Ficha de partido: 03.03.1957: Valencia CF 3 - 2 Real Sociedad

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 2
Real Sociedad
Real Sociedad

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Esteban Areta
27'
Alberto Plá
37'
Descanso
45'
Ucelay
45'
Vicente Piquer
78'
Ucelay
80'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

Ha ganado el Valencia a la Real Sociedad, cuyo entrenador, el catalán Salvador Artigas, ha planteado muy bien el partido, sin tener necesidad de recurrir al cerrojo. Lo ha ganado el Valencia, pese a que no ha repetido el magnífico partido que nos cuentan hizo en el campo de Les Corts. Y lo ha ganado imponiéndose por mejor clase y veteranía a los donostiarras, que venían a Mestalla dispuestos a recuperar alguno de los dos puntos cedidos al Valencia en Atocha. Pero la Real se ha batido muy bien, consiguiendo un resultado muy superior a lo que se esperaba.

Artigas no hizo sino retrasar al extremo izquierdo Paz, el comodín del equipo, para situarlo en el centro del campo, apoyando los avances de los cuatro delanteros restantes y muy propicio siempre a juntarse con los volantes y con la zaga para achicar balones en la zona peligrosa próxima a su puerta. De esta forma, la Real mantuvo siempre el peligro en sus avances, mientras quedaba a la zaga una mayor fortaleza. Pusieron mucho ardor en la lucha, haciendo pasar al Valencia al principio muchos apuros, y también al final del partido, cuando con 3-2 en el marcador, vieron la posibilidad de conseguir el ansiado empate.

Lo cierto es que la Real hizo un partido más igual que el Valencia a lo largo de los noventa minutos de juego. El Valencia, en cambio, jugó más bien a ráfagas. Comenzó vacilante y fue afirmándose hasta mandar a lo largo del primer tiempo y los comienzos del segundo. Luego, lo cedió a los donostiarras cuando éstos buscaban la igualada, para al final tener una postrera reacción con vistas a asegurarse el partido. Pero es el caso de que a medio minuto del descanso, después de adelantarse el Valencia con dos goles, los guipuzcoanos consiguieron el suyo, poniendo el marcador en 2-1 que avivó la emoción a lo largo de la segunda parte, en la que las oscilaciones se produjeron con gran continuidad y de una manera alternativa.

El Valencia tuvo esta tarde su tendón de Aquiles en la defensa. Mestre comenzó flojeando y terminó mal, contagiando a Sendra, que al tener que acudir a achicar balones por el lado de su compañero, terminó por ceder un gol que marcó el interior izquierda donostiarra Igoa, y fue el segundo para su equipo, pero además, hubo en los comienzos del partido una jugada un tanto dudosa que el árbitro dio como negativa, invalidando un tanto de la Real Sociedad, según dijo después, por haber habido falta de Igoa a Goyo. Tanto que, de haber subido al marcador, hubiera cambiado la faz del partido y seguramente hubiera creado una gran inquietud en el público, que vio cómo los donostiarras se hacían los dueños de la situación en los primeros diez minutos de juego, aun cuando el Valencia consiguiese pronto neutralizar tal superioridad.

No fue buena la actuación del Valencia. Ha sido un partido tan sólo regular. Un partido que ha tenido alternativas y en el cual la línea que mejor funcionó siempre fue la de sus volantes. Pasieguito cuenta ahora con un elemento joven y muy batallador, como es Piquer, que le ayuda mucho, sobre todo cubriendo una gran zona del terreno que antes le era obligado atender a él mismo. De esta forma, Piquer, que ha tenido una tarde magnífica, redondeándola con el tercer gol marcado que le ha valido la victoria al Valencia, ha conseguido un éxito en la tarde de su presentación oficial en Mestalla. Pasieguito, gracias a la ayuda de este joven elemento, ha podido brillar con toda su sabiduría, y no sólo ha servido balones acertadamente a sus delanteros, sino que en varias ocasiones intentó el tiro a puerta, no consiguiendo gol en una de ellas, por haber salido la pelota ligeramente desviada. En cambio, en la zaga, Quincoces fue siempre el elemento más regular, comprendió muy bien el papel a desempeñar, al no tener extremo izquierdo a quien marcar y muchas veces adelantó posiciones, conviertiéndose en un atacante más. Mestre estuvo, como decíamos, muy inseguro toda la tarde. En cambio, Sendra, que comenzó bien y realizó un primer tiempo magnífico, en la segunda fase fue a la deriva. También a Goyo le ocurrió algo similar. En el ataque, Iborra, pese a estar muy marcado por Echarri, se ha mostrado un elemento de valía, muy peligroso por su gran movilidad. Mañó, igualmente vigilado por Elizondo, sigue demostrando encontrarse en una excelente forma. Pla ha cumplido en su misión de peón de brega, marcando un gol muy bonito, igual que Areta, pero ninguno de lod dos ha tenido la eficacia que debe exigirse a un interior. Padrón, en el extremo, ha hecho una labor desordenada, creando algunas situaciones de peligro.

La Real Sociedad ha causado una excelente impresión. Poseé un equipo muy batallador, mostrando una elasticidad muy estimable. Esta tarde se batió muy bien ante el Valencia, y le hizo pasar sus apuros, no entregándose nunca. Ha dirigido el partido el madrileño Novella, auxiliado por colegiados de la misma procedencia. Un mal arbitraje el suyo, equivocándose muchas veces y en alguna ocasión incurriendo en errores de bulto.