Ficha de partido: 29.10.1977: Valencia CF 3 - 0 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 0
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Óscar Rubén Valdez
6'
Mario Kempes
22'
Darío Felman
40'
Descanso
45'
Pepe Carrete
51'
FloresCaszely
55'
Eloy AnguloDarío Felman
70'
Flores
70'
José PalmerPepe Carrete
70'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

Noche primaveral, lleno prácticamente, unos 44.000 espectadores. Terreno en buen estado. Unas decenas de hinchas blanquiazules que no pudieron demostrar demasiado entusiasmo por el juego un tanto vacío de su equipo. Unos pitos ligeros para el Español al salir al campo y ovación de gala al cuadro local cuando apareció en el terreno a las notas da la canción del maestro Padilla, Valencia. Actuaron de capitanes Solsona y Kempes. El Valencia sacó 8 córners (5 y 3) y el Español, seis (5 y 1).

Todos los tantos se lograron en los primeros cuarenta y cinco minutos, configurándose ya lo que habría de ser el resultado final. Fue un primer tiempo entretenido y en el que el Español no mereció estos tres tantos que encajó. El cuadro de Santamaría supo controlar bastante bien a su rival, jugó con orden y apoyándose bien en las jugadas. Demostró haber mejorado algo con respecto a anteriores desplazamientos, aunque sin embargo siguió manteniendo algunos de sus defectos, como la lentitud y la blandura de sus hombres.

Con todo, tampoco estuvo a tantas leguas del Valencia, pese a que éste lograra precisaménte en este período sus tres tantos. Dominó en algunas fases del encuentro e incluso lanzó idéntico número de córners que el Valencia: cinco. ¿Dónde estuvo la diferencia entonces? Pues en que el Español careció por completo de profundidad, puesto que únicamente Jeremías intentaba colarse hacia la puerta de Manzanedo. Pocos efectivos incluso para una defensa como la valencianista que se mostró poco firme y escasamente segura hasta el punto de que Juan Carlos fue protestado en más de una ocasión por sus propios aficionados.

Por contra, el Valencia, sin tampoco realizar ningún alarde de profundidad, si tenía a Kempes, del que hablaremos luego puesto que merece un capítulo aparte, auténtico revulsivo del juego ofensivo valencianista. La segunda diferencia existió en el desigual trato dado por el colegiado a uno y otro equipo. Aunque su forma de dirigir el encuentro fue perjudicial para los dos cuadros no cabe duda de que el Español fue quien más salió trasquilado. Porque con 1-0 en el marcador, una falta dentro del área de Cabral a Solsona fue obviada por el colegiado. Su error le arrastró a seguir cometiendo muchos más, puesto que entró en funcionamiento esa absurda e ilimitada cadena de compensaciones, que en nada podían ya conceder al cuadro españolista lo que pudo haber sido su gran oportunidad de enderezar el encuentro.

Aquí se acabó el partido. Porque la segunda mitad es algo que habrá que olvidar lo más pronto posible. Los dos equipos estuvieron auténticamente fatales. El Español, porque desde el minuto 26 estaba jugando con sólo diez hombres por la estúpida, pero justa, expulsión de Flores. Y el Valencia, porque se conformó tranquilamente con los tres goles que ya había conseguido y porque tampoco había mucho de donde sacar, si exceptuamos a Kempes. En suma, que fue un partido físico. Con un Valencia con más profundidad y que incluso pudo haber aumentado, su marcador en un disparo de Juan Carlos, que se estrelló en el larguero, y un Español que fue más equilibrado en el primer tiempo, pero al que le faltó verticalidad ante el marco de Manzanedo. Sigue con los mismos defectos de anteriores encuentros y se le vio sin moral, incapaz de dar la vuelta a un partido que se le había puesto tan cuesta arriba.

Kempes es medio Valencia. E incluso hasta el 60 por ciento, si ustedes quieren. Es la auténtica, estrella del Valencia y el único hombre que entiende el fútbol con verticalidad, puesto que ni Valdez ni Diarte (aunque esté último hizo algunas cosas muy bonitas) son los de tiempos anteriores. Su gol, el segundo de su equipo, fue tan preciosamente elaborado que no dudo ni un instante de que será elegido como el mejor tanto del mes en la Liga española. se encuentra en un momento tan extraordinario que sólo él es más de medio Valencia y se ha convertido en el auténtico ídolo del Luis Casanova. De los demás, solamente Carrete puede destacarse como un hombre seguro y firme en su puesto, mientras los demás no llegaban ni mucho menos a la altura de ambos.

Goles: 1-0, siete minutos, acción de Valdez en un área un tanto embarullada por el número de jugadores, el bálón rebota en un defensa blanquiazul y la pelota llega a Felman que tira. El balón da en la base del poste izquierdo y entra mansamente a la red. 2-0, 22 minutos. La mejor jugada del partido, Kempes arranca desde su área driblando contrarios y tras una pared con Juan Carlos, agarra un izquierdazo fenomenal desde 25 metros. La pelota toma velocidad supersónica, pege en la parte interior del larguero y de allí a las mallas. 3-0, a los 33 minutos. Felman se interna y es objeto de agarrón al borde del área. Saca la falta muy hábilmente Valdez sobre Felman que tira. El balón rebota en Molinos ligeramente y entra en la portería. Es el 3-0 definitivo.