Ficha de partido: 04.03.1928: Valencia CF 1 - 1 Sevilla FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Sevilla FC
Sevilla FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Arturo Montes
30'
Descanso
45'
Brand
73'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

Con una regular entrada, se ha jugado en el campo del Valencia, este partido, último de la primera vuelta y poco menos que decisivo para deducir las probabilidades que aún pueda tener el subcampeón valeñciano en el campeonato de España.

Tras del rotundo éxito conseguido por el Levante frente a los merengues andaluces, confiábase que el Valencia, por no ser menos, se emplearía con toda su fé por no ser menos que los campeones de la región, y efectivamente, en la formación del equipo que pudo darse más completa que no contra el Betis, fundóse una confianza poco menos que absoluta en que el resultado había de decidirse favorablemente a los colores locales. Esto antes del partido.

Finalizado el match, el espectador salió del campo haciéndose cruces de cómo el Valencia, ya puesto en plan de protestar actas, consignará ésta vez otra en el sentido de que el resultado había sido injustísimo, no habiéndose decidido en favor del equipo creado por Kinqué.

Indudablemente que así debió ser. A raiz del partido con el Levante dijimos, y así lo reconocieron los propios jugadores del Sevilla, que el partido debió de resultar favorable al campeón valenciano por una diferencia mucho mayor. Con el mismo imparcial parecer, debemos de volver la oración a la inversa.

Los primeros momentos fueron ya favorables al Sevilla, que efectué unas cuantas de sus clásicas y bellas jugadas, pero bien pronto respondió el Valencia con otras que en calidad aventajaban a éstas. Pero unos y otros, pronto obtaron por cambiar de táctica, y hasta el final no hacer más que poner un gran empeño en el resultado favorable, eso sí, pero sin que para ello se decidieran a jugar lo más mínimo en clase, no en cantidad. Fué pues lo que se llama un verdadero partido de campeonato en éste aspecto ya que afortunadamtnte, apenas tuvo que castigar Sauri unascuantas jugadas sucias de uno y otro bando.

Transcurrió el primer tiempo movido y con alguna ventaja para el Valencia manifestada ésta hasta el momento decisivo del remate puesto que en este menester, ahora y luego fué mucho más meritoria la actuación de los "niños sevillanos". En el segundo tiempo, compensóse con creces el mayor mando que el Valencia ejerciera en el primero. Y así fueron contadas las veces en que la pelota llegó hasta Eizaguirre y no recordamos que en ninguna de ellas se dieran honores de tanto. En cambio, en lo que toca a la delantera sevillana, sin hacer ninguna de sus bellas jugadas que tanta fama les dieran, con tan solo una gran dosis de entusiasmo y energías, cercaron muchas veces la puerta de Pedret, que tuvo que intervenir inextremis en más de una ocasión. Y gracias a que por dos veces los palos se apiadaron de nosotros y cooperaron con nuestro meta a mantener el empate.

Jugó pues más el Sevilla sin que ello quiera decir que hiciera nada de notable. Sólamente que no teniendo frente a ellos enemigos del menor cuidado y dándose prontamente cuenta de ello, decidiéronse a no salir derrotados e incluso creemos que si llegan a probar fortuna, hasta hubieran ganado.

Eizaguirre apenas tuvo que detener algún raro remate y por excepción, lo fué en situación difícil. Monje-Sedeño, durante todo el partido, se portaron como dos bravos. Ocaña pudo lucir su juego ya que así se lo permitían sus adversarios, que bien poco se oponían a ello. Hizo muy buenos cambios a las alas y aceptáblemente secundado por los alas, cumplió bien su cometido. En el ataque no brilló Roldán como contra el Levante, y es que de su marcaje estaba encargado Amorós y ésta circunstancia basta como justificación de final de su menor juego. Brand en cambio, centró muy bien todo el partido e intentó la colada con buen éxito en la ocasión del tanto que hiciera. Carreño muy trabajador pero con escasa ciencia. Brand y Caballero completaron bien la línea estando a cargo del primero dos bonitos remates.

El Valencia, a pesan de presentarse con los ases que faltaron el día último, jugó un partido malo; tanto invidualmente como en conjunto. Sólo en el primer tiempo y no en todo su transcurso, hicieron alguna que otra jugada meritoria pero ellas no son bastante para cambiar el juicio general de su actuación. Pedret tan solo mantúvose con acierto durante todo el partido salvando más de una jugada peligrosísima. De los demás, Roca y Reyes, bien en el primer tiempo pero descolocados y sin entenderse en el segundo. Rey como queriendo hacer mucho pero sin que en realidad hiciera apenas nada útil.

Salvador, demostrando que aún está poco hecho para jugar partidos de éste calibre. Amorós trabajador, cumplió su cometido en casi todo el partido. La delantera demostró una vez más su inutilidad. A éste respecto, Cordellat fué el número uno. Cubells le siguió en méritos, no haciendo más que demostrar una vez más, las pocas facultades que posee ya y la mucha prudencia de que hace gala. Montes fué el más trabajador de la línea e incluso en su dirección y pasando, no estuvo del todo mal si bien en los remates no aventajó a sus compañeros. Arcadio con más voluntad que nadie pero nada más y Rino tan desorientado como el resto de sus compañeros.

En resumen, un once que está pidiendo a voces una casi conipleta renovación si es que el Valencia quiere mantener aún el prestigio de equipo as que aún pueda quedarle. Se imponen unos cuantos partidos homenaje y despedidas y billetes de regreso a sus casas respectivas de algunos otros. Los que mejor actuaron fueron el árbitro y el público.

Como dijimos en principio, el partido fué jugado tan malamente que apenas merece unas líneas para dar cuenta de él. En el primer tiempo hizo el Valencia un goal, un entregue de Cubslls a Rey y de éste a Rino que centra y remata Montes oportunísimo burlando la salida de Eizaguirre. El empate fué mediado el segundo tiempo y a consecuencia de una magnífica escapada de Pepe Brand que se internó y soltó un gran cruzado que pillando cubierto a Pedret, entra en la puerta por el ángulo contrario. En total es tiraren cuatro corners contra el Valencia siete a favor de los valencianos aún cuando hay que consignar que en ésta ocasión, nada quiere decir éste detalle.