Ficha de partido: 07.04.2002: Valencia CF 4 - 0 Real Sociedad

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 0
Real Sociedad
Real Sociedad

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Rubén Baraja
11'
Rubén Baraja
23'
Kily González
27'
David Albelda
40'
De Pedro
43'
Descanso
45'
KhokhlovIdiákez
46'
NihatAramburu
46'
Miguel Ángel Angulo
54'
Juan SánchezFrancisco Rufete
61'
GabilondoDe Pedro
64'
Miguel Ángel MistaRubén Baraja
73'
Fabio AurelioCarlos Marchena
77'
Miguel Ángel Mista
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

Dicen que una premisa en el deporte para ser campeón es saben digerir la presión. El Valencia supo hacerlo en su choque contra la Real Sociedad a través del mejor camino posible, jugar bien al fútbol. El equipo de Rafa Benítez salió dispuesto a meter el miedo en el cuerpo a una Real Sociedad que pretendió refugiarse en la cueva para protegerse de todo mal. Craso error cuando enfrente se tiene a un equipo hambriento de títulos. Con tal declaración de intenciones por uno y otro bando estaba cantado cuál iba a ser el título de la película en Mestalla: La carga del séptimo de caballería.

Los donostiarras no sabía nunca por dónde le iban a salir sus contrincantes. Tan pronto era Rufete como Kily González o Curro Torres los que ensanchaban el campo sin desmayo como Baraja y Aimar se asociaban para sembrar el pánico en la endeble zaga guipuzcoana. Por no hablar de un espléndido Angulo que solapado en su posición de falso delantero rompe los esquemas de unos centrales rivales que no encuentran referencia a la que agarrarse. Demasiada guarnición futbolística para una Real a la que se le indigestó el partido a los diez minutos cuando Kily González proyectó un centro violento al corazón del área al que Baraja conectó su diestra para hacer el primero. Visto el panorama no era aventurado predecir que la digestión del duelo iba a ser pesadísima para los vascos.

Los valencianistas parecían empeñados en emprender una cruzada para desdecir a la voces que les acusan de defensivos. Sin concederse tregua alguna se abalanzaban sobre la portería de Westerveld con una voracidad atroz. Producto de ese empeño Baraja robó un balón a Xavi Alonso en el mediocampo que condujo hasta la frontal enemiga con zancada poderosa. Una vez allí el mediocentro internacional encontró el auxilio de un Aimar que con su clarividencia innata le puso en bandeja a la demoledora zurda del Kily el segundo tanto ché. Puro coser y cantar.

La segunda parte de la entrega no se desvió un ápice del libreto inicial. La Real no sabía como escapar a semejante chaparrón de fútbol ofensivo valenciano. Entre intervenciones de Westerveld y despejes apurados los donostiarras fueron demorando lo inevitable. Pero aquello no podía terminar de otra manera que con una goleada ché. Angulo lo atestiguó con una elegante vaselina sobre el meta holandés tras avergonzar a Jáuregui en un servicio muy lejano de Currro Torres. Desde entonces el chaparrón se transformó en una auténtica tromba para los “txuri-urdin”. La guinda de una tarde de ensueño para Mestalla la puso Mista con un zurdazo portentoso que se coló por la escuadra derecha de Westerveld. El Valencia jugó a imagen y semejanza de un grande de verdad y goleó para seguir firme en lo más alto.