Ficha de partido: 17.05.2009: Atlético de Madrid 1 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

At. Madrid
At. Madrid
1 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
César Sánchez
28'
Forlán
29'
Juan Mata
42'
Descanso
45'
Ujfalusi
48'
Agüero
57'
Edu Gaspar
61'
Joaquín SánchezRubén Baraja
62'
Fernando MorientesPablo Hernández
72'
Sinama PongolleSimao
77'
Pernía
80'
Míchel HerreroEdu Gaspar
81'
Miguel de las CuevasMaxi Rodríguez
86'
CamachoAgüero
92'
Final del partido
93'

Estadio



Nombre: Vicente Calderón
Aforo: 54.851 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 02/10/1966

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Luis Aragonés (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

El Atlético de Madrid aceleró hacia la Liga de Campeones con un partido muy completo, en el que mereció la victoria por ocasiones y fútbol contra un Valencia que sólo apretó en el tramo final, al que llegó con opciones por las paradas de César Sánchez, que evitó un castigo mayor para su equipo.

Fue una victoria con sabor a Champions, porque el conjunto rojiblanco adelantó al equipo levantino, volvió al cuarto puesto tras diecinueve jornadas y afrontará los dos últimos capítulos del campeonato con dos puntos de ventaja sobre sus rivales directos por esa posición.

Hoy ganó una final por la Liga de Campeones. La distancia entre ambos antes del encuentro, un punto a favor de los visitantes, y la cercanía de la conclusión de la Liga daban al duelo una importancia fundamental. El Atlético estaba obligado a ganar; al Valencia le valía un empate para mantenerse en la cuarta posición
El inicio del partido cumplió con las expectativas de tensión, intensidad y equilibrio entre ambos equipos, con más empuje por parte del conjunto rojiblanco, también más presente en ataque, sobre todo en saques laterales a balón parado ante un rival dispuesto en todo momento para lanzar rápidos contragolpes sobre la meta local.

Y las ocasiones eran del Atlético, tanto en la portería de César, como un remate del uruguayo Diego Forlán o un doble empalme de Maxi Rodríguez, como en la suya propia, donde un despeje del capitán asustó a su propio arquero.

El paso de los minutos dio al duelo aún más color rojiblanco, porque las oportunidades seguían siendo suyas, como un disparo de Forlán que se encontró César o un centro chut de Mariano Pernía, ante un Valencia en el que sólo la movilidad de David Villa en ataque aportaba algo de inquietud a la portería de Leo Franco.

No tardó en llegar el 1-0. Un pase perfecto entre la defensa rival de Simao, que aprovechó una pérdida de balón valencianista, dejó solo a Kun Agüero, que regateó a César y cayó al suelo en la acción con el portero, una jugada que el árbitro consideró penalti y en la que mostró amarilla al arquero.

Fue su vigésimo octavo gol de la temporada, el decimosexto en los últimos quince encuentros y un impulso merecido para el Atlético, que había encontrado el premio a sus múltiples opciones ofensivas en la primera media hora frente a un Valencia, de momento, conformista.

No hubo más goles en la primera parte por los porteros. En el área visitante, dos ágiles paradas de César frenaron los amenazantes disparos de Maxi Rodríguez y Forlán, mientras que el argentino Leo Franco, en el otro lado, detuvo un mano a mano a Juan Mata en la mejor, y casi única, oportunidad levantina antes del descanso.

Había perdonado el Atlético en la primera mitad. Y también lo hizo en el arranque de la segunda, en el que Simao, con el balón controlado solo ante César, y Kun Agüero, con un cabezazo en posición inmejorable, tuvieron la sentencia para un encuentro que continuaba por marcador, fútbol y ocasiones en poder de los locales.

No era el partido del Valencia, prácticamente desaparecido en ataque, sin apenas opciones de gol, salvo una lanzamiento de falta alto de David Villa, contra un rival más metido en el choque, sin apenas sufrimiento en defensa, con Pablo Ibáñez y Domínguez muy centrados, y que reclamó otro penalti a Agüero, imparable para la zaga contraria cada vez que agarraba el balón, en el área visitante.

Pero el Atlético no cerró el partido y mantuvo con vida al Valencia, que creció con el transcurso del tiempo en la misma medida que el equipo rojiblanco malgastó más oportunidades para acabar con el encuentro, como otro mano a mano de Forlán detenido por un sobresaliente César, que parecía un muro insuperable en la portería.

Minutos de sufrimiento, para el Atlético, y de esperanza, para el Valencia, acompañaron el duelo hacia su conclusión, hasta el pitido final de un encuentro que aceleró la carrera del conjunto rojiblanco hacia la Liga de Campeones y que frenó la del Valencia. Dos puntos le separan en la clasificación a falta otras tantas jornadas.