Ficha de partido: 09.06.2007: Levante UD 4 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Levante UD
Levante UD
4 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Riga
2'
Santi Cañizares
8'
Ludovic ButelleCurro Torres
10'
Salva
10'
Carlos Marchena
13'
Joaquín Sánchez
15'
Kapo
28'
Asier Del Horno
39'
David Villa
44'
Descanso
45'
Jaime GavilánMiguel Ángel Angulo
45'
Kapo
46'
Riga
48'
Roberto Ayala
52'
Carlos Marchena
56'
Joaquín Sánchez
56'
CourtoisEttien
60'
Rubén BarajaDavid Silva
68'
ManoloDescarga
71'
Courtois
74'
Alexis
76'
CamachoBerson
77'
Camacho
87'
Rubén Baraja
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Ciudad de Valencia
Aforo: 25.354 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 09/09/1969

Rival: Levante UD

Records vs Levante UD

Máximo goleador: Arturo Montes (25 goles)
Goleador rival: - (14 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (22.05.1921)
Mayor derrota: 1 - 6 (24.07.1932)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

El Levante certificó la salvación en un derbi que tuvo de todo: seis goles y hasta cuatro expulsiones, tres en el cuadro ché, que decantaron el encuentro del lado local. Dos goles de Riga, uno de Salva Ballesta y otro de Courtois sirvieron para conseguir la permanencia en Primera División de manera matemática.

No habían transcurrido quince minutos y el Levante ya ganaba por 2-1 con un jugador más. Ver para creer. La zaga valencianista saltó al terreno de juego algo más tarde que el resto de jugadores y, cuando lo hizo, ya iba por debajo en el marcador. Es la única explicación para dos tantos, uno de Riga y otro de Salva Ballesta, que ratificaban la empanada ché. El primer tanto local llegó en el minuto tres tras una lenta basculación de la zaga visitante pero el segundo, tras recoger Salva un rechace de un penalti, llegaba tras una mala cesión de Curro Torres a Cañizares que provocaba la expulsión de éste último.

Sin tiempo para asimilarlo, Villa hacía una de esas jugadas para enmarcar por banda izquierda y su servicio lo remataba a placer Joaquín, en plena racha goleadora, para recortar distancias. Unos primeros minutos frenéticos que darían paso a una fase anodina en la que el Levante trataba de conservar su ventaja y el Valencia guardaba fuerzas para afrontar el resto del partido con un jugador menos.

Sin embargo, esta inferioridad numérica se equilibró nada más iniciarse la segunda mitad. Una falta innecesaria de Kapó le costaba la segunda cartulina amarilla y Clos Gómez le mandaba a los vestuarios antes de tiempo. La segunda mitad comenzaba como la primera, con emociones fuertes. Riga se encargó de refrendar este frenesí futbolístico al marcar, sólo dos minutos después, un tanto casi idéntico al primero y establecer el 3-1 en el marcador. Sin duda, su acierto goleador en las últimas jornadas ha sido fundamental para la salvación del conjunto azulgrana.

Siguiendo esa estela de la primera mitad, Ayala volvía a dejar a los suyos con un jugador menos. El central ché se despedía, de este modo, del equipo valencianista de manera inapropiada. Siete años en las filas de un equipo que no le verá jugar su último partido en Mestalla a raíz de su expulsión. Una entrada muy fea sobre Salva Ballesta le mandaba a las duchas y dejaba a los visitantes con nueve jugadores.

Por si fuera ya poca la desigualdad, Marchena recibía su segunda tarjeta sólo cuatro minutos después y entregaba el encuentro en bandeja de plata al equipo local. Con ocho jugadores, el Valencia trató de mantener el tipo ante un Levante conformista que se veía desbordado por la cantidad de espacios que encontraba en el terreno de juego. En una de esas ocasiones, los locales se decidieron a probar suerte y Courtois, que había entrado al terreno hace poco, ponía el 4-1 y decantaba definitivamente el partido del lado levantinista. El Levante marcaba cuatro tantos en un partido cuatro años después. Desde el 2003 los azulgrana no hacían cuatro goles en un partido.

El resto del partido fue mero trámite para los locales, que se relajaron hasta el punto de recibir un segudo tanto en contra. Un ataque rápido del conjunto visitante fue culminado por Rubén Baraja y premiaba el esfuerzo ché. A partir de ahí, ambos equipos esperaron hasta el pitido final.

A falta de una jornada, Levante y Valencia jugarán su último partido liguero con los deberes hechos y con la tranquilidad de jugar con el objetivo cumplido. Los primeros, con la permanencia sellada, y los segundos, con la certeza de jugar la champions la próxima campaña.