Ficha de partido: 17.03.1982: IFK Goteborg 2 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

IFK Goteborg
IFK Goteborg
2 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Tommy Holmgren
3'
SchillerSvensson
25'
Descanso
45'
Nilsson
57'
Pablo RodríguezKurt Welzl
60'
César FerrandoJavier Subirats
78'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Nya Ullevi
Aforo: 43.000 espectadores
Ubicación: Goteborg / Suecia 
Inauguración: 29/05/1958

Rival: IFK Goteborg

Records vs IFK Goteborg

Máximo goleador: Frank Arnesen (2 goles)
Goleador rival: Nilsson (2 goles)
Mayor victoria: Ninguna
Mayor derrota: 0 - 2 (17.03.1982)
Más repetido: 0-2 (1 veces)

Crónica

El Valencia ha quedado eliminado de la Copa de la UEFA en los cuartos de final al perder hoy frente al Goteborg por 2-0. En el primer encuentro, disputada en el estadio Luis Casanova, el resultado fue de 2-2. El partido se jugó en el estadio Ullevi, con asistencia de 50.000 espectadores, entre los cuales había una nutrida colonia española que se podía cifrar en unos 2.000, entre españoles que trabajan en Goteborg y otros que se trasladaron desde Estocolmo y Malmoe, ya que en esta ciudad hacía 25 años que no actuaba ningún equipo español. El público se mostró muy entusiasta con el equipo sueco y protestó sobre todo la actuación arbitral cuando omitió un escandaloso penalty que pasó por alto al Valencia. El partido fue transmitido en directo por televisión en la zona valenciana.

Arbitró el colegiado italiano, Agnolin, que hizo un arbitraje ligeramente casero en la primera parte, afianzándose en la segunda. Pero la jugada más discutible y que el publico le protestó airadamente y con un abucheo que duró varios minutos, fue la omisión de un claro penalty que Moreno cometió contra Tommy Holmgren a los 11 minutos de la segunda parte, cuando el sueco se disponía a chutar a gol con toda la ventaja a su favor. La zancadilla fue clara y el árbitro la pasó por alto. Dos minutos más tarde concedió un penalty bastante más discutible que éste al equipo sueco en jugada parecida, que dio la impresión de ser una compensación a su omisión anterior.

Goles: A los 3 minutos de juego 1-0. En un avance del Goteborg, cuando poco antes, Nilsson había estrellado un balón en el poste izquierdo de la meta de Manzanedo, el propio, Nilson entrega el balón a Tommy Holmgren, quien adelantándose a la acción de Tendillo, chuta cruzado batiendo a Manzanedo. 2-0. minuto 12 del segundo tiempo. Botubot derribó clara y descardamente a Nilsson. Incomprensiblemente, el árbitro no señaló el penalty. Siguió el juego, poco después, fallo de Moreno, y cuando parece que llega el gol, la pelota va a las manos de Manzanedo, pero Coneliusson cae, y el árbitro considera que ha sido derribado. Jugada discutible, aunque no discutida, pues no hay apenas protestas. Lanza Nilsson y marca el definitivo 2-0.

El Valencia ha caído eliminado de la Copa de la UEFA, aunque verdaderamente venía ya «tocado del ala» después de haber desperdiciado la ventaja que podía darle el jugar primero en casa. Ahora en Goteborg, sobre un campo en deficientes condiciones y bajo una temperatura de 6 grados el encuentro ha sido por parte del Valencia del mismo estilo, tan deficiente como el jugado en Mestalla, y por parte del Goteborg, con mucha menor calidad que entonces. En realidad quedó configurado ya en buena parte el resultado con el rapidísimo gol que marcaron los suecos a los tres minutos y que ya les daba una ventaja muy grande
para clasilicarse.

El Valencia pareció aletargado después de encajar este tanto y ofreció una primera parte llena de desorganización, despistes en la defensa, que no obstante no se acusaron más porque los suecos no profundizaron en demasía y mostraron muy pocas ganas de atacar. Ya con la ventaja que llevaba en el marcador el Goteborg se dedicó sobre todo a bloquear el juego, sin esforzarse mucho en su vanguardia mientras el Valencia, que tenía la lógica obligación de intentar neutralizar ese gol en contra jugó de forma muy imprecisa y anárquica y sin delantera, ya que las tres únicas oportunidades en que remotamente podía llegar el gol, a cargo de Arnesen, Welzl y Saura, carecieron de verdadera peligrosidad. Por lo demás el fútbol fue muy torpe, muy centrado en medio campo con escasísimas intervenciones de los guardametas, salvo la lógica de Manzanedo para sacar la pelota de la red propia.

El 1-0 con que se llegó al descanso ya barruntaba que para el Valencia todo iban a ser dificultades. Sin embargo, en la segunda parte, que resultó espectacularmente mucho más animada que la primera, por emplear los dos contendientes un juego más rápido y codicioso, el Valencia pudo mucho más empeño que antes, sobre todo a raíz de encajar el segundo tanto pero fue como un fuego de artificio que apenas si duró 10 minutos, para volver a decaer e imponerse de nuevo en los últimos 20 minutos el Goteborg. Los suecos crearon dos ocasiones de grave peligró para el marco de Manzanedo, que éste salvó prodigiosamente, lanzándose en una de ellas a los pies de Nilsson para arrebartarle la pelota y en la otra consiguió despejarla y con la ayuda de un defensa eliminar el peligro.

En esta segunda parte los clásicos vicios del Valencia actual, su desorganización y falta de peligrosidad en su ataque, se acusaron mucho más, de forma que nada puede oponerse a este resultado que, en todo caso, ha sido hasta un poco piadoso para la diferencia en juego que existió entre los dos equipos. El Valencia, manteniéndose en esa línea irregular y deficiente que le caracteriza ha decepcionado profundamente a los espectadores españoles que acudieron con la esperanza y la ilusión de verle triunfar, y a su hinchada propia también, ya que después de la victoria que consiguió el pasado sábado en Liga, su segunda victoria fuera de casa en la temporada, tenía la esperanza de que pudiera hacer valer su clásica experiencia en torneos continentales. Pero desgraciadamente no fue así.

Total, una derrota justa del Valencia y su eliminación. El mejor hombre en el campo, hoy, a mucha distandia de los restantes, fue, sin lugar a dudas, el sueco Nilsson, siempre en punta, siempre lanzando balones a sus compañeros y siempre presto ante la portería, hábil y seguro, mejoró la actuación de Valencia, que ya fue sobresaliente. Se lanzaron cinco córners contra el cuadro levantino y tres contra el sueco.