Ficha de partido: 26.10.1958: Valencia CF 1 - 0 Sevilla FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 0
Sevilla FC
Sevilla FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Joel Martins
12'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

En realidad, en una tarde de perros, fría, con lluvia constante, que puso el terreno de juego en bastantes malas condiciones, el partido no podía dar mucho de sí. Un gol y gracias. Un gol marcado por el brasileño debutante en el Valencia, Joel Martins, gracias al cual, su nuevo equipo salió del compromiso que fue bastante serio. Aun lo hubiera sido más de haber tenido el Sevilla unos delanteros incisivos, pues apenas tiraron sobre puerta. De todas formas, el público ha padecido lo suyo y al final no ha quedado muy convencido, puesto que el Sevilla tuvo el empate y aún la victoria al alcance de sus pies, y no alcanzó ninguna de las dos cosas, por verdadera casualidad, sobre todo en el cuarto de hora del partido, en que el árbitro Marrón, hubo de hacer la vista gorda a dos faltas de Szalay y Diéguez.

El único gol válido de la tarde, se lo apuntó el Valencia a los doce minutos de juego, gracias a Joel. Fue un balón que le llegó de Machado, chutando sin parar, con tanta fortuna, que la pelota se le fue de las manos por el barro a Cobos, convirtiéndose en el tanto de la victoria. En el minuto 26, pudo empatar el Sevilla, en un penalty ejecutado por Szalay, más éste quiso apurar el disparo, saliendo el baldn junto a un poste. Golpe de castigo, concedido por un agarrón de Goyo al propio Szalay, cuando éste se le escapaba de cara al gol. Otra ocasión, la tuvo faltando siete minutos para el final, en que Navarro introdujo la pelota en la puerta, invalidándose la jugada, por haberse señalado fuera de juego momentos antes.

Gracias por tanto a Joel, el Valencia pudo salir airoso del trance, ya que hubo de jugar sin Quincoces y Tercero, que estaban lesionados y sin el sancionado Walter al que tantos deseos había de ver al lado de su paisano Joel. Y no es que estuvieran del todo mal sus sustitutos, porque Fernando, cumplió muy discretamente, en buena parte gracias a sus soberbias facultades atléticas. Fuertes, acertó más jugadas que otras veces, si bien desperdiciadas en los momentos clarísimos de marcar. En cambio, Buqué, demostró no estar en juego, después de tanto tiempo en la grada. Lo peor del Valencia, fue la falta del debido enlace en su conjunto y lo poco que los interiores ayudaron a la cobertura por lo que la zaga, se vió en bastante apuros, que los delanteros sevillanos no supieron aproveçhar.

Goyo, cumplió sin que se le llegara a inquietar demasiado. En la zaga, Mestre, estuvo incoloro, superándole sus compañeros. De la misma forma, Piquer, sobresalió sobre Sendra, lo mismo en la labor de defensa, que en la de ataque. Por la delantera, Machado trabajó mucho, pero sin provecho. Discreto Seguí y Fuertes, flojo Buqué. En cuanto a Joel, tuvo cosas muy buenas en la primera parte, apagándose no poco tras el descanso. En conjunto, ha gustado sin que se le pueda calificar como un jugador excepcional. Es valiente, toca muy bien la pelota sabe desmarcarse magníficamente, de forma que manteniéndose en posición retrasada en lo momentos decisivos, siempre esta donde debe y puede sacar el mejor provecho a la situación. Por eso marcó el gol y se llevó varios balones en los que el contrario tenía la ventaja. Gustó el Sevilla por la forma de moverse sobre el terreno. Con buen apoyo de lineas y gran flexibilidad para avanzar astas, o replegar sobre la puerta.

Así como el Valencia retrasó a Buqué sobre los medios y a Piquer, en auxilio de Fernando, el Sevilla mantuvo cuatro hombres en el ataque, a costa de que su interior izquierda Pepín, reforzara la línea media, contribuyendo no obstante a los avances, pero estos resultaron siempre demasiado lentos; de una parte, por el estado del terreno que obligaba a jugar con precauciones para no perder la estabilidad, pero también por no haber puesto el debido coraje para superar la mínima ventaja en que se mantuvo el marcador toda la tarde. Individualmente, el portero Cobos cumplió, pues no sería justo cargarle la cuenta del gol que en condiciones normales hubiera evitado. Bien Campanal, muy superior y más limpio, a pesar de sus entradas aparatosas, que los laterales. Batalladores los volantes, con mejor estilo el portugués Graça, bien ayudados gor Pepín. Del ataque; el ala derecha lo mejor, sobre todo Szalay, el más peligroso de todos, Navarro puo voluntad, pero no tuvo apoyo; el central Gómez, torpón.

Dirigió el partido, el madrileño Marrón, discreto en líneas generales, si bien al final mostróse bastante condescendiente con los defensores blancos.