Ficha de partido: 05.04.1980: Valencia CF 2 - 0 Athletic de Bilbao

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Athletic Club
Athletic Club

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
GallegoNoriega
45'
Pablo Rodríguez
61'
Daniel Solsona
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Athletic Club

Records vs Athletic Club

Máximo goleador: Mundo Suárez (19 goles)
Goleador rival: Zarra (20 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (03.04.1949)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.10.1954)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Partido jugado por la noche, con temperatura fría, y una buena entrada pero distante del lleno, unos 36.000 espectadores.

Goles: 1-0. 16 minutos de la segunda parte. Jugada de ataque valencianista en que se pasaron el balón Kempes y Pablo, con remate de este último muy forzado, que supera al portero y a un defensa que en gran esfuerzo trató de alcanzar la pelota sin lograr impedir que penetrase en el marco. 2-0. 36 minutos, jugada persohal de Solsona que de tiro muy cruzado y fuerte batió limpianente a Aguirreoa, un gran gol que fue muy aplaudido.

Partido nocturno que se esperaba con cierta expectación dado el equilibrio de fuerzas entre el Bilbao y Valencia y la oposición que los dos mantienen para conquistar el cuarto puesto y asegurarse un lugar en la UEFA del próximo año. Sin embargo, la baja temperatura que se abatió hoy sobre Valencia retrajo la afluencia de espectadores. El partido no fue convincente en la primera parte y en cambio se animó un poco en la segunda. La primera mitad fue de acusado dominio del Valencia, que salió atacando fuerte con dos fallos garrafales en la boca del gol de Pablo y Subirats que pudieron haber resuelto el encuentro en los primeros minutos.

Después, se le puso al equipo local cuesta arriba el encuentro y el Bilbao, que no hacía nada de particular más que defenderse a trancas y barrancas pero sin la menor penetración ni profundidad en su ataque, se convirtió en un adversario incómodo. El Valencia no acertaba, un Valencia que, dicho sea de paso, actuaba por primera vez de forma deliberada sin Bonhof, apartado del equipo por decisión del entrenador. Di Stéfano como «castigo» a su falta de rendimiento en el último partido jugado en Las Palmas, donde llegó incluso a sustituirle en el curso del mismo. Pero la verdad es que si bien el alemán no juega a tope en el Valencia, o al menos no rinde lo que cabía esperar de su clase y del rendimiento que da en la selección germana, se notó su ausencia. Los valencianistas atacaron mucho, pero sin demasiado orden y de una manera atropelladá, remataron mucho a puerta, pero sin precisión y aunque Kempes trataba de enderezar la cuestión, el buen marcaje a que le sometía Goicoechea torpedeaba todos sus intentos.

Así, frente a un Athletic absolutamente inofensivo, un Athletic que era inocente como un recién nacido en el que tan sólo se registró una jugada de cierto peligro en un remate desde lejos de Dani, el Valencia se retiró al vestuario sin haber conseguido marcar y sin mostrar claramente su superioridad. En la segunda parte, en cambio, el Valencia atacó a fondo y consiguió el primer gol a los 16 minutos, lo que le dio tranquilidad y también un viraje en redondo al partido, que desde este momento se transformó en una lucha más dinámica y emocionante. El Athletic dándose cuenta de que delante no tenía a un adversario de gran consideración, trató de retablecer el equilibrio en el marcador que había perdido. Esto dió lugar a que se animara el encuentro, que presenciáramos el juego más vivaz y emocionante, pero siempre con iniciativa valencianista, pues el Athletic dio siempre una sensación de inoperancia en su ataque verdaderamente lastimosa.

Al marcar el Valencia el segundo gol, del que fue autor Solsona en una espléndida jugada, quedó sentenciado el partido. No cabía esperar que las escasas aproximaciones de Dani o del inteligente juego que en medio del campo practicaba Rojo, naciera un gol. Con el 2 a 0 se vio la difefencia enorme que separaba a unos y otros, y así se mantuvo hasta el final el partido en que el Valencia aún pudo aumentar su cuenta gracias a Kempes que estrelló un balón en la escuadra cuando el gol parecia ya insalvable. Total, ha sido un partido entre dos grandes venidos a menos en el que sólo la segunda parte ha salvado medianamente el espctáculo.