tiro que valió el tanto atlético.

El Valencia, ante este gol, inició un contraataque, y la portería defendida por Madinabeytia pasó por momentos de verdadero apuro. La constancia del Valencia se vio coronada a los treinta y siete mintos con el gol del empate, por mediación de Paredes, en ocasión de un centro de Ribelles, que cabeceó Waldo para que el interior valencianista chutara, y después de dar el esférico en el larguero, colarse en la red. Siguió a continuación un acoso insistente de los locales, obligando a la defensa atlética a ceder, en esta ocasión, dos corners, que se tiraron sin novedad. Se llegó al descanso con empate a uno y con balance de empates también en los córners: cuatro.

A los tres minutos de la continuación, Piquer, al intentar cortar una internada peligrosa de Collar, a punto estuvo de marcar en su propia portería. Domina el Valencia, y a los ocho minutos Waldo, desde lejos, chutó fuerte, y Madinabeytia, por la fuerza del tiro, tan sólo pudo rechazar, desde el suelo, el esférico, cosa que aprovechó Paredes, quien tiró de nuevo, y el balón dio en el larguero. El nuevo rechace es recogido por el propio jugador, que lo manda a la red.

A los catorce minutos Verdú salvó un gol seguro, cuando, a portero batido, el chut de Peiró lo desvió de cabeza a cornér, y que hubiera representado el gol del empate. Cuatro minutos más tarde tuvo que ser atendido Adelardo al resultar lesionado en un encontronazo, y fue ésta la única vez, a lo largo del encuentro, en que apareció un cuidador. El interior atlético, cojeando, se colocó de extremo derecho.

Con dominio valencianista fueron transcurriendo los minutos. La delantera local, ante la portería, se mostraba peligrosa, y Madinabeytia se lució en buenas intervenciones. A los veintinueve minutos, en uno de los avances aislados del quinteto rojiblanco, Peiró lanzó un fuerte tiro, que salió junto al poste. En otra ocasión, a los treinta y un minutos, y a la salida de un córner, Goyo, apuradamente, paró un cabezazo de Jones que llevaba el sello de gol. Los últimos minutos del encuentro fueron de acoso atlético, que buscó afanosamente el empate.