Ficha de partido: 05.03.2005: Valencia CF 1 - 1 Real Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Real Madrid
Real Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pablo Aimar
14'
Ronaldo
28'
Descanso
45'
Guti
47'
Miguel Ángel Mista
52'
Raúl Bravo
52'
Marco Di VaioMiguel Ángel Mista
60'
Beckham
63'
Amedeo Carboni
76'
CeladesBeckham
77'
PortilloSolari
77'
BorjaGuti
85'
Xisco MuñozFrancisco Rufete
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

No se recuerda un aplauso final de la grada de Mestalla al Valencia después de un empate. La afición, que ha llegado a pitar a este equipo pese a ganar la Liga, premió el juego y el esfuerzo de sus futbolistas pese a no lograr vencer a un Madrid mediocre. Pero ayer, el Valencia confirmó su mejoría tras la llegada de Antonio López al banquillo y realizó un gran partido, se ha recuperado el fútbol vistoso, tras el que no logró el merecido triunfo. Con Aimar en papel principal, el argentino está volcado con la causa, el equipo valencianista dejó un buen sabor de boca por el juego desplegado y cierto regusto amargo por no tumbar a un rival inferior.

El Valencia comenzó a ganar el partido cuando salió decidido a por la victoria. Presionó bien al rival, lo encerró en su campo reduciéndole a la mínima expresión, y le metió el susto en el cuerpo. El miedo escénico lo ejercía Mestalla, que bramaba con un equipo que ha logrado resurgir en lo anímico y en lo futbolístico. No tardaría en llegar el gol. Tras una combinación entre Aimar y Mista, el argentino resolvería con un disparo de perfecta ejecución, muy colocado, ante el que Casillas no tuvo respuesta. El partido se podía conforme a lo planificado. Marcar primero, ajustar líneas incluyendo constantes ayudas a Sissoko en la banda derecha -banda por la que el Madrid volcaba su escaso fútbol con Ronaldo y Solari-, y aprovecharse de la presión para recuperar un balón con el que agredir al rival. La idea estaba muy clara. Pero el Valencia cometió un grave pecado. Se replegó demasiado atrás. Quizá dosificando esfuerzos, o quizá por el poco influjo -por no decir ninguno que todavía ejerce Ranieri-, pero lo cierto es que el equipo replegó velas.

De ese equívoco vivió el Madrid. El equipo de Luxemburgo es un conjunto de mucha pegada como para tenerlo merodeando cerca del área propia. Tanta pegada, que en la primera ocasión que tuvo para marcar, no falló. Guti, ayer muy peligroso entre líneas, envió un milimétrico pase que dejó a Ronaldo mano a mano ante Cañizares. El brasileño, con una gran sangre fría, regateó al portero -y a Marchena, que acudía presto al auxilio-, para entrar con el balón en la red. Tras la igualada, el Madrid hizo una larga cambiada. Esta vez fue el equipo que se metió atrás, nada más iniciarse el segundo tiempo, para aprovechar la velocidad y el desequilibrio de Ronaldo -que lo tiene, porque anoche reapareció Cañizares salvando los muebles- al contragolpe. El Valencia aceptó el desafío. Y comenzó a desplegar su mejor fútbol ofensivo. Toque y llegada. Baraja organizaba, Aimar se mostraba, con claras oportunidades de gol -Mista y Ayala (dos). Todo eran buenos propósitos. Pero faltó el merecido premio. El balón no quiso entrar en ese último remate de Aimar al larguero sobre la bocina. Una pena.