Ficha de partido: 12.12.1948: RCD Espanyol 3 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

RCD Espanyol
RCD Espanyol
3 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Artigas
22'
Panades
24'
Descanso
45'
Artigas
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sarriá
Aforo: 44.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 18/02/1923 (Demolido en 1997)

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

En una especie de lotería que es hoy el jugador o jugadores que van a realizar la actuación decisiva del partido, correspondió el domingo el turno a Veloy y Artigas, y un poco menos a Celma. Diciendo que Veloy, Artigas y Celma jugaron un partido mejor que bueno, puede parecer que no se ha dicho casi nada. Pero si se añade que el Español ha adoptado el sistema posieional de tres defensas y dos medios volantes, comprenderán ustedes la influencia que tuvo, en el juego del Español que, precisamente tres de los cuatro hombres sobre que recae en ese sistema de juego el peso del partido, realizaran en cuanto al Español se refiere, un juego capaz de decidir sobre el resultado del encuentro. De hecho, pues, al Español le bastó con Veloy y Artigas, secundados por Celma, para hacer tabla rasa del Valencia que, por otro lado en ningún momento consiguió inquietarle.

El partido, más que bueno, fue bonito, o si se quiere, tuvo fases bonitas. El Español se apoyó en tres hombres y en el mucho nervio que puso en el encuentro, más nervio que el Valencia, que creo es todo lo que se puede decir en elogio del Español. El Valencia debe culpar de su fracaso, en primer lugar, al cebo que tal vez pudiera haberle dado el partido Herrero, y un poco menos Puchades, fallaron de punta a cabo, en contraste con la consistencia de Veloy y Celina. Ni Pasieguito, ni el mismo Igoa, consiguieron hacer juntos lo que realzó sólo Artigas.

En estas condiciones el Español pudo salvar con un salto limpio el pequeño obstáculo que en la realidad del terreno de juego supuso para él la indudable amenaza que no podía menos qua representar el equipo del Valencia. No seria justo silenciar la labor persistente, tanto de Llimós como de Asensi, si Mundo y Calvo, a quienes aquellos marcaron de maneta tenaz, no hubieran acusado una propia y excesiva pesadez.

Permítaseme que insista en las actuaciones de Veloy y Artigas, porque constituyeron las notas destacadas, constantes y decisivas del encuentro. Y hasta tal punto fue asi que, sin ellas, el Español no hubiera conseguido el resultado de tres goles de ventaja. Estos tres goles, en todos los cuales intervino Artigas, representan exactamente la diferencia entre la labor que Veloy y Artigas urdieron y la ausencia de alguien que en el Valencia atinara a cumplirla. El primer gol del Español y el último fueron remates de oportunidad de Artigas con los que resolvió jugadas de acoso. Y el segundo, una jugada personal del mismo Artigas, recorriendo medio campo mientras burlaba adversarios con hábiles fintas con el cuerpo, para terminar poniendo la pelota en el pie de Panadés delante de Pérez, cuya salida esperó Panadés con calma, batiéndole por encima. Este gol y el primero los marcó el Español en la primera parte.

No crean ustedes que el Valencia no pudo obtener algún gol. Precisamente la nueva posición de los defersas del Español, junto a los exteriores del Valencia, hombres de clase y veloces, y cierta confusión en el marcaje de les defensas y medios del Español, dejaron en algunas ocasiones suelta la delantera del Valencia, ademas de las jugadas que sus hombres intentaron con mas insistencia que acierto. Pero la delantera del Valencia se pareció demasiado a la del Espafioi (con la excepción positiva de Artigas, su gran realizador) y sin conjunto ni decisión, desperdició oportunidades que parecían fatales. Casas, por su parte, evito un gol cortando en un ángulo de la puerta un remate que burlaba a Trías. Seguí pareció recordar demasiado los tres goles que marco él solo en Les Corts y se empeñó, sin conseguirlo, en repetir algo parecido. El resto de la delantera del Valencia (incluidos Igoa y Epi, y por descontado Mundo) se mostró ineficaz por completo.

Los goles:
Los dos primeros goles los marco el Español a los 27 y 29 minutos. El primero de Artigas, empalmando raso un despeje flojo del Valencia, y el segundo de Panades, batiendo la salida de Pérez después de recibir la pelota de Artigas, que la había conducido desde muy lejos burlando a varios contrincantes. Con este resultado de dos-cero terminó la primera parte. Durante la segunda, el Español se dedicó especialmente a defender su ventaja, mientras el Valencia trataba de acortarla, pero sin ninguna decisión en sus avances. En cambio a los 40 minutos, Artigas recogió un rebote en un lateral a tiro de Panades y remató por bajo el tercer gol. El Español ganó, pues, por tres a cero al Valencia.