Ficha de partido: 27.02.1977: Racing de Santander 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Rac. Santander
Rac. Santander
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Mario Kempes
38'
Descanso
45'
HerreroJiménez
45'
Mario Kempes
51'
Johnny Rep
58'
Eloy AnguloJohnny Rep
74'
Barrero
75'
Aitor Aguirre
83'
Aitor Aguirre
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: El Sardinero
Aforo: 30.000 espectadores
Ubicación: Santander (Cantabria) / España 
Inauguración: 20/08/1988

Rival: Rac. Santander

Records vs Rac. Santander

Máximo goleador: José Vilanova (7 goles)
Goleador rival: Cisco (9 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (03.10.1954)
Mayor derrota: 0 - 5 (31.03.1935)
Más repetido: 1-2 (13 veces)

Crónica

Buena entrada y excelente tiempo. En el minuto 21 de la segunda parte Aitor Aguirre intentó abandonar el campo ante la sorpresa de los espectadores, y cuando se dirigía hacia el vestuario fue convencido por Maguregui y siguió jugando. En el minuto 3 de esta segunda parte el propio Aitor Aguirre mercó el primer gol del Santander e hizo un feo gesto que el público lo protestó con gritos de fuera, fuera. Tres minutos más tarde el mismo Aitor conseguía el segundo tanto. Curioso que el jugador que intentó abandonar el campo haya sido el autor de los dos goles de su equipo.

Goles: 0-1, Minuto 38. Córner contra el Santander; lo saca Kempes, el balón es rechazado, lo recoge el mismo Kempes que tira raso y marca. 0-2. Minuto 8 de la segunda parte. Contraataque del Valencia; Kempes dribla a Iglesias, se queda solo ante Monchi, dispara y marca. 1-2. Minuto 38 de la segunda parte. Jugada por la izquierda llevada por Zuviría, centra y Aitor Aguirre remata. Aitor, tras el gol, hace un feo gesto que el pública protesta enérgicamente. 2-2. Jugada de Zuviría por la izquierda con pase a Lolo, éste centra y Aitor Aguirre, de cabeza logra el empate.

El árbitro vizcaíno, señor Burgos Núñez, bien en terminos generales, sin complicaciones. Mostró tarjeta amarilla a Rep por agarrón a Camus y a Borrero por interceptar una jugada con la mano. A siete minutos del final el Santander perdía por 2-0 y lo natural era que al final se llegase sino con estos dos goles en contra, sí con la derrota. Y no fue así porque en poco más de tres minutos el Racing, por mediación de Aitor, logró el inesperado empate.

Se podría decir que el Valencia, por aquello da jugar a domicilio, ha ganado un punto. Y ciertamente no ha sido así, ya que lo ha perdido pues el partido lo tenía ya ganado a pocos minutos del final. El caso es que el Valencia, con dos a cero a su favor, se mostró muy conservador, encerrándose en su área y jugando al contraataque aprovechándose de la habilidad de sus tres hombres en punta Rep, Kempes y Valdez, al mismo tiempo que el adelantamiento de las líneas por parte del Santander. Pero pensábamos que si el Valencia no hubiera sido tan conformista y no retrasara a sus hombres, hubiera conseguido algún gol más, pues oportunidades tuvo para ello. Y de haber sido así, habría obtenido la victoria porque un tercer gol, que estuvo a punto de marcar, hubiese sido poco menos que irremontable. Pero el conservadurismo en el fútbol no es siempre bueno y el Santander, decaído en gran parte del segundo tiempo, se creció a raiz del primer gol cuando pudo darse cuenta de que no todo estaba perdido.

El Valencia, advertido por este gol, atacó ahora con más insistencia pero ya era tarde. Otra jugada del Santander con Zuviría y Lolo como protagonistas y Aitor como rematador puso el partido en un inesperado empate que salvó la situación comprometida, pues la derrota habría sido la catástrofe, mientras que la igualada abre camino a la esperanza, habida cuenta de que, a partir de ahora, el equipo va a recuperar algunos jugadores lesionados ausentes hoy.

En fin, el Valencia nos ha dado la impresión de ser un equipo con muy buenas maneras, muy parsimonioso en sus acciones y con mucho fútbol en los tres hombres de punta, pero muy conformista, lo que le ha supuesto nada menos que perder un punto cuando tan ganado tenía el partido de hoy.

El Santander, en cambio, presionó mucho en el primer tiempo, mereciendo entonces marcar un gol y decayó, en parte en la segunda es las postrimerías, con Zuviría lanzado y valiente atacando desde su posición y Aitor muy afortunado, aunque estropeó su acierto con esos dos gestos tan lamentables. Emoción, en fin, no faltó el resultado inesperado, tampoco porque nadie daba, una perra chica por el resultado tras ir perdiendo hasta el minuto 83. Pero como hasta el final nadie es feliz, el Valencia cedió un punto cuando menos lo esperaba y el Santander se salvó de la derrota. Increíble pero cierto.