Ficha de partido: 19.09.1954: Valencia CF 4 - 0 UD Las Palmas

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 0
UD Las Palmas
UD Las Palmas

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Bernardo Pasieguito
23'
Vicente Seguí
27'
Descanso
45'
Vicente Seguí
67'
Antonio Fuertes
78'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: UD Las Palmas

Records vs UD Las Palmas

Máximo goleador: Manuel Badenes (7 goles)
Goleador rival: Macario (8 goles)
Mayor victoria: 5 - 1 (25.01.1959)
Mayor derrota: 0 - 3 (28.02.1982)
Más repetido: 1-2 (7 veces)

Crónica

Está visto que el Valencia va a dar mucho que hablar en la temporada que empieza, al menos, así cabe deducirlo después de su victoria del pasado domingo en Chamartín, y ahora con esta segunda, sobre el recién ascendido Las Palmas, que se nos presentó como un once muy apañadito, y que sale al campo sabiendo lo que se hace, por contar con un excelente director técnico en Satur Grech. Ante un Valencia vencedor en Madrid siete días antes, que cuenta con un divo de la talla de Wilkes, era lógico que sintiesen la preocupación de disminuir la eficacia del juego valencianista, y para cumplir con su objetivo, adoptaron el mismo patrón que siete días antes le diera tanto éxito a Iturraspe en Madrid. Pero como sea que, el ex-defensa atlético madrileño Verde no es, ni mucho menos, Mangriñán, que también sab desempeñar este papel, ni tampoco el virtuoso Wilkes se deja anular con la facilidad que, al menos el pasado domingo, se dejó el famoso crack argentino Di Stefano. Y si bien Wilkes pudo desenvolverse a sus anchas por el marcaje que Verde y sus compañeros ejercieron sobre él, tampoco quedó oscuerecida en la proporción tan grande como lo había estado Di Stefano siete días antes en su labor. Estuvo a punto de marcar un gol, dando ocación al penalty valedero para el primer tanto del Valencia, y tuvo después una activa participación en los tres goles marcados para su equipo.

Con todo, la actuación de los campeones de España no llegó a entusiasmar. Y no ofrecieron las jugadas espectaculares de otras ocasionesm especialmente en los comienzos de la segunda parte, que el desconcierto reinante en su delantera se reflejaba en la baja calidad de su juego, facilitando enormemente la labor destructiva del equipo contrario. Y esto se debió a que los interiores del Valencia no tuvieron su día, mostrándose Buqué excesivamente premioso y Fuertes con un exceso de nervios en un quehacer agobiador pero desconcertante por lo ineficaz. Y de este defecto, los extremos valencianos fueron las primeras víctimas, si bien Seguí consiguió superarse gracias a la buena forma actual y al potente disparo que posee, siendo con Wilkes el mejor del ataque. La línea media fue la más sobresaliente del equipo vencedor, sobre todo Puchades, el cual pasa por un gran momento en todos los órdenes. Bien, pero más agotado, Pasieguito, y segunda y compenetrada la zaga, con un Quique que asombra cada día más en sus alardes de seguridad y destreza.

El equipo canario, del que ya teníamos magníficas referencias, las ha ratificado esta vez, con la sola diferencia de que jugar contra el Mestalla no es lo mismo que tener que habérselas con los campeones de España. Y esto que en el orden moral pesa mucho en el orden práctico, no representó tanto porque los isleños, quienes se batieron siempre con coraje y fe, vendiendo muy cara su derrota, se adaptaron a las circunstancias y sacrificaron la labor de los volantes, convertidos en unos zagueros más por su constante repliegue abandonando al cuarteto atacante en su intento de forzar la sólidad línea defensiva valenciana, por esto las bien trenzadas combinaciones canarias raseando la pelota con estilo, no pudieron culminar en el gol deseado, siendo tan sólo capaces de forjar tres saques de esquina que tampoco tuvieron consecuencias.

Nos gustó realmente Pepín, la figura del equipo, en un alarde de vista y seguridad, magífico en la zaga Marcial, muy trabajadores los volantes y muy peligroso en sus internadas el extremo izquierda Peña. El árbitro vizcaíno Ortiz de Mendívil ha tenido una actuación muy completa, que fue celebradísima por el público. Se mostró enérgico interpretando muy bien el reglamento.

El campo de Mestalla estaba completamente lleno, y ofrecía la novedad de las obras para la instalación de su nueva tribuna. Fue recibido el Valencia con una prolongada ovación, por sus tres últimos triunfos, la Copa edl Generalísimo, la Copa Concepción Arenal y el domingo en Chamartín. A los 22 minutos de juego, en un avance de Wilkes, es agarrado entre Verde y Naranjo y el árbitro decreta el correspondiente penalty, que Pasieguito lo transforma en el primer gol. A los 27 minutos, a pase de Wilkes, consigue el segundo, finalizando así el primer tiempo.

En la segunda parte, a los 25 minutos, Wilkes entrega a Seguí, éste a Mañó, que dispara colocado, pero el balón es repelido, y Seguí remata nuevamente y vale el tercer gol. A los 30 minutos, Mañó entrega a Wilkes y éste a Fuertes, quien de un chutazo enorme establece el 4 a 0 definitivo.