Ficha de partido: 29.07.2007: Paris Saint-Germain 3 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Paris SG
Paris SG
3 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Diané
14'
Carlos Marchena
27'
N´Gog
29'
Descanso
45'
Fernando MorientesJavier Arizmendi
45'
Joaquín SánchezDavid Villa
45'
Juan MataJaime Gavilán
45'
Rubén BarajaDavid Albelda
45'
Manuel Lillo
62'
ArmandYepes
65'
LuyindulaN´Gog
78'
MulumbuNgoyi
80'
Luyindula
84'
Carles MartínezStephen Sunday
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Emirates Stadium
Aforo: 60.361 espectadores
Ubicación: Londres / Inglaterra 
Inauguración: 22/07/2006

Rival: Paris SG

Records vs Paris SG

Máximo goleador: Juan Planelles (1 goles)
Goleador rival: Lavezzi (2 goles)
Mayor victoria: 1 - 0 (19.06.1975)
Mayor derrota: 0 - 3 (29.07.2007)
Más repetido: 1-0 (1 veces)

Crónica

Un Valencia de dos caras. Mientras el sábado dio una lección al Inter, ayer ofreció su peor cara ante el París Saint Germain. El conjunto de Quique cayó con claridad (3-0) y perdió todas las opciones de ganar el trofeo Emirates Cup. El próximo sábado tendrá la posibilidad de resarcirse contra el Manchester City.

El Valencia se despidió de Londres con mucha tristeza. El buen sabor que dejó su juego ante el Inter se tornó ayer en un esperpento que terminó convirtiéndose en un auténtico suplicio para sus jugadores. Dos motivos fundamentales fueron la clave de la pobre actuación del conjunto español. Por un lado, los pocos días de trabajo que lleva y, por el otro, los cambios introducidos por su entrenador, los cuales provocaron una mayor debilidad en el bloque.

Desde que arrancó el choque se comprobó que el mando era del equipo francés, mucho mejor colocado en el campo, con Gallardo como director y canalizador del juego, excelentemente secundado por Arnaud, Sankharé y Diané, quienes acabaron siendo una auténtica pesadilla para los futbolistas del Valencia. Nada tuvo que ver la formación inicial que hizo Quique con la de la jornada anterior. Ayer, con Albelda y Sunny en la medular no hubo creatividad. Son dos hombres de contención y ni siquiera cumplieron con esta misión. Por ello, sufrieron sus compañeros de atrás y no tuvieron opciones los de delante. La defensa se resintió igualmente con los cambios y en ataque todo quedó en las infructuosas correrías de Arizmendi, con Villa totalmente desapercibido porque nunca le llegó el balón en condiciones.

No se hizo esperar el primer gol; el segundo fue cuestión de paciencia. El PSG, con orden y sentido, superaba en todos los terrenos a su débil rival. Los franceses tocaban y tocaban, mientras los valencianistas se limitaban a ver correr el balón, haciendo gala de una impotencia supina. El descanso era un deseo y se llegó con una derrota parcial justa y hasta corta. Sin embargo, el intermedio no sirvió para que el Valencia hiciera el propósito de cambiar su actitud. Y eso que Quique recompuso el equipo y, con la presencia de Baraja, Joaquín, Mata y Morientes, buscó disponer de creatividad, profundidad por las bandas y mayor aparición en ataque. Pero todo quedó en el deseo. Hechos, ninguno. Angulo, ahora delantero, siguió sin dar una a derechas; Joaquín, como si no estuviera; Mata, sin opción; Morientes, desaparecido...

Fue un segundo acto en el que el Valencia rozó el ridículo. El PSG no sólo mantuvo el mando, sino que lo aumentó hasta límites insospechados. Bailó a un Valencia que era una caricatura, un equipo siempre a merced de su rival. Un Valencia que, sin más argumentos, tuvo que recurrir a la dureza, personificada en Marchena, al que hasta por tres veces perdonó la expulsión el árbitro. El tercer gol, a cargo del ex levantinista Luyindula –máximo realizador del PSG en la pretemporada–, fue una anécdota. Todo estaba decidido. La diferencia entre un equipo y otro fue abismal desde el inicio.