Ficha de partido: 08.01.1928: Valencia CF 2 - 2 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 2
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Nicha
19'
José Ródenas
25'
Eguía
35'
José Ródenas
41'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Con una superior entrada, se ha jugado en Mestalla un partido correspondiente a la "liga" maximalista entre el Celta de Vigo y campeón valenciano. Antes de comenzar el partido, y visto que en el equipo presentado por el Valencia eran mayoría los jugadores reservas, el público se desanimó un tanto, pero poco a poco y dado el superior desarrollo que tuvo, desarrugó el ceño (por separado cada espectador) y esto, no obstante la protesta final ocurrida por no haberse jugado en su totalidad el tiempo reglamentario a consecuencia de un ovido del árbitro que no descontó las suspensiones.

Faltaban en el equipo valenciano, Montes, Cubells, Rino, Sánchez, Molina, Amorós y Rey. Oséase todo el completo de la línea media y casi toda la delantera. Las suplencias estaban cubiertas con jugadores reservas más los juvenalistas Hernández y Monleón, que siendo del Valencia los tiene "cedidos" para el campeonato al Juvenal. De dirigir el partido se encargo el colegiado murciano, señor Beviar, secundándole los valencianistas Sanchis Orduña y Fernández.

Desde el comienzo, el juego estuvo animadísimo. El Valencia impuso al simpático once gallego un gran juego, del que siempre fué alma Salvador en la línea media y Ródenas por el ataque. La pelota no se estacionó en el transcurso del primer tiempo ni por un instante en los campos correspondientes a cada equipo sucediéndose las brillantes jugadas que culminaban las más de las veces en superiores remates y a intervenciones admirables de los respectivos guardametas.

El Celta fué el primero en marcar por mediación de Nicha, que mandó a la red de un buen cabezazo un balón rebotado contra el palo, dirigido por Polo. Ródenas en buena jugada personal, oportunísima, obtuvo el empate. Desempató el Celta gracias a Eguía, que estando completamente off-side recoge un balón de Nicha. Los últimos momentos del primer tiempo fueron claramente favorables a los valencianos, que marcaron dos tantos, uno de ellos invalidado por off-side de Ródenas y el otro en una oportunísima y valiente de Ródenas, ocasionó el empate.

En el segundo tiempo, continuó el juego con las mismas halagadoras características del primero y aunque en algunos momentos hubo alguna jugada fuerte, la nobleza de unos y otros fué bastante para mantenerlo dentro de los mejores límites. No hubo tanto alguno que deshiciera el empate, pero en verdad pudo y mereció haberlo. Lo primero, porque el Valencia tiró dos penaltys y los segundo, en razón a que dominó casi todo el periodo y tiró muchas y muy poco afortunadas ocasiones a goal.

Picolín, Ródenas y Arcadio prodigaron superiores remates que, unas veces paró Lilo y otras detuvieron los palos. Uno de ellos cruzadísimo y dirigido por Ródenas, fué desviado intencionadamente con la mano por un defensa celtista castigándose la falta con penalty que tiró Arcadio y rebotó en el palo. Luego Arcadio dió un superior y medido pase a Ródenas que a éste se le marchó, en un principio, por excesiva precipitación. Corrígese y recoge la pelota, pero Lilo salió al encuentro de ésta cargando inocentemente, pues a Ródenas ya le era muy difícil el remate, al delantero valenciano, jugada que es castigada con nuevo penalty, que también ejecuta Arcadio, parando colosalmente Lilo y despejando antes de que se diera un posterior remate.

A poco de reanudarse el juego y en un avance del Celta, efectuó Pedret valentísima salida para apoderarse de la pelota con tanta desgracia, que un delantero gallego colocó el pie flojo para rematar dando a la cara del guardameta valencianista que cayó conmocionado y sin sentido al suelo. La jugada que fué completamente involuntaria creyóse en un principio que había acarreado un gran daño, lo que produjo fuerte impresión en los jugadores y público y más al ser sacado Pedret en brazos de las asistencias y con el rostro contracturado. Afortunadamente no revistió el accidente la gravedad que en un principio se temió. Parece que se le produjo a Pedret una fuerte contusión en la cara con fuerte conmoción.

Ocupó su puesto salvo ligera interinidad de Pérez, Cano y también Monzó suplió a Hernández primero y Arcadio después, que se lesionadon y abandonaron el campo brevemente. Cuando nadie presumía pudieran haber pasado los 45 minutos, el árbitro señaló el final produciéndose una pasiva pero insistente protesta en el público y jugadores. Efectivametnte, contando la larga suspensión del juego con motivo de la lesión de Pedret, faltaban cerca de 15 minutos para jugarse los 90 reglamentarios.

El partido fué excelentemente jugado por los dos equipos y especialmente por los valencianos, que sorprendieron por su entusiasmo y acierto. Prodigáronse las jugadas bellísimas y todo dentro de un ambiente de deportividad y nobleza.