Ficha de partido: 11.02.1923: Valencia CF 1 - 1 Ujpest Dozsa

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Ujpest Dozsa
Ujpest Dozsa

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Schaller
41'
Descanso
45'
'Rino' Costa
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Algirós
Aforo: 8.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 07/12/1919

Rival: Ujpest Dozsa

Records vs Ujpest Dozsa

Máximo goleador: Waldo Machado (3 goles)
Goleador rival: Dunai II (3 goles)
Mayor victoria: 5 - 2 (08.03.1964)
Mayor derrota: 1 - 3 (08.04.1964)
Más repetido: 2-1 (2 veces)

Crónica

Entre la afición futbolista, existía enorme expectación pon conocer el juego del renombrado equipo húngaro que tan gran impresión había causado en Barcelona con motivo de las recientes actuaciones con el conocido Europa. Los resultados tan sorprendentes que obtuvo contra éste equipo y el hecho de que Zamora, el gran “goalkeeper” nacional defendiese el marco valenciano fueron motivos sobrados para que el terreno del Valencia se viese invadido por un numeroso público que acudió presuroso a presenciar el acontecimiento.

Se inicia el juego con un gran ataque valenciano, salvado por Vogl II y repitiéndose varias veces dando motivo en una de ellas a Klein para hacer una parada sumamente acrobática a un shoot de Montes. Siguen atacando los valencianos, estableciéndose un verdero duelo entre los delanteros locales y la defensa y portero húngaro, hasta que mediado el tiempo reacciona el ataque extranjero y poco a poco van trasladando el juego al terreno valenciano hasta conseguir dominar, shootando prodigiosa y reiteradamente, pero muy bien acosados por la defensa y medios valencianos no pudieron imprimirle al shoot buen puntería, de ahí que la mayoría saliesen altos y Zamora no tuviese gran trabajo. No obstante en una melée al pretender Piñol despejar el peligro intentó pasar el balón a Zamora pero tuvo la desgracia de que el esférico tropezase en Schaller y penetrase en la red por entre las mismas piernas de Zamora, causando ello verdadera desilusión, pues éste pudo evitar el tanto. Continuó movido el juego y nuevamente vuelven a dominar los valencianos, aunque sin resultado, dada la excelente labor de los hermanos Vogl.

Comenzó la segunda parte con furiosos ataques húngaros, todos peligrosísimos. Zamora hizo tres estupendas paradas, y a continuación, una salida que por quererla rematar con una floritura perdió el balón no siendo goal gracias a la providencial colocación de Marín. Menos mal, que esta jugada que tan mala impresión causó, la borró el gran jugador catalán con dos paradas estupendas, sobre todo una al ángulo que fue verdaderamente formidable. Continuaron dominando los extranjeros, aunque sin resultado, pues los medios Marín, Hipólito, y Esteban jugaron estupendamente y los defensas Simarro y Piñol, aunque no muy acertados cortando juego, por el contrario si lo estuvieron cuando forzaron a los delanteros a shootar en malas condiciones.

Al final, faltando unos diez minutos para terminar se convencieron los valencianos de su error de hacer juego por alto, verdaderamente imposible dado el viento huracanado que reinó y al efecto comenzaron a desarrollar juego raso a las alas y mediante este sistema se transformaron de dominados en dominadores y atacando rudamente pusieron en constante peligro la meta de Klein, que tuvo que trabajar muchisimo para salvar la avalencha de jugadores que constantemente le asediaban. Por fin en un rápido ataque, Montes salvó a Vogl, pero éste rápido le acosó, por lo que se desvió hacia la izquierda desde donde lanzó un centro que Rino sólo tuvo que tocarlo para transformarlo en goal.

Continuaron dominando los valencianos merced al juego arollador que les dio el empate pero a los pocos momentos terminó el encuentro. Los mejores fueron los hermanos Vogl, Klein, Priboj y Schaller por los húngaros y Marín, Esteban y Piñol por los valencianos. Zamora tuvo una tarde algo irregular, pues hizo grandes jugadas, pero en todas no respondió a su fama. En conjunto, su actuación sólo pudo calificarse de buena.