Ficha de partido: 12.04.1959: Valencia CF 2 - 0 Real Betis

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Real Betis
Real Betis

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
José Antonio Tercero
63'
Antonio Domínguez
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

La verdad es que el público de Mestalla, no podía explicarse que en el curso de la primera parte del partido contra el Betis, como, siete dias antes, el Valencia había sido capaz de ganar en Pamplona por 3-0, y además realizar el soberbio partido que contaron los compañeros de allá. Era realmente como para sorprenderse también, verle a merced del Betis, después de haber tenido tan excelente actuación, derrotando con todo merecimiento al Racing de París. cosa que nadie tuvo necesidad de contarnos, puesto que la vimos los cuarenta y cinco mil espectadores presentes el pasado miércoles.

Aun cuando esto parezca extraño, el caso es que así ocurría, y en una actuación muy deficiente entre pitos y otras muestras de desaprobación, el equipo de Mestalla, estuvo a merced del Betis a lo largo de casi toda la primera parte, y si no se tradujo en el marcador y sólo en los cuatro córners, contra dos valencianos, fue porque la delantera blanquiverde no supo aprovechar una serie de oeasiones claras que se le presentaron, sobre todo para Vila, quien empeñado en ser él mismo quien marcara, retuvo la pelota hasta perderla, en lugar de entregarla a otros compañeros mejor situados. A Moreira, en el caso más patente.

Con todo, Lasala y Goyo, se hubieron de emplear a fondo, y en una entrega muy apurada a éste, el portero valenciano salió con un descalabro en la frente, del que hubo de ser auxiliado. En el minuto 31, pudo el Valencia anotarse su primer gol en un indirectp cedido por Walter a Domínguez, que éste metió por junto a un poste, salvando la barrera, pero Sócrates, se había adelantado, malogrando por fuera de juego un gol de magnífica ejecución.

Al reanudarse el partido, el Valencia salió con más ánimo, comenzando por Walter, quen trocó los pitos que se le dedicaron en el primer tiempo, por aplausos, sobre todo en una magnífica jugada, finalizando el partido en la que centró la pelota, después de varios regates. Entre él y Joel, estuviaron muy cerca de marcar, desviando el portero, hasta que en el minuto 18, al ejecutarse un córner, entraron varios jugadores en tromba y Tercero, consiguió meter la pelota por primera vez en el marco de Domínguez.

Luego, se produjo una impresionante reacción bética, en la que llegaron a forzar otros cuatro saques de esquina en unos instantes, pero los delanteros, aunque estaban muy bien apoyados por los volantes, abusaban pasándose la pelota, dando pie a que la zaga del Valencia se replegara, despejando al final sin demasiado apuro. De todas maneras el partido no quedó decidido completamente hasta el minuto 38 y fue a resultas de un nuevo contraataque, cuando más próximo parecía estar la igualada. Un despeje largo, lo adetantaron entre, Joel y Walter al final, fue Domínguez quien con su característica oportunidad y decisión metió el pie logrando el segundo tanto que aseguraba la victoria valenciana.

En total, el Betís había forzado diez córners, por cinco el Valencia, demostración también de su ineficaz dominio. La victoria valenciana ha sido merecida, sino por la calidad de su juego evidentemente inferior al del Betis, sí por lo que se refiere a su peligrosidad en la réplica. Claro que para ello hubo necesidad de que sus componentes, especialmente algunos de sus ases, escucharan durante el descanso la reprimenda que nos cuentan recibieron por su intenso primer tiempo.

De todas formas es indudable que la mejora calidad de juego, estuvo del lado bético. Sus jugadores se situaron mejor en el campo, permutaron mejor sus puestos, apoyaron sus avances con más inteligencia y tan sólo les faltó la debida eficacia en los momentos decisivos, porque abusaron de las entregas. No cabe duda de que la ausencia de Castaños y Del Sol, sus dos extremos más incisivos, se ha traducido en el mal resultado que han obtenido. De sus componentes, han destacado, sobre todo, el volante Isidro, magnífico como medio y arrollador en su apoyo a la delantera. Han estado bien.