Ficha de partido: 04.09.1965: Sevilla FC 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Sevilla FC
Sevilla FC
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
José Sánchez Lage
8'
Descanso
45'
Román
57'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sánchez Pizjuán
Aforo: 45.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 07/09/1958

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

Buena entrada, con escasos claros en los laterales. A los ocho minutos, Achúcarro despeja con el puño un disparo a puerta batida de Guillot, y Sánchez-Lage traduce el penalty en el primero de la Liga. Y a los cincuenta y siete minutos, Felo adelanta una pelota entro el férreo sistema defensivo levantino, falla el central visitante, que deja a Zamora descolocado ante Román, y éste no tiene más que empujar con fuerza la pelota, a media altura, para conseguir la igualada a uno, que es el resultado definitivo.

El empate a uno con que ha finalizado esta noche del sábado el primer encuentro de Liga de la temporada, disputado en el Estadio Sánchez Pizjuán, entre el equipo propietario de las instalaciones, y el Valencia, no refleja la realidad de lo sucedido. El Sevilla mantuvo siempre de continuo el dominio y la iniciativa sobre el adversario al que ahogó materialmente en su área. Prueba de lo agobiante de este dominio local es que Molina, el guardameta andaluz, no cogió el balón más que tres veces, aparte del penalty que abrió la cuenta y que se tradujo en el gol visitante.

Los valencianos supieron escudarse en el «central sistema» para frenar la alucinante profundidad andaluza, gracias al esfuerzo mancomunado de Achúcarro, Bancalero y Felo, que se constituían en «pivotes» para que Román, en el ataque, y por su lado izquierdo, y Cabral, combatiendo en el eje de la delantera, se impusieran netamente. De haber existido un mejor alcance de filtración por el lado derecho del ataque sevillano, la férrea defensa forastera, salpicada con tal o cual contragolpes, se hubiese catalogado a la postre en una victoria sevillana por amplio tanteo,

El Valencia, como decimos, se encerró en su área, aunque con una flexibilidad muy relativa, ya que dejando de continuo a Sánchez-Lage en el centro, bien apoyado por el debutante Sol, de vez en cuando atacaban sobre el área andaluza. En realidad, el Valencia hizo el partido que le convenía y gracias a la suerte, los dos defectos apuntados del equipo sevillano (el de la parte derecha) consiguió salvar el trance con un empate que, como decimos, no refleja la realidad de los hechos.