Ficha de partido: 01.04.1973: Valencia CF 1 - 0 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 0
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
José Ramón FuertesSergio Lloret
60'
Pep Claramunt
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

Cayó el líder por segunda vez de su privilegiado pedestal. Primero, hace quince días, cuando de la mano de una derroto protagonizada por los penalties dejó escapar una ecasión de oro para puntuar en La Romareda. Hoy nuevamente, por culpa de un solitario gol encajado a cuatro minutos del final cuando el equipo había hecho méritos suficientes para no irse de vacío. Lo cierto es que estas dos derrotas consecutivas en campo contrario han mermado considerablemente las aspiraciones del Español. No en vano, si bien sigue aupado en el segundo lugar, estos reveses revelan que el conjunto no está en condiciones para marcar a pauta en el Campeonato, lo que no quiere decir que dentro de una semana vuelva a recuperar el primer puesto si quienes le preceden vuelven a pisar en falso.

Vaya por delante que el Español jugó un mal partido, por debajo de pasadas actuaciones y sin ese poder de reacción que tantas alegrías le ha proporcionado. Salió al Luis Casanova a no perder, y de esta forma se vio dominado por un rival que dejó constancia de que los tres negativos que arrastra son fiel reflejo de su trayectoria. Pero aun jugando sin profundidad ni fuerza, los blanquiazules incluso pudieron llevarse los dos puntos si Poli acierta en una ocasión de gol que tuvo singular trascendencia y psicológicamente pudo decidir la contienda.

La campaña del Español en la Liga hay que valorarla en su justa medida. La consecuencia inmediata no es otra que elogiar la marcha de los discípulos de Santamaría, que han dado al Campeonato una emoción y espectacularidad que no recuerdan ni los más viejos del lugar. Primero los blanquiazules sorprendieron con un juego brillante y veloz que fue reconocido unánimemente como el mejor; luego protagonizaron un récord de imbatibilidad que fue el clarinazo ed sus ambiciones y, por si fuera poco, se permitieron el lujo de arrebatar el liderato al Barcelona en su propio feudo.

Si analizamos escuetamente estas circunstancias, no nos negarán que el Español es un serio candidato al título. Sin emabrgo, no cuenta en el pronóstico de los técnicos. El porqué de esto se puso en evidencia de forma indiscutible en Valencia. El conjunto blanquiazul pudo ganar el partido, tuvo los dos puntos a su alcance, pero falló. Simplemente jugando como en la mayoría de sus desplazamientos sin ir más lejos como en Zaragoza hubiese vencido a un Valencia al borde de la desmoralización, pero hoy el equipo de Sarriá realizó posiblemente su peor encuentro de campo contrario como reconocieron los propios jugadores.

¿Motivos? Concreta y compensiblemente, el equipo acusa el esfuerzo realizado. Los futbolistas no son máquinas y, al margen de los partidos, la responsabilidad, los nervios y las patadas también cuentan. Ante el equipo valencianista el Español jugó de forma cómoda, tranquila, sin arriesgar nada, como si cada elemento del engranaje estuviera convencido de que tenía las energías justas. No olvidemos que en el Español la mayoría de titulares han jugado todos los partidos, que se han empleado a fondo y no han regateado esfuerzos ni sacrificios. Si a ello sumamos la presencia de algún veterano que lógicamente acusa más el paso de las jornadas, llegaremos a la conclusión de que del Español que ganó en la primera vuelta al Valencia al de hoy media esa distancia fundamental que es la forma física.