Ficha de partido: 02.12.2003: Real Sociedad 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Real Sociedad
Real Sociedad
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Vicente Rodríguez
23'
Pablo Aimar
44'
Descanso
45'
De Paula
50'
NihatDe Paula
63'
Miguel Ángel AnguloRicardo Oliveira
65'
Xisco MuñozVicente Rodríguez
70'
AranburuAlkiza
72'
David AlbeldaFrancisco Rufete
75'
Mauricio Pellegrino
78'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Anoeta
Aforo: 32.076 espectadores
Ubicación: San Sebastián / España 
Inauguración: 13/08/1993

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

¿El Valencia fue ambicioso anoche? No. ¿Multiplicó sus esfuerzos en tarea de contención? Sí. ¿Dispuso más ocasiones que el rival? No. ¿Contemporizó en más de una fase del partido? Sí. ¿Se puede decir que, sin caer en las ofensas que hace el Celta en Mestalla, el planteamiento fue más bien tirando a defensivo? Sí. Pues entonces, regresar de San Sebastián con un empate a cero es cumplir con el deber establecido. Quizá no todo el deseable. Lo bueno, que se suma. Lo malo, que siempre puedes arriesgar más por una cuestión de entidad y que el aficionado pide más. Ayer, el Valencia se entregó con su profesionalidad habitual a la labor de contener y tratar de salir a la contra. Ciando y bogando entre el peligro del rival y la (escasa) convicción propia, la trainera valencianista acabó conquistando la bandera del puntito.

La primera parte ya fue un monólogo de ataque blanquiazul y defensa naranjo-negra. La Real quemaba energías buscando esos cacareados huecos defensivos con insistencia y a los dos minutos de partido ya había lío, porque a Karpin le anulaban un gol por un crimen que no cometió: un fuera de juego de un compañero que no intervino en la jugada. Superado el monumental susto, el Valencia se aplicó bastante mejor. Aun así, hubo que esperar al minuto 22 para ver el primer contraataque de cierto valor, el primero de una serie que pudo, con un punto más de acierto, haber sido importante. Aimar y Oliveira buscaban los desmarques a la espera del pase en profundidad o que Vicente sacara petróleo de su habitual bullicio. Pero al final, el último pase o el último remate no llegaba. No fue suficiente para justificar la hoja de servicios de este primer parcial. La Real volvió a hacerse el dueño de la situación. A Kovacevic le anularon otro gol por una de esas manos que a veces se señalan y a veces no. Y así, entre mucho juego trabado, faltas, jugadores por el suelo y, es verdad, mucho trabajo, las cosas quedaban como estaban. Suficiente si se busca el empate. Insuficiente si eres el Valencia CF.

Conforme pasaron los minutos de la segunda parte, la monotonía fue transformándose en emoción. Menguaban las fuerzas y el partido se abría. Sobre todo, se vislumbraban con más credibilidad las posibles contras valencianistas porque los huecos eran cada vez mayores. Denoueix sacaba talento (Nihat) y Benítez velocidad (Angulo) para tratar de romper definitivamente un partido que llegaba al momento culminante: su último cuarto. El turco casi la lía en su primer balón, que se fue al larguero y al que siguieron dos disparos salvados en la raya de gol por la defensa.

¿Y nuestros muchachos? Rufete rompió espléndidamente el fuera de juego, dribló perfectamente a Westerveld... y totalmente fundido, a puerta vacía, la mandó a la acequia. Era la jugada que valía tres puntos. Poco después, Cañizares ya perdía tiempo, Benítez hacía los gestos del piano, piano y Albelda entraba buscando la seguridad. Aplicados hasta el final en conservar el punto, y diluidos los últimos y poco convincentes intentos de algo más, se arribó al puerto que buscaban.