Ficha de partido: 19.10.1947: Valencia CF 0 - 1 FC Porto

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 1
FC Porto
FC Porto

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Antonio PuchadesJuan Ramón Santiago
45'
Descanso
45'
Luis DíazSalvador Monzó
45'
Rafael AlsúaSilvestre Igoa
45'
Virgilio
55'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Porto

Records vs FC Porto

Máximo goleador: Emilio Fenoll (3 goles)
Goleador rival: Madjer (2 goles)
Mayor victoria: 2 - 0 (19.08.1988)
Mayor derrota: 1 - 3 (18.10.1989)
Más repetido: 0-1 (1 veces)

Crónica

En el campo de Mestalla casi lleno se ha jugado el partido internacional amistoso Valencia-Oporto, organizado por la Federación Valenciana de Fútbol, con motivo de hacer entrega oficial de campeones de copas a los campeones de Liga de primera, segunda y tercera división, y a los equipos regionales. El resultado fue de un goal a cero favorable al Oporto. Al salir al campo los equipos son calurosamente ovacionados. Los capitanes, Juan Ramón y Guilmar, forman en el centro del campo con el árbitro, señor Escartín, y los jueces de línea valencianos. Entre los capitanes se cambian un banderín, que entrega Juan Ramón, y una artística carabela, que el capitán del Oporto ofrece al del Valencia. En las filas portuguesas hay cuatro internacionales, que son Barrinaga, Guilmar, Araujo y Catolino. En el Valencia se presenta, de medio centro, el argentino Herrera.

Comienza el partido saliendo el Oporto. Se juega el primer tiempo con balón portugués, que es más ligero que el español. Desde el primer momento se observa que el once luso emplea una táctica de marcaje de los atacantes valencianos que resta a todos éstos toda libertad de movimientos, y la delantera blanca actúa con lentitud de movimientos, sin deshacer la táctica del Oporto. El público aplaude algunas intervenciones del medio centro argentino Herrero, que se muestra preciso en el servicio, prodigándolo sobre su delantera. El Valencia domina ligeramente en los primeros momentos, y remata mucho, pero sin puntería.

Los portugueses, que juegan con más serenidad y dominan mucho el balón, emplean juego raso, llegan a la meta de Eizaguirre, aisladamente y sin prodigar demasiado el remate. Los portugueses se desmarcan con facilidad y su delantera actúa con mucha soltura, lo que les hace llegar a la puerta que defiende Eizaguirre más rápidamente que el Valencia, pese a dominar éste más. La primera parte transcurre sin gol. Al principio, la meta portuguesa pasa por un gran apuro en una brillante combinación de Mundo y Gago, que éste remata, y el balón sale fuera a corta distancia del marco. A continuación hay un avance aislado del Oporto. Araujo está a punto de marcar, pero su fuerte punterazo lo intercepta Eizaguirre. Finalizando el primer tiempo, el Valencia domina con insistencia, pero sin que su delantera consiga vulnerar la dura defensa portuguesa y la magnífica colocación de su línea media, que apenas se despega de los interiores y delantero centro del Valencia. Se tiran, en el primer tiempo, cuatro córners contra el Oporto y tres contra el Valencia.

Comienza el segundo tiempo con un ligero dominio del Valencia. El Oporto sigue haciendo juego clásico a base de marcaje riguroso de la tripleta central del ataque blanco y vigilando de cerca a los extremos del Valencia. A los 10 minutos, Castro hace un servicio al extremo izquiedo Catolino, éste avanza perseguido por Puchades, que no consigue adelantarle. El exterior portugués centra y el balón va a Araujo, que lo deja pasar hasta Virgilio, que entraba embalado al remate. El delantero centro del Oporto empalma con facilidad un chut raso que entra hasta las mallas por el lado izquierdo de la portería, cuando Eizaguirre se hallaba en el contrario.

Durante un rato el juego se anima considerablemente, pero pronto decae y los jugadores lusos pasan a dominar bastantes momentos. La delantera blanca no ensaya el tiro a gol con la misma intensidad que durante la primera parte, debido, en parte, al marcaje a que está sometida y también porque actúa con mucha lentitud y pesadez, especialmente por los tres hombres del centro.

Se llega al final del partido sin apenas registrarse más de dos o tres jugadas de verdadero interés en cada parte. En verdad, la meta del Oporto pasó por varios momentos de apuro, pero Barrinaga se empleó con mucha seguridad. En la meta del Valencia, sólo hubo una jugada magnífica y de peligro en un avance de Catolino, que cuando estaba bien situado para chutar a gol, hizo un centro a Virgilio que remató muy mal.

Al finalizar el encuentro, se hizo entrega a Guilmar, capitán portugués, de una gran copa donada por la Federación Valenciana al ganador de este partido.