Ficha de partido: 18.10.1989: FC Porto 3 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

FC Porto
FC Porto
3 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Rui Aguas
7'
Fernando Giner
17'
Jose Carlos
27'
Descanso
45'
Rui Aguas
47'
Carlos Arroyo
62'
DomingosMagalhaes
66'
Madjer
67'
Tomás GonzálezPaco Ferrando
72'
Javier SubiratsFernando Gómez
77'
Domingos
78'
KikiRui Aguas
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Das Antas
Aforo: 50.000 espectadores
Ubicación: Lisboa / Portugal 
Inauguración: 28/05/1952

Rival: FC Porto

Records vs FC Porto

Máximo goleador: Emilio Fenoll (3 goles)
Goleador rival: Rui Aguas (2 goles)
Mayor victoria: 2 - 0 (19.08.1988)
Mayor derrota: 1 - 3 (18.10.1989)
Más repetido: 2-1 (1 veces)

Crónica

Buena entrada en Das Antas. Cayó un fuerte chaparrón antes de iniciarse el partido. A pesar de eso, el terreno de juego ofrecía un buen aspecto, aunque empeoró a lo largo del partido. Buen ambiente en las gradas. Actuaron como capitanes Joao Pinto y Fernando. Arbitró el partido el colegiado francés Michel Girard. Le faltó autoridad para dirigir el cloque y no fue ecuánime en sus decisiones. Mostró tarjeta amarilla a Giner, por una entrada por Madjer, a Jose Carlos, por el mismo motivo sobre Eloy y Domingos en la recta final del partido.

Goles: 1-0, minuto 7. Jugada de Joao Pinto por su banda, que culmina con un centro muy pasado que Rui Aguas cabecea la red. 2-0, minuto 49. Jugada calcada a la que dio origen al primer gol. Joao Pinto coloca el balón en el área valencianista y de nuevo Rui Aguas, esta vez a placer, conecta un cabezazo y bate a Ochotorena. 2-1, minuto 56. Gran jugada de Toni por la banda derecha, su centro llega a Eloy que cede a Arroyo para que conecte un zurdazo que supone el gol che. 3-1, minuto 70. Golpe franco lanzado por Jose Carlos, falla la defensa valencianista en el despeje y Rui Aguas le coloca el balón a Madjer para que éste, cómo no, de cabeza, establezca el resultado definitivo.

Tres remates con la cabeza hicieron trizas las ilusiones de un Valencia que pudo sacar mejor provecho de esta visita a Oporto. De todas formas, el gol de Carlos Arroyo permite que esas ilusiones no queden totalmente enterradas y aunque el Oporto nos causó una excelente impresión, el segundo partido de este pulso, en el Luis Casanova, hay que jugarlo y verlo. Queda mucha tela que cortar.

Los despistes en la retaguardia valencianista fueron tan importantes en la resolución de este primer acto como la propia calidad de un rival poseedor de una excelente técnica, veloz y elástico para moverse tanto en defensa como en ataque. Se nota la mano de Artur Jorge remodelando un nuevo Oporto, en el que se entremezcla la experiencia de determinados jugadores con la pujante fuerza de otros que llegan. El pressing ejercido durante el primer tiempo asfixió al Valencia, con un Joao Pinto que canalizaba el juego por su banda y encontraba en la movilidad de Magalhaes y la sapiencia arriba de Madjer y Rui Aguas, una fenomenal colaboración para inquietar a Ochotorena. Con todo, en el minuto 11, un remate de Toni al travesaño con Viter Baía rebasado pudo darle otro aire al partido.

La segunda parte no pudo empezar peor para los hombres de Espárrago. A los 4 minutos, de nuevo Rui Aguas hacía daño en el marco valencianista, pero la reacción del cuadro blanco no se hizo esperar, pasando a controlar la zona del medio campo y buscando acortar distancias. Arroyo lo consiguió y parecía que se entraba en una fase de optimismo que debía refrendarse en los siguientes minutos. Pero Madjer se tomó una deportiva venganza del implacable marcaje de su ex compañero Giner, y volvía a establecer una diferencia considerable en el marcador.

Por cierto, también con un remate de cabeza. Por eso podemos decir que el Valencia fue "de coronilla" y padeció el fuerte pressing, ya comentado, de un rival de mucha envergadura, pero sería injusto obviar que tuvo también fases de buen juego y aunque el desafío son dos goles, vale la pena dejar abierto el paréntesis y esperar a ese choque de vuelta que promete muchas emociones.

También hay que dejar constancia de un gol anulado a Arroyo, ya con el 3-1 en el marcador, por supuesto fuera de juego. Jugada para la polémica, pero nada más, porque todo esta bendecido en este primer envite. Hay que confiar en la recuperación del pulso por parte de una poderosa defensa que, esta vez, no se enteró de lo que pasaba por el aire, así como en la capacidad creativa del mediocampo y en el buen momento por el que atraviesa el brasileño Toni que marcó un nivel de juego francamente elevado y esperanzador de cara a la necesidad, el próximo 1 de noviembre, de sacar de su sitio a la experimentada cobertura de los "leoes" de Oporto.