Ficha de partido: 23.04.1972: Real Burgos 0 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Burgos
Real Burgos
0 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Gabriel UriarteMiguel Ángel Adorno
19'
Óscar Rubén Valdez
30'
Descanso
45'
Nebot
58'
NajeraNebot
70'
Francisco Vidagany
73'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: El Plantío
Aforo: 12.200 espectadores
Ubicación: Burgos / España 
Inauguración: 13/09/1964

Rival: Real Burgos

Records vs Real Burgos

Máximo goleador: Mario Kempes (5 goles)
Goleador rival: Pachín (3 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (01.11.1992)
Mayor derrota: 1 - 4 (08.05.1977)
Más repetido: 1-1 (4 veces)

Crónica

Mala suerte la que el Real Burgos ha tenido en su partido con el Valencia, ante el que ha perdido por un gol a cero. Mala suerte en todos los órdenes, como habrán podido comprobar los millones de personas que hayan presenciado el encuentro a través de la televisión, porque el equipo local, que se empleó a fondo y sin reservas, no dejó controlar el balón a sus contrarios, a los que dominó en ambos tiempos y de manera especial y rotunda en el segundo. Creó numerosas ocasiones de peligro, prodigó los tiros a puerta, desperdició un penalty hasta cierto punto bien lanzado, ya que Recuejo, encargado de ello, despistó al meta valenciano, que se lanzó al otro lado, y para colmo les fue anulado a los de casa un gol que nosotros hubiéramos dado por bueno, pero que no lo fue porque el juez de línea levantó el banderín y el árbitro, señor Pintado, lo anuló. Sería ridículo que pretendiésemos decir que el Burgos es más equipo que el Valencia. No lo es ni individualmente, ni como conjunto. Sin embargo, hemos de isisitir en que en esta ocasión el cuadro burgalesista fue superior, porque sin duda era también mucho más lo que se jugaba.

En la primera mitad el dominio local fue mucho menos intenso, pero ya entonces quedó claramente definida la táctica del Valencia, que por esta causa y porque contaba en el centro del campo con hombres como Lico, Adorno (el tiempo que permaneció en el terreno de juego) y Claramunt I (pese a no estar éste en plenitud de forma), dominaba fundamentalmente esta zona y aparte de dificultar la creación de juego ordenado por parte de los burgaleses, ponía también en serio impedimento a la penetración de éstos, dedicados a llevar quizá con demasiada reiteración del juego por el centro, ante una defensa reforzada y de tanta calidad como dureza.

A los 18 minutos de este primer tiempo, el Burgos creó una buena situación de peligro, se sucedieron los envíos y rechaces en corto y finalmente Jacquet se anotó un formidable disparo que salió alto. Un minuto después se retiraba Adorno, lesionado al hacer un movimiento brusco, siendo sustituido por Uriarte, que también sufrió un tirón. No obstante lo cual, continuó en su puesto hasta el final del partido sin acusarlo, al menos exteriormente. En el minuto 23 los de casa volvieron a tener una excelente oportunidad. Lanzó Requejo un córner con efecto y Mendiolea remató de cabeza enviando la pelota fuera, próximo a uno de los posters. El Burgos se crecía animado por sus aficionados y así, un minuto después de producirse la jugada anterior, Capón efectuaba un envío larguísimo, obligando a Cota a ceder córner con el puño. Se estaba haciendo méritos para ganar y, sin embargo, cosa del fútbol, llegado el minuto 29, el valencia conseguía el gol que le daría la victoria. El árbitro señaló falta contra los de casa junto al rincón del córner; lanzó Claramunt II el castigo, Ederra dejó pasar el balón pensando que iba fuera, pero fatalmente rebotó en el poste y fue a parar a Valdez, que lo impulsó a la red.

El propio Ederra quiso enderezar el entuerto en el minuto 38 a la salida de un córner, pero tiró tan fuerte y precipitado que echó la pelota fuera. A renglón seguido, replicaba Lico con otro magnífico disparo que Bilbao neutralizó en no menos espectacular estirada, llegándose al descanso sin otras novedades dignas de mención.

Apenas iniciada la segunda parte, en la que el Burgos salió desmelenado, se organizó un fenomenal barullo ante la puerta valenciana, sin que pudiera verse donde anda el balón y lo que pudiera estar pasando en aquel forcejeo multitudinario. Entre tanto, el árbitro, señor Pintado, al que tal vez no le respondan ya demasiado bien las facultades físicas, permaneció impávido a muchos metros de distancia, decidiéndose al final a pitar falta contra los locales.

En el miunto 4 enseñó la tarjeta blanca a Vidagany, por perder tiempo en el lanzamiento de una falta. El juego se desarrollaba de manera continuada en terreno forastero, y se esperaba de un momento a otro la consecución de algún gol que pudo y debió contabilizarse en el minuto 12, merced al penalty señalado a los visitantes. Como hemos dicho al principio, Requejo engañó a Cota, pero quiso colocar tanto el balón que lo estrelló en la cepa del poste contrario, malogrando la clarísima oportunidad de empatar. Un minuto después era amonestado Nebot, al parecer por derribar a Lico. En el minuto 25, Nebot abandonaba el terreno de juego para dar entrada al extremo Nájera, tratando con ello el entrenador de dar mayor efectividad a la línea de ataque. Seguía el dominio local en toda su intensidad y llegó una ráfaga instantánea de ilusión inmediatamente desvanecida. Fue en el minuto 35, Angelín envió la pelota por el centro sobre Mendiola y éste remató a la red. Justo el tiempo qde que sonara la exclamación de júbilo, porque el señor Pintado tocó el silbato anulando el tanto.

Los aficionados locales estaban sufriendo lo indecible, viendo lo que ocurría en el terreno de juego y la forma en que estaba luchando el equipo. La última oportunidad se presentó en el minuto 40. Capón llevó a cabo una de sus numerosas incursiones y centró sobre el área, donde Mendiola envió suave con la cabeza sobre Angelín, quien ante la salida in-extremis de Cota, levantó en exceso el balón haciéndolo salir por encima del travesaño.