Ficha de partido: 27.09.1978: Valencia CF 4 - 1 CSKA Sofia

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 1
CSKA Sofia
CSKA Sofia

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Enrique Saura
16'
Kristov
17'
Filipov
31'
Descanso
45'
Ricardo AriasLobo Diarte
45'
Darío Felman
54'
AtaranovGoranov
69'
Juan Daniel Cordero
74'
Mario Kempes
78'
Enrique Saura
82'
Pablo RodríguezEnrique Saura
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: CSKA Sofia

Records vs CSKA Sofia

Máximo goleador: Eloy Olaya (3 goles)
Goleador rival: Popov (2 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (21.08.1990)
Mayor derrota: 1 - 5 (25.12.1969)
Más repetido: 5-0 (1 veces)

Crónica

Con más dificultades de las que parecen desprenderse de lo limpio del resultado, el Valencia ha eliminado esta noche en el estadio Luis Casanova al subcampeón de Bulgaria, C.S.K.A., de la copa de la UEFA, al batirle por cuatro tantos a uno, superando el resultado de la ronda anterior, que fue de 2-1 a favor de los búlgaros.

El encuentro ha sido muy difícil para el Valencia, que en la primera parte no pudo más que terminarla igualado en el marcador y en buena parte de la segunda, tuvo muy en el aire la eliminatoria, dado, por un lado, el excelente juego de conjunto practicado por los búlgaros que con un desdoblamiento magnífico contratacaban con peligrosidad y se defendían con bastante soltura. Puede decirse que ha sido hoy el acierto prodigioso de un jugador de los más modestos del Valencia, Saura, quien ha resuelto la papeleta. Sus dos goles, el primero y el tercero, dejaron las cosas muy encarriladas.

En la primera parte, que terminó con empate a uno, marcó en primer lugar el Valencia, a los 16 minutos por mediación de Saura, en una jugada de ataque blanco muy bien rematada por él, pero los búlgaros consiguieron el empate dos minutos más tarde, en un remate de cabeza del extremo izquierda Kristov, que dejó frío el ambiente y también pesó mucho en la moral de los jugadores del Valencia. Y es que el juego que empleaba el Valencai no conseguía imponerse a un equipo que marcando por zonas y desdoblándose bien, creaba peligros aún dando la impresión de no jugar a fondo sus bazas. A los 27 minutos hubo un tiro indirecto de Kempes que Bonhof disparó sobre la barrera, fue una jugada peligrosa para el marco búlgaro, pero que en definitiva no se tradujo en nada positivo.

En realidad fue cundiendo la desorientación y el despiste en el juego del Valencia, en cuyo ataque fallaban lastimosamente Felman y Diarte, siendo Kempes el único que llevaba peligro al portal búlgaro. Total, al término de la primera parte, el 1 a 1 era bastante desconsolador para las esperanzas valencianistas.

En la segunda, Marcel Domingo decidió sustituir a Diarte, que como decimos era una nulidad, por Arias, situando a éste en medio campo. De esta forma, el ataque valencianista quedó francamente compuesto por Felman, Kempes y Saura, que intentó constantemente el ataque, si bien le costó marcar. A los 9 minutos conseguía el Valencia su segundo tanto en un balón servido por Bonhof, que Felman remató de cabeza desde muy cerca. Animado por ese tanto, el Valencia dominó durante un rato de forma vertiginosa, acosando mucho al adversario. Hubo dos jugadas de Kempes consecutivas que llevaron el peligro, realmente parecía que sólo de este jugador podía proceder la resolución del partido, pero después, a partir de los 20 minutos, el CSKA, que introdujo a los 24 minutos un cambio en sus filas, se mostró muy peligroso, con rápidos contrataques que encontraron en muchas ocasiones a la defensa blanca vacilante e insegura. Pero el remate no es el fuerte del CSKA y quizás a esto se debiera el que no pasara más apuros la meta de Manzanedo.

A los 37 minutos consiguió el Valencia su tercer tanto por mediación de Saura, en una jugada de oportunismo, pero que culminó la gran actuación de este jugador. Se originó la acción en un fallo del defensa central búlgaro, quien no consiguió despejar la pelota y poco menos que la dejó en poder de Saura, éste hizo la pared con Kempes, chutó el argentino a puerta, rechazó el defensa y Saura consiguió cruzarla a las mallas. El entusiasmo que produjo este tanto fue enorme porque daba prácticamente la eliminatoria al Valencia. Y en efecto en pleno acoso merengue a los 42 minutos consiguió Kempes el cuarto tanto en una de sus clásicas jugadas. Fue un córner sacado por él mismo que le devolvió un compañero y Kempes cruzó la pelota maravillosamente sobre el palo contrario y marcó el definitivo y cuarto gol.

Así pues, la victoria valencianista se ha producido por un resultado global de 5-3, pero con muchas dificultades, porque una vez más el cuadro valencianista no ha estado fino, con inseguridad en sus hombres y mucha imprecisión y desorden en un juego de conjunto del que en realidad ha carecido. Han sido los factores físicos y morales los que han conseguido la victoria. La tenacidad con que han batallado en todo momento los valencianistas ha hecho inclinar definitivamente la balanza a su favor, ante un adversario que no se entregó en ningún momento y fue siempre muy peligroso. Se tiraron cinco córners contra el Valencia (2 y 3) y cuatro contra el CSKA, todos en la segunda mitad. En el Valencia, Saura ha sido hoy la gran figura no ya sólo por los dos goles que marcó que fueron importantísimos, sino por el juego que desplegó. Actuaron a inferior nivel Kempes y Bonhof, destacando en cambio Botubot, Solsona y Cordero. En el CSKA se mostró como un buen conjunto aunque distinto de los de primera fila del fútbol español, destacando la peligrodidad de sus contrataques, en los que tuvieron intervención muy destacada los defensas laterales.