Ficha de partido: 18.09.1955: Valencia CF 6 - 0 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
6 - 0
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Antonio Fuertes
20'
Faas Wilkes
29'
Descanso
45'
Faas Wilkes
55'
José Ismael Antó
74'
Antonio Fuertes
81'
Faas Wilkes
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

El Valencia ha inaugurado su temporada en Mestalla consiguiendo una amplia victoria sobre el Celta, reciente vencedor del Real Madrid, al que ha ganado por seis tantos a cero. Después de una semana de inquietudes, por parte de los seguidores valencianistas, la goleada ha constituido un regalo suculento e inesperado, que ha devuelto el optimismo y la esperanza a la hinchada valencianista. El triunfo sobre el Real Madrid del Celta y sobre todo la forma brillante con que fue obtenido hacía temer por el partido. Entre otras cosas, porque el Valencia, que no actuó bien en Las Palmas, se vio privado del concurso de Puchades y había de pesar mucho en la marcha del equipo. Pero hoy el Valencia ha surgido gracias a la eficacia de su delantera, muy bien dirigida por Wilkes, que se encuentra espléndido de forma y de moral y con una colaboración estupenda por parte de sus extremos. Con una mención destacada para Antó, este extremo que el Español dejó marchar y que el Valencia ha sabido aprovechar de forma magnífica.

Ha jugado la delantera del Valencia un gran partido, sobre todo por su gran eficacia, que ha ido en aumento a medida que la zaga céltica aflojaba bajo el peso de los goles. Pero lo singular del caso es que el juego anduvo en general muy nivelado, sacando el Valencia seis córners por cinco que consiguió el Celta. No obstante lo cual, la iniciativa fue siempre valenciana y sobre todo su eficacia ante el gol céltico ha sido estupenda en contraste con la parquedad de los delanteros vigueses, que apenas inquietaron a Timor sino en contadísimas ocasiones.

Por eso el 6 a 0 ha producido gran contento y asombro al mismo tiempo, animando el juego que en este partido, en algunos instantes, pecó de monótono y aburrido. La delantera del Valencia, decíamos, ha sido la línea más destacada del equipo. Y a ella se debe en realidad el éxito del resultado, porque el resto de las líneas ha tenido una actuación tan sólo discreta. Los volantes han sido auxiliados desde el primer momento por Buqué, quien tomó la posición del medio centro a la antigua, ayudando con bastante eficacia a Pasieguito y a Mangriñán. Este último mostróse muy nervioso en los primeros momentos, pero a medida que iba adelantando el partido se fue serenando, colaborando bien a la labor de Pasieguito, que está excelente de juego, pero un poco pesado.

La zaga ha sido la línea más floja del Valencia, sobre todo por el lado de los laterales, que no llegaron a encontrar el sitio adecuado para desenvolverse. Como contraste, Sendra ha sido el mejor de los tres, tanto en el corte preciso y siempre oportuno como en la entrega a sus delanteros. Timor ha realizado en realidad muy pocas paradas, pero ha estado acertado en todas ellas. En el ataque el mejor elemento ha sido Wilkes, que marcó tres tantos, y proporcionó ocasión a sus compañeros para que lograran algunos más. Está muy bien de juego, como decíamos, pero además se le ha visto ir tras la pelota como a un principiante. Con él, los extremos han sido los mejores elementos del ataque, sobre todo Antó, por su inteligencia y por la visión del momento en que debía internarse para tirar a gol, que la tuvo en todo el partido. Como contraste, Mañó lanzó los mejores centros, dando ocasión a que tres de ellos se convirtieran en goles, al ser rematados por Wilkes y Fuertes. No obstante, Mañó estuvo inferior al otro extremo en el tiro a gol, que nunca acertó. Fuertes ha tenido de todo, pero hoy han dominado las buenas jugadas y, sobre todo, los dos tantos que ha conseguido le sitúan en un claro precedente entre los distinguidos.

El Celta realizó en el medio del campo buenos avances pasándose la pelota con bastante acierto, pero siempre en horizontal, por esto y porque sus interiores se mostraron muy premisos y poco incisivos. La peligrosidad del Celta puede decirse que fue nula en toda la tarde. Mauro, el mejor de todos ellos por la facilidad de su tiro a y la habilidad en el desmarque que demostró siempre y de los extremos, Azpeitia se lució en algunas jugadas, Torres, tan apagado como los interiores, los medios muy batalladores, pero poco efectivos, sólo Villar lucióse un poco. La zaga, como la valenciana, la línea más floja del equipo. Otero, el más regular de los tres, puede decirse que no fué culpable de los tantos que se le marcaron, puesto que los remates de Wilkes y de Fuertes pueden conceptuarse de imparables. Dirigió el partido el catalán Balcells, que en lineas generales, ha tenido una buena actuación, pesando poco algún error cometido a lo largo dci partido.

A los 19 minutos, marca Fuertes el primer gol del Valencia, como consecuencia de un córner sacado por Mañó y vuelto a centrar por éste a un rechace de Adauto. A los 27 minutos Wilkes obtiene el segundo, rematando a la media vuelta un centro magnífico de Mañó. Con estos dos goles se llega al descanso.

En el segundo tiempo, a los 10 mInutos, Mañó centra, Fuertes remata, rechaza Adauto y Wilkes sin parar incrustra la pelota en la red gallega. Poco después se anula un gol a Antó por haber intervenido en la jugada, incurriendo en fuera de juego. A los 28 minutos, en cambio, Fuertes entrega a Antó que está en «orsay», señalado por un juez de línea. Antó sigue adelante y consigue el cuarto gol, que los viguenses protestan inútilmente. Poco después Mañó es objeto de una dura prensa cuando iba a rematar que no es señalada. A los 33 marca el Valencia su quinto gol, obra de Fuertes, en una jugada muy hábil de éste pasando la pelota por encima de un defensa y burlando la salida del portero. Y tres minutos des pués Wilkes completa la media docena rematando un avance con Mañó y Fuertes.